estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

¿Domesticados o perturbados?

Para ir ahondado más en los pedidos de los estudiantes y gran parte de la ciudadanía a nuestras autoridades, motivo de la movilización que continúa en varios centros educativos, deseo compartir algunos pensamientos ligados al problema de la calidad educativa.

Desde los años 90 y, sobre todo, luego de la apertura democrática del 89, han sido más frecuentes los planteamientos educativos que apuntan a la calidad. No ha sido poco el esfuerzo –y esto hay que reconocerlo– de los miembros del Consejo de la Reforma Educativa, por ejemplo, que ha intentado trazar un tipo de educación posdictadura que apuntara a la formación de ciudadanos capaces de vivir en armonía consigo mismos, con la naturaleza y con el resto de la sociedad, mediante una educación que promoviera: la educación familiar (sustento social esencial), la educación ambiental (sustento económico viable) y la educación democrática (sustento político).

Desde organismos internacionales, a través de préstamos de cooperación y supervisión técnica, se han ofrecido recetas sobre el cómo avanzar. Pero no se logró encontrar una vía propia para la implementación de los cambios, y eso con todo lo que se invirtió. Salieron a flote los puntos más flojos de nuestra estructura organizacional, injerencia politiquera tóxica y de nuestra poca capacidad de liderazgo y autonomía.

Si revisamos aquellos planes, nos daremos cuenta de que en el fondo los pedidos de los estudiantes hoy siguen el mismo ideal de calidad, pero con el aditivo de la impaciencia propia de quienes acumulamos años de frustraciones por los fracasos y los desperdicios de recursos.

No es consuelo sino de tontos el ver el mal de muchos, pero no se puede negar que la crisis educativa es general. Hay países que están incluso retomando viejas recetas ante sus desafíos, como es el caso de Francia que para mejorar la enseñanza primaria del idioma ha vuelto a implementar el dictado diario, por ejemplo.

Entonces, ¿cómo pasar de esta educación “domesticadora” que trata de volvernos seres “inofensivos” ante el Poder (ver ítem 60 del Evangelii Gaudium del papa Francisco) a una educación liberadora y de calidad? Definitivamente, la emotividad y el descontento actuales solo pueden ser un punto de partida, para avanzar hacia un fin mejor.

Sería triste salir de la Guatemala de la domesticación para entrar a la guatepeor de la perturbación, donde, por el caos, dominen los más fuertes y ganen los pescadores de río revuelto. En vez de enturbiar más las aguas, con mucha crítica pero pocos aportes realistas, sería bueno profundizar y llegar a las raíces del problema educativo. Seguiremos hablando de ello.

Por Carolina Cuenca

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

clima ✓

Click for Asunción, Paraguay Forecast

ÑE’ÊNGA ✓

Mariscador katupyry sarambíma ojapo mokôi bala reheve.21 enero, 2017

Peichante-Py en FB ✓

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

ADN

VIÑETAS ✓

Nicodemus Espinosa

Melki Melgarejo Valiente

Carlos Sosa Sanabria

Yor

A %d blogueros les gusta esto: