estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

Es necesario usar el poder de los votos para generar cambio

La mayoría de los intendentes no han satisfecho a sus comunidades porque no han respondido a sus expectativas. Incapaces de gestionar el bienestar de la gente e inmersos en la corrupción, defraudaron a los que esperaron que lideraran un proceso de transformación gradual. Si hubiesen administrado con eficacia los medios a su alcance, hoy sus municipios hubieran estado equipados con una razonable infraestructura y contarían con servicios de cierta eficiencia. A pesar de estos resultados, es necesario insistir en que hay que elegir a los más honestos y capaces. En las elecciones municipales, los ciudadanos tienen la magnífica oportunidad de iniciar un proceso de cambio en sus municipios.

Cada vez que se aproximan los comicios municipales para elegir intendentes y concejales en los 250 municipios, se piensa en los atributos que debieran reunir los que van a estar al frente de los mismos por un lapso  de cinco años.

La función principal de los gobiernos locales es liderar el progreso de ciudades y pueblos, logrando que la gente viva en una situación de mayor bienestar. Ello implica que las autoridades estén al servicio de las personas y no que el ejercicio del poder signifique para ellos obtener ventajas personales y apoyar solo a aquellos que comulgan con sus principios políticos.

Para desgracia del país y de cada una de las comunidades a las que les tocó y les toca padecer, los intendentes –ávidos de acrecentar su fortuna personal a cualquier precio e incapaces de ofrecerles calles y avenidas en buen estado, recolección de basura eficiente, transporte público digno, lugares de recreación limpios y seguros, parques y plazas limpios y otros servicios– han resultado un fraude.

El mal ejemplo más notorio en la actualidad, que refleja y sintetiza la actitud de los que están en deuda con sus electores, es el ex intendente de Lambaré, Roberto Cárdenas. Procesado por lesión de confianza en la caída del techo del noveno grado del Colegio Nacional de Lambaré, cuenta en su haber con otras irregularidades en el manejo administrativo de su Comuna.

Muchos otros intendentes no han ganado notoriedad pública, pero basta mirar el ruinoso estado en el que están dejando el territorio que estuvo a su cargo para conocer que los recursos provenientes de los royalties de Itaipú, el Fondo Nacional de Inversión Pública y Desarrollo (Fonacide) y los ingresos provenientes del cobro del impuesto inmobiliario del que a cada municipio –según el artículo 169 de la Constitución– le queda el 70 por ciento de las recaudaciones han sido mal empleados.

En medio de este cuadro de situación, en dos semanas más, se realizarán las elecciones municipales. Es la oportunidad que tiene el ciudadano de ejercer su poder y determinar el curso de la historia de sus distritos.

Hasta ahora, no todos los ciudadanos han utilizado esa capacidad para provocar un cambio positivo. Salvo contadas excepciones, la mayoría de los votantes han repetido elección tras elección la misma historia: llevar a la intendencia a incapaces y corruptos.

No ha servido de mucho que los medios de comunicación denunciaran el mal uso del dinero público ni otras irregularidades cometidas por los que atienden con preferencia sus intereses y los de su entorno político, olvidando que un gobierno local debe beneficiar a todos.

Soplan vientos de cambio. La Universidad Nacional de Asunción (UNA) es su evidencia. Es necesario llevar esa misma actitud a los municipios para provocar transformaciones favorables, demostrando que se tardó en aprender a usar el poder de las urnas, pero que finalmente la meta fue alcanzada.

http://www.ultimahora.com/es-necesario-usar-el-poder-los-votos-generar-cambio-n943010.html

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

Un comentario en “Es necesario usar el poder de los votos para generar cambio

  1. Rejas para el clamor vecinal

    Una noticia relata que una empresa inversora propuso enrejar la plaza de los Héroes en Barrio Trinidad, en compensación al impacto ambiental que provocó su llegada a la zona. Acertados los vecinos, consideran a las rejas migajas para todos los problemas que sufren en los servicios públicos desde que la empresa se instaló en el lugar.

    Podemos decir que este caso forma parte del enjambre de problemas diarios que sufrimos en los barrios de Asunción y otros. El concepto de urbanización no es lo que promete o lo aceptamos –a la fuerza– y tiene que ser pagado por un par de generaciones antes de que se considere bienestar.

    Los dramas del día a día son provocados cuando enormes empresas –todas dicen ser legales– entran a los barrios, es decir, a una comunidad constituida, para conseguir solo su propio beneficio. Respeto cero al ciudadano contribuyente cuando se trata de lucrar. Si, por casualidad, el vecino llega a ver un par de plantitas frente a un enorme local comercial o edificio, sepa que esas palmeritas son “el compromiso social con el entorno del dueño del negocio”, o sea, su retribución. Plantitas cuando en la zona hacen falta infraestructura como refugios para esperar el colectivo.

    Un estudio ambiental es sencillamente un estudio obligatorio que debe hacerse para medir las consecuencias negativas que puede tener la transformación realizada por el ser humano dentro de una comunidad.

    El gigante urbano, del que no escaparemos, requiere muchos “pequeños unidos”, es decir, vecinos organizados para frenar abusos. No tenemos demasiadas experiencias de comisiones vecinales fuertes y temibles que hayan frenado con éxito el incumplimiento de las leyes y normas por parte de los que llegan a ocupar zonas barriales. ¿Las empresas son realmente nuestros vecinos?, ¿se comunican, responden a nuestras inquietudes?

    Las instituciones que tenemos, todavía ancladas en la corrupción, no van a cambiar por sí solas, hay que presionar constantemente, y para eso no hay otro camino que la organización vecinal.

    Cierro con un recuerdo (lamentablemente no fue en Paraguay) de vecinos contra una fábrica que extraía grasa animal. La vida del barrio se había vuelto insoportable por el olor nauseabundo, las ratas, moscas y gusanos, las cañerías tapadas. Yo era todavía una niña, pero recuerdo patentemente las reuniones en secreto que encabezaron las amas de casa, luego se sumaron vecinos de todo oficio y profesión, llegando más de barrios aledaños. Se reunieron todas las semanas, durante aproximadamente un año. Habían conseguido hasta que las autoridades pertinentes fueran a caminar entre la inmundicia de los huesos podridos. El día D salieron en masa para exigir a la empresa que se fuera del barrio, sortearon a los delatores y a la policía que resguardaba “la paz y la tranquilidad”. Fue una manifestación grandiosa. Los dueños literalmente huyeron en sus lujosos autos y no regresaron. Ese día la gente se abrazó feliz en una fiesta popular. Fue una lección que quedó en mi memoria. Juntos por la comunidad, perseverando y limando asperezas (muchas veces tontas) es posible lograr que la Justicia se ponga nuestra camiseta.

    Por Lourdes Peralta

    http://www.abc.com.py/edicion-impresa/opinion/rejas-para-el-clamor-vecinal-1568648.html

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 1 marzo, 2017, 8:43 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

el clima ✓

Click for Asunción, Paraguay Forecast

ÑE’ÊNGA ✓

Ajereparei hese jagua katupyrýicha.23/08/17

Archivos

estadistas ✓

  • 1,079,168 visitas
Follow Paraguay Péichante ✓ on WordPress.com

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

5dias.com.py

5días

A %d blogueros les gusta esto: