estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

Rapiñan fondos de la Reforma Agraria

Tras dilatar durante dos años el inicio de la audiencia preliminar, los involucrados en la compra fraudulenta de tierras de la firma San Agustín SA en perjuicio del Instituto de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert) han tenido la desfachatez de reclamar su impunidad mediante unas medidas que los agentes fiscales René Fernández y Josefina Aghemo deben rechazar de plano, porque constituyen una verdadera afrenta a la conciencia jurídica y moral de todos los paraguayos. Se recordará que, en vísperas de las últimas elecciones generales, el instituto entonces presidido por Luis Ortigoza pactó con la firma citada la adquisición por 60.000 millones de guaraníes de 5.742 hectáreas de tierras no aptas para la agricultura, pese a que el valor fiscal a ser atendido, según la Ley Nº 662/60, era de solo poco más de mil millones de guaraníes.

Y bien, el acusado Ortigoza reclamó su sobreseimiento definitivo porque no habría existido ningún daño patrimonial (!), como si fuera una insignificancia el hecho de haberse abonado efectivamente 46.884.846.163 guaraníes por unas tierras inútiles para la reforma agraria, que valían solo el 2% de esa suma hasta hoy no recuperada. También pidió que se tenga presente que la vendedora condonó al Indert, bajo la presidencia de Justo Pastor Cárdenas y luego de que actuara el Ministerio Público, el saldo de 12.058.859.610 guaraníes, lo que parece incoherente con su alegato de inocencia y más propio de quien espera una reducción de la condena por la atenuación del perjuicio causado.

Solicitó, asimismo, que presten declaración testifical los coprocesados Víctor Blanco y Mario Echeverría, tasadores del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones, que cohonestaron el precio acordado en uno de los casos de corrupción más escandalosos de los últimos tiempos.

Estos peritos ya reconocieron haber sobrevaluado el predio al solicitar la suspensión condicional del procedimiento a cambio de donar, cada uno de ellos, la suma de 48 millones de guaraníes durante dos años: se trata de una suma ridícula, dado que pretenden librarse del justo castigo mediante un pago apenas superior al 1 por mil del monto pagado en exceso.

El exadministrador de la empresa en cuestión, Arnaldo Jara, que el 6 de abril de 2013 retiró apresuradamente de un banco de plaza la suma abonada por el Indert, fue algo más generoso que los dos tasadores infieles: propuso donar 96 millones de guaraníes durante dos años a cambio de la suspensión condicional del procedimiento, lo que de todos modos resulta absolutamente inaceptable, considerando la gravedad del daño causado al Indert. La escribana Marta Roa, que admitió haber cometido los delitos de producción inmediata de documentos de contenido falso y estafa, solicitó la misma medida, ofreciendo donar solo 72 millones de guaraníes durante dos años, suma que también resulta irrisoria.

Los procesados con el extitular del Indert fueron partícipes necesarios de un despojo que no debe quedar impune, que es lo que implicaría la suspensión condicional del procedimiento. Y, desde luego, la impunidad tampoco debe beneficiar a Ortigoza, el principal responsable de una operación de índole político-financiera que apuntó a conseguir apoyo del Partido Unión Nacional de Ciudadanos Éticos (Unace) para Efraín Alegre, el candidato liberal a la presidencia de la República en las elecciones generales de 2013.

Lisa y llanamente, se compró el apoyo del referido partido al que pertenece el senador Jorge Oviedo Matto, cuyo padre era el dueño mayoritario de la empresa San Agustín. Fue una descarada maniobra, a costa del dinero público, en la que no se tuvo en cuenta en absoluto a los campesinos sin tierra, sino el interés de conseguir los votos de los miembros de un partido. El correligionario Ortigoza habrá recibido las precisas instrucciones de Federico Franco, Blas Llano y Efraín Alegre para que con la mayor premura abonara una suma multimillonaria que fue cobrada un Miércoles Santo. Lo que ocurrió fue que una entidad pública, encargada de impulsar la reforma agraria, fue bastardeada al servicio de un objetivo electoral. Todo se llevó a cabo a tambor batiente, incluso contra un dictamen de la Sindicatura General de Quiebras, a la que el Banco Nacional de Fomento había requerido su opinión.

Los fines del Indert fueron prostituidos al servicio de una candidatura, poniéndose así en evidencia, una vez más, que nuestros políticos no tienen escrúpulos a la hora de valerse de los fondos públicos para enriquecerse o conquistar el poder.

La opinión pública ha repudiado este “fato” y espera que los agentes fiscales intervinientes rechacen decididamente las propuestas indecorosas de los procesados, empezando por la de Luis Ortigoza. La impunidad debe ser erradicada para que alguna vez nos libremos del flagelo de la corrupción, mediante el simple expediente de aplicar el Código Penal a todos los sinvergüenzas que saquean el Estado, mantienen el país en el atraso y luego se benefician con la impunidad para disfrutar de los millones que robaron.

http://www.abc.com.py/edicion-impresa/editorial/rapinan-fondos-de-la-reforma-agraria-1423086.html

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

ÑE’ÊNGA ✓

Ahapáma hese, he’íje karuguápe opa’âva.17/12/17

archivos ✓

estadistas ✓

  • 1,137,674 visitas
Follow Paraguay Péichante ✓ on WordPress.com

Escuchas publicas

El tema que tiene que ver con este escándalo de las escuchas telefónicas que envuelve el tráfico de influencias, que todos presumiamos que existía de manera clara pero nunca de manera tan desembozada y tan elocuente, como el que hemos tenido la oportunidad de poder comprobarlo. Lo que queda ahora es corregir lo que está mal y eso significa que el Congreso debería suspender a González Daher, en sus funciones como representante ante el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, y hacer un planteo severo en torno a la continuidad de esta institución, además de eso tendríamos que escuchar de manera mucho más valiente y objetiva las denuncias de fiscales y de jueces en torno a este tráfico de influencias, denunciando en los casos en los que habían sido sometido a una situación similar, haciendo que la justicia vuelva a ser creíble, y por sobre todo previsible de este país, que tiene una gran deuda con la sociedad en ese campo. Si la sociedad define la democracia como el estado de derecho, es evidente cuando vemos que ella es sujeta de las manipulaciones, tergiversaciones, chantajes y extorsiones, más claras que las que hemos podido comprobar en las últimas horas, nadie puede estar seguro en este país, y es el tiempo de corregir aquello que está mal y ademas de eso se tiene la oportunidad este domingo de castigar aquellos que se han apartado de lo que se espera debería ser la democracia, es el tiempo de los ciudadanos y en ese sentido nos queda ajustar cuentas con aquellos que se han apartado de manera clara y elocuente del mandato que recibieron de parte de nosotros, sus mandantes. (BFB)

Empresas del Estado

Uno de los grandes desafíos que tenemos en el país es indudablemente el encontrar un modelo económico que nos permita centrar la labor del Estado en lo que le corresponde realizar, cuando vemos mucho de las empresas públicas y especialmente en este verano, en que volveremos a padecer las consecuencias de una empresa monopólica como la ANDE, que no puede garantizar un buen servicio, por diferentes razones, se quejaron este año, porque las tarifas estaban fuera del rango que debieran, se incrementaron  esos números, pero no se mejoró el servicio, ahora aparece el argumento de que vienen de varios años de desfinanciamiento y que por lo tanto llevará todavía una buena cantidad de tiempo, ponerse a la altura y exigencias de la demanda de la gente. Pero si vemos también hay otras empresas públicas como el caso de la INC, que compra una nueva planta para procesar clinker y que ha tenido más de cien fallas, en un período de prueba y que podría ser otro gran elefante blanco, adquirido por el estado a las costas de cada uno de los contribuyentes, vemos de que hay algo mucho más profundo y grave en todo esto, el Estado no sabe hacer bien estas cosas y cada vez nos cuesta mucho más mantener a un personal ocioso y además de todo eso manipulado en tiempos electorales para que voten por que se sigan siendo manteniendo las cosas hasta ahora, nos cuestan mucho las empresas monopólicas del Estado, pero por sobre todo no vemos un rol del estado propiamente, incluso en aquellos sectores en donde debería actuar como elemento regulador del mercado. En definitiva tenemos dificultades filosóficas, administrativas y de gestión. (BFB)

A platazo

Es evidente que las campañas sacan lo mejor y lo peor de las personas, algunos demuestran cual es su verdadera concepción con respecto al poder, que es lo que entienden con respecto al de la prensa, a las encuestas, al twitter. La expresión del presidente Cartes de acusar de muchos de los males del país a los periodistas y especialmente aquellos que son críticos a su gobierno, y afirmar en términos bastantes soeces a la labor que cumplen algunos es una demostración de pobreza de espíritu que dominan a varias personas en estas elecciones. También ha sido noticia el hijo de la dip. Perla de Vazquez, exhibiendo dólares sobre una mesa dispuesto a comprar la voluntad de los votantes santanianos en el dia de los comicios, otras expresiones más se dieron en el transcurso de esto que casi siempre rodea a la práctica electoral y que demuestra, reitero, nuestra pobreza cívica, nuestra pobreza moral y nuestra pobreza argumentativa, no somos un país en el que estamos acostumbrados a debatir sus diferencias y a plantear propuestas, somos más bien personas que responden con insultos y agravios, cualquier afirmación que no sea la que uno comparte o tiene como argumento central. En definitiva las cuestiones electorales han vuelto a mostrar lo peor y pocos casos de lo mejor de nuestra sociedad, y varios de los temores que son permanentes en la vida política nacional, la posibilidad de comprar las voluntades de los votantes o de torcer las voluntades de los trabajadores del sector público, que más de 300mil de ellos, casi siempre son carne de cañón en los procesos electorales.   (BFB)

A %d blogueros les gusta esto: