estás leyendo...
HA… CHE RETÃ PARAGUAY ✓

Un llamado a la prudencia

El Colegio de Abogados del Paraguay acaba de emitir un severo y oportuno comunicado respecto de la iniciativa planteada por los senadores Fernando Silva Facetti y Enrique Bacchetta por la que se pretende que la Cámara de Senadores confirme en sus cargos, por el período de cinco años, a los ministros de la Corte Suprema de Justicia Luis María Benítez Riera y Gladys Bareiro de Módica.

De acuerdo con el comunicado, la Cámara de Senadores carece de competencia constitucional para confirmar, por sí y ante sí, a los Ministros de la Corte Suprema de Justicia, razón por la cual el Colegio de Abogados considera que la propuesta atenta peligrosamente contra el equilibrio de poderes y constituye un acto arbitrario. Añade el documento que el procedimiento de evaluación pertinente para la confirmación de los ministros de la Corte Suprema de Justicia se halla reservado, de manera exclusiva y excluyente, al Consejo de la Magistratura.

Concluye el documento diciendo que el Colegio de Abogados del Paraguay manifiesta su más profunda preocupación por la iniciativa planteada y exhorta al manejo prudente de la cuestión.

Creo que el documento merece cuatro observaciones puntuales, como mínimo.

Primera observación. El Colegio de Abogados del Paraguay no se equivoca cuando afirma que la Cámara de Senadores carece de competencia constitucional para confirmar en sus cargos, por sí misma, a los ministros de la Corte Suprema de Justicia. Sin embargo, existen antecedentes anómalos en sentido contrario. En efecto, en noviembre de 1999 la Cámara de Senadores dictó la Resolución Nº 421, por la cual confirmó en el ejercicio de sus funciones como ministros de la Corte Suprema de Justicia a cinco miembros de ese tribunal, por un período de cinco años. Una de las anomalías más graves de esa resolución fue que en ella se invocó, como fundamento de la decisión, el artículo 264 de la Constitución, relativo a las atribuciones del Consejo de la Magistratura. Dicho artículo establece expresamente que es atribución exclusiva del Consejo de la Magistratura elaborar las ternas de candidatos para integrar la Corte Suprema de Justicia. No obstante, la Cámara de Senadores confirmó en el cargo a Ministros de la Corte Suprema de Justicia, sin intervención alguna del Consejo de la Magistratura. La anomalía resultó inocultable y aberrante.

Segunda observación. El Colegio de Abogados del Paraguay no advierte debidamente que la Cámara de Senadores designó a los doctores Luis María Benítez Riera y Gladys Bareiro de Módica como ministros de la Corte Suprema de Justicia por el período de cinco años. Así lo establece expresamente la Resolución Nº 558 de fecha 10 de diciembre de 2010 al decir: “Designar a los doctores Luis María Benítez Riera y Gladys Ester Bareiro de Módica como ministros de la Corte Suprema de Justicia, por el período de cinco años, previsto en el artículo 252 y concordantes de la Constitución Nacional, sujeto al acuerdo del Poder Ejecutivo”. Por su parte, el Poder Ejecutivo promulgó el Decreto Nº 5605 de fecha 13 de diciembre de 2010, otorgando el acuerdo constitucional para la designación de los nombrados. Consecuentemente, ninguna duda cabe de que la designación de los ministros fue efectuada por el período de cinco años, contados a partir del acuerdo constitucional otorgado por el Poder Ejecutivo. Este dato no puede ser ignorado y resulta particularmente importante.

Tercera observación. El Colegio de Abogados del Paraguay sostiene con razón que los ministros de la Corte Suprema de Justicia solo pueden ser removidos por juicio político y que cesan en el cargo a la edad de setenta y cinco años. Desde luego, esta afirmación es incontrovertible, de acuerdo con nuestro régimen constitucional. Debo decir, sin embargo, que nada tiene que ver el mecanismo de remoción ni la edad de cesación en el cargo con la duración del mandato de los ministros de la Corte Suprema de Justicia. En el derecho constitucional comparado es muy común encontrar reglas que determinan, simultáneamente, la duración del mandato, el mecanismo de remoción y la forma de cesación de los miembros de las Cortes Supremas. También es muy común encontrar plazos específicos de duración de los mandatos de los miembros de las Cortes Supremas, junto con diferentes fórmulas de reelegibilidad. En América Latina, así ocurre, por ejemplo, en Bolivia, Colombia, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá y Uruguay. En Bolivia el mandato de los miembros de la Corte Suprema de Justicia es de seis años y pueden ser reelectos; en Colombia el mandato es de ocho años y no pueden ser reelectos; en Costa Rica el mandato es de ocho años y pueden ser reelectos; en Ecuador el mandato es de nueve años y no pueden ser reelectos; en El Salvador el mandato es de nueve años y pueden ser reelectos; en Guatemala el mandato es de cinco años y pueden ser reelectos; en Honduras el mandato es de siete años y pueden ser reelectos; en México el mandato es de quince años y no pueden ser reelectos; en Nicaragua el mandato es de cinco años y no pueden ser reelectos; en Panamá el mandato es de diez años y no pueden ser reelectos; en Uruguay el mandato es de diez años y no pueden ser reelectos sin que medien cinco años entre el cese y la reelección. Esta mención detallada muestra que el ideal de independencia judicial al que muchos aspiramos puede perseguirse con distintos diseños constitucionales y que el pretendido semivitaliciado de los ministros de la Corte Suprema de Justicia es apenas una rara excepción, solo consagrada con variantes significativas en Argentina, Brasil y Chile.

Cuarta observación. El Colegio de Abogados del Paraguay tiene razón cuando exige prudencia política en la resolución del problema planteado.

En verdad, se necesita mucha, mucha prudencia.

http://www.abc.com.py/edicion-impresa/opinion/un-llamado-a-la-prudencia-1418239.html

Por Daniel Mendonca

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

clima ✓

Click for Asunción, Paraguay Forecast

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

ADN

5días

Como dijo… ✓

@JavierSanchezPy En el oficialismo colorado no hay "plan B". Dicen que el cartismo está 100% seguro q sale la enmienda y no hay otro candidato que no sea HC
‏@MilvaGauto Si el Fundador del Foro Económico Mundial destacó el crecimiento será para la exportación, que bueno!Pero de manera interna es otra historia
@Juanctpy Chulinita los perfiles falsos operando por políticos y de paso descargando frustración acumulada del pagado por teclear. Dale, descargate ;)
@lacostasoy Algunas irregularidades en planillas por la reelección es consecuencia de la estupidez de quien lleva más firmas. Una competencia argel.
@claririquelme1 Un colorado nunca muere, firma desde el cielo.
@GianniJew Etiqueta básica de caja de supermercado es retirar tu carrito cuando terminas de sacar tus cosas señoraaaaa
@fwrt_ Si la lectura comprensiva se vuelve alguna vez indispensable para vivir, los paraguayos morimos.
‏@oslovera El EPP es mbatara por naturaleza según la hipótesis de muchos por acá. A cuántos gobiernos ayudo distrayendo, según la boba teoría?
‏@claucarol90 Hay irregularidades en las planillas pro reelección y aparece el EPP dejando prueba de vida de Franz... Desvío de atención dónde? 👀
@Car_Lo_Ti_Ta Justo hoy, justo después de que los muertos voten, aparece el EPP qué coincidencia verdad amigos?
@luchoalvaren Mas falsa que la lista por la enmienda inconstitucional de HC y la pileta pais para nadar en dolares de Santi. Eso nomás quería decir.
@Silporfavor Licenciatura en análisis de planillas, próxima carrera a ser habilitada por del MEC
@ebritezpy Lo que al Vaticano le lleva años y décadas confirmar, al Partido Colorado le costó apenas días: hacer el milagro de que los muertos firmen.
‏@RodrigoHoudin El seccionalero que fue presionado, para conseguir firmas, será quien deba responder por la falsificación en planillas y no los promotores.
@MRehnfeldt Estamos riéndonos de planillas y Fiscalía riendose de nosotros. Adulteración y falsificación deberían estar siendo investigados de oficio!
@Santiagasu Creo que si falsifico la firma de un político, para pedir un crédito aunque sea de G. 10 mil, me van a condenar de por vida en Guantánamo. Pongo mi firma -entiéndase el chiste- de que no habrá ninguna condena importante por la falsificación de firmas.
@jtorresromero Oposición pide ver firmas. Con esto legitiman la enmienda. Si es Inconstitucional como dicen, no deberían ni siquiera verlas. O sea?
@andrescolman Quien consiga enmendar las metidas de pata de los pro enmienda buen enmendador será 😄
@BernardoFarina Una persona educada tiene la capacidad de distinguir lo justo de lo injusto. Por eso la educación no es prioridad para nuestros políticos.
‏@chiqui_avalos Segun informe de la CIA, Andres Rodriguez en 1985 fue acusado por narcotrafico. Después se volvio Presidente.La historia se copia a si misma?
@MafeCarrascal Cuando la corrupción en la empresa privada envuelve dineros del Estado deja de ser privada para convertirse en pública, nos interesa a todos
‏@CarlosGomezPy TSJE no puede controlar firmas, planillas auto-completadas, y además ¿usan padrón desactualizado para controlar a la ANR? QUE JODA!

A %d blogueros les gusta esto: