estás leyendo...
País

La desidia de la ANDE puso en peligro vidas humanas

La ANDE nunca tomó en serio que la bomba de tiempo que había depositado en San Lorenzo alguna vez podía estallar. Su irresponsabilidad pudo haber provocado una catástrofe. El criterio de los que tomaban y toman decisiones no consideró que para cualquier empresa –pública o no– la seguridad del entorno de su depósito tiene que ser absoluta. No cumplió las recomendaciones de la Secretaría del Ambiente (Seam) y siguió manteniendo al aire libre material tóxico nocivo para las personas y la naturaleza. Es pertinente, por lo tanto, que el Ministerio Público investigue para conocer quiénes son los que expusieron al peligro a una comunidad y castigarlos.

Si la ANDE hubiera sido un celoso administrador del bien público y cuidadoso guardián de la seguridad de las personas, nunca hubiera tenido un depósito de transformadores en desuso con aceites tóxicos en medio de la populosa comunidad de Laurelty (San Lorenzo).

El principio de racionalidad establece que la mejor manera de prevenir desastres es ubicarse en áreas alejadas del contacto con las personas. Ya que ese criterio no fue utilizado, la opción era cumplir a rajatabla y en el menor tiempo posible las recomendaciones del organismo ambiental técnico, la Seam, para reducir al mínimo las posibilidades de una tragedia.

La ANDE tenía en su propiedad 20.000 transformadores sacados de circulación. De los mismos, solo fueron peritados el 30 por ciento, es decir 6.000. Entre estos, se comprobó que el 6 por ciento, alrededor de 450, constituyen un peligro real, porque el aceite que contienen sobrepasa los niveles de toxicidad establecidos.

Se puede pensar entonces que entre los 14.000 transformadores que están al aire libre, en el suelo, 1.200 pueden ser potencialmente peligrosos por la sustancia nociva que contienen.

Cuando la ANDE solicitó a la Seam la licencia ambiental, la respuesta fue un sí condicionado a que sacaran de la intemperie los aparatos con un volumen de aceite que excedían los valores normales para estos casos. La institución que administra el servicio de electricidad cumplió solo en parte la recomendación porque únicamente había puesto bajo techo, en un galpón, los 450 que habían formado parte del lote de los 6.000 revisados.

El presidente de la ANDE, Víctor Romero, admitió tácitamente la irresponsabilidad de la institución al indicar que los 14.000 transformadores todavía no fueron sometidos al estudio requerido y al señalar que, como mínimo, para que el derramamiento de aceite entre en combustión necesita un mínimo de 160 grados de calor. Ello implica que el riesgo era real.

Por otro lado, la hipótesis de que el incendio pudo haber sido provocado no atenúa la responsabilidad institucional. Al contrario, incrementa su grado de desidia, porque tuvo que haber tomado todos los recaudos necesarios para que el material tóxico estuviese al menos protegido al máximo contra circunstancias externas que pudiesen provocar un cambio de estado de los componentes químicos de la sustancia puesta en la mira.

Lo que se deduce de las palabras de la máxima autoridad de la ANDE es que esta institución expuso al peligro a la población por no haber tomado los recaudos necesarios para impedir lo que sucedió.

Ante esta situación, es necesario que el Ministerio Público investigue a fondo el hecho, establezca las responsabilidades de las autoridades del ente público y lleve a juicio a los que con su indolencia estuvieron a punto de provocar un desastre.

http://www.ultimahora.com/la-desidia-la-ande-puso-peligro-vidas-humanas-n939276.html

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

15 comentarios en “La desidia de la ANDE puso en peligro vidas humanas

  1. La provisión de agua
    08 Feb 2017

    De las grandes necesidades que tienen las ciudades modernas, el suministro de energía y la provisión de agua son de las más esenciales para la población urbanizada. Esta sentencia cobra fuerza en países en desarrollo como el nuestro donde durante décadas se ha soportado la infraestructura precaria y poca inversión para estas dos áreas sociales muy sensibles.

    Esta clase de inconvenientes en los servicios básicos es inaudito en países del primer mundo, donde solo una contingencia de enorme envergadura o un atentado es capaz de provocar apagones o la falta de agua.

    En Paraguay, el problema del corte de energía eléctrica suele ir asociado a otros inconvenientes, siendo la carencia de provisión de agua la más complicada y que provoca las justificadas quejas de la ciudadanía.

    La actual gestión de la Administración Nacional de Electricidad (Ande) ha puesto empeño y ha dedicado inversiones para mitigar los cortes del suministro, que muchas veces están vinculados a la carencia de un sistema de distribución acorde, en la mayoría de los casos, pero también –tal como ha sucedido últimamente– a casos de sabotaje, que perjudican a miles de usuarios, tanto del servicio de energía eléctrica como del agua potable.

    Aunque la Ande ha logrado mejorar su servicio y reducir parcialmente los apagones no vinculados a incidentes climatológicos, ya que las fuertes tormentas terminan dañando al sistema eléctrico local, los cortes siguen ocurriendo ocasionalmente y otra empresa estatal, en este caso, la Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay (Essap), es una de las más afectadas por estos cortes.

    Para ayudar a cumplir con el propósito de su misión, proveer agua a la población, el titular de esta repartición estatal, Ludovico Sarubbi, realizó esta semana un importante anuncio que se suma a otros que viene desplegando la aguatera estatal en cuanto a servicios sanitarios.

    Con el fin de asegurar el abastecimiento del líquido vital, la empresa estatal adquirirá más aparatos generadores que serán instalados en las plantas de tratamiento de agua potable, de tal suerte que cuando se produzca un eventual corte de luz, la población no se quede sin agua.

    De esta manera, localidades tan importantes del interior, como Pilar (en el sur) y Concepción (en el norte), ya cuentan con sus propios generadores de energía que facilitan enormemente el servicio para los usuarios de estas ciudades, que de esta manera respiran aliviados.

    El anuncio es muy importante, ya que representa no solamente una acción concreta ante una contingencia desfavorable, es decir, la falta de luz, con una inversión que hará la entidad estatal, sino cobra fuerza también porque se busca dar respuesta a un largo clamor ciudadano: no quedarse sin agua.

    El anuncio es muy importante, ya que representa no solamente una acción concreta ante una contingencia desfavorable, es decir, la falta de luz, con una inversión que hará la entidad estatal, sino cobra fuerza también porque se busca dar respuesta a un largo clamor ciudadano: no quedarse sin agua cuando se produzcan apagones, y en especial en días de intenso calor como los vividos en nuestro país en cada verano.

    Una situación ideal sería invertir más recursos para mejorar el sistema de distribución de la empresa eléctrica estatal, volver confiable a este sistema que en muchas zonas es incluso obsoleta. Pero las inversiones no han llegado. Los sucesivos gobiernos no han tenido la suficiente visión o se han impregnado de oportunismo político o de apatía para dar soluciones eficientes, y a pesar de tener un superávit de generación de energía limpia, gracias al enorme potencial hidroeléctrico de nuestro país, el usuario se ha visto privado de un servicio digno.

    Aunque las soluciones reales –de fondo o estructurales– implican millones y millones de dólares de inversión (la Ande calcula que para tener un sistema de distribución decoroso y eficiente en la próxima década se deben destinar más de 250 millones de dólares por año), este tipo de medidas pone de relieve que hay planes alternativos que se llevan adelante, a pesar de los onerosos costos que implica adecuar un sistema a prueba de fallas.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 8 febrero, 2017, 9:23 am
  2. ANDE debe llevar adelante su plan de inversiones sin contratiempos

    Apenas comenzada la parte “dura” del verano, con temperaturas extremas, volvieron los molestososa cortes en el suministro energético de la ANDE, en gran parte del país. Recordemos que el acceso a energía eléctrica en cantidad y calidad es un factor determinante del bienestar de la población y del crecimiento económico. Es impensable pretender avanzar hacia mayores niveles de desarrollo en un país en el que los cortes de luz se suceden sistemáticamente.
    La estatal posee un plan de Inversiones elaborado para el periodo 2014-2023. Este plan contempla las necesidades financieras en las áreas de generación, transmisión y distribución, tanto a corto (2014-2018) como a mediano plazo (2018-2023). Si bien la inversión total proyectada para el periodo completo supera los USD 5.000 millones, la ANDE ya cuenta con importantes fondos provenientes de diferentes fuentes como préstamos de instituciones internacionales y bonos soberanos. Sin embargo, es mínima la ejecución de estos fondos ya disponibles, atentando contra el cumplimiento del referido plan.
    La baja ejecución financiera y física de las obras planificadas ya tiene como consecuencia cortes energéticos persistentes y de muchas horas, lo que genera el descontento ciudadano y la pérdida de productividad económica.
    La situación empeora si consideramos que Paraguay es uno de los países más ricos en energía eléctrica y que incluso es exportador. No es posible justificar la situación actual en que tormentas leves o picos de calor ocasionen cortes de luz. Menos argumentos hay a tal ineficacia estatal atendiendo a que existen recursos, pero no se ejecutan en tiempo y forma.
    Es realmente vergonzoso que existiendo las condiciones para iniciar la transformación estructural, la justificación se centre en problemas burocráticos derivados del sistema de contrataciones públicas. De ninguna manera una autoridad puede asumir que su institución está paralizada por problemas de gestión pública.
    ¿Quién más que la autoridad para impulsar un debate acerca de cuáles son los problemas y cuáles las soluciones?. El Poder Ejecutivo tiene potestades suficientes para diseñar una política, en este caso la ANDE debe implementarla y si es necesario recurrir al Poder Legislativo solicitando los cambios necesarios a la ley si la misma retrasa los procesos.
    De ninguna manera esto significa flexibilizar las normas y que ello conlleve fallas de mercado, discrecionalidad de la autoridad o prácticas clientelistas. El país requiere mejorar su marco jurídico e institucional para las contrataciones públicas. Si la ANDE considera que en el contexto actual no es posible cumplir su plan, lo lógico sería que plantee los cambios y se discuta de manera inteligente la pertinencia y necesidad de los mismos.
    El objetivo final deberá ser mejorar el acceso y calidad de la energía eléctrica con inversiones eficientes, eliminando cualquier posibilidad de corrupción, clientelismo, conflicto de intereses o negocios de dudosa legalidad. La ciudadanía merece calidad de vida y la economía mayor productividad para transitar hacia el desarrollo.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 8 enero, 2017, 9:08 pm
  3. El infierno paraguayo
    27 diciembre, 2016
    Por Carlos Franco

    Luego de una extensa jornada laboral me acosté en mi cama con la intención de dormir y descansar. Pero la ANDE tenía otros planes para mí. Cerca de las dos de la madrugada, los mosquitos se pegaron un banquete con mi cara. Desperté empapado de sudor y me percaté de que el acondicionador de aire estaba apagado, apreté un par de veces el interruptor de la luz, pero no pasaba nada y me di cuenta de que una vez más se cortó la energía eléctrica.

    Sofocado por el calor y todavía muy cansado, se me pasaron por la mente miles de maldiciones, propias de una persona con mucho sueño. Tuve que levantarme de la cama a tomar un poco de aire, me di una ducha y salí al patio de mi casa. Todo el barrio estaba en la misma situación. Un vecino me dijo que ya había pasado una hora del apagón y que las líneas de reclamo de la ANDE estaban saturadas.

    Con mucha rabia e impotencia me senté en un sillón a esperar que la energía eléctrica volviera y así poder dormir. Pasaron las horas y nada, la situación se tornó desesperante, ya que necesitaba descansar porque solo algunas horas después tenía muchas obligaciones que cumplir.

    Cerca de las cinco de la madrugada, faltando poco para que amanezca, volvió la luz y pude descansar, al igual que todo el vecindario e imagino que miles de usuarios en todo el país. Calvarios como lo relatado es una de las tantas experiencias que sufrimos los paraguayos, soportando el pésimo servicio de la ANDE.

    La situación empeora cada año, los apagones veraniegos ocurren prácticamente a diario, convirtiendo a nuestro país en un infierno. A los usuarios que pagamos las facturas no nos importa que las administraciones anteriores se robaron todo el dinero, que el sistema de distribución sea obsoleto, que los transformadores se quemen todo el tiempo u alguna otra gastada excusa.

    Autoridades de la ANDE: los usuarios no les pedimos un milagro navideño, tampoco un regalo anticipado por el día de los Reyes Magos, solo exigimos que hagan lo que tengan que hacer para brindarnos el servicio por el cual estamos pagando, cada mes, un altísimo costo.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 27 diciembre, 2016, 8:25 am
  4. En el país de los apagones

    Ya casi nos hemos acostumbrado a la paradoja de que Paraguay sea el país de los apagones, cuando tiene dos de las represas más grandes del planeta y por tanto más kilovatios por habitante que ningún país del mundo; pero el problema es mucho más grave que la molestia, tan habitual y desesperante, de quedarse sin servicio eléctrico cada dos por tres.
    Leo, en un detallado informe del periodista Cristian Cantero, que este ha sido el mejor año para la producción de electricidad y que, para aprovechar la creciente del río, se sobrepasó la cota máxima de la represa de Yacyretá. Leo también que la sobreproducción benefició fundamentalmente a Argentina y, de rebote, a Brasil; pero en cambio el aumento excesivo de la cota de agua perjudicó a varias poblaciones ribereñas paraguayas.

    Todo esto me recuerda que unos días atrás el presidente de la Cámara de Anunciantes del Paraguay, Carlos Jorge Biedermann, afirmó: “La ANDE, así como está hoy, se ha convertido en el principal inhibidor para hacer, mantener o atraer inversiones al Paraguay”. Efectivamente, para atraer inversores, el país ofrece una energía que tiene, pero que es incapaz de administrar y proveer con solvencia.

    La ANDE, cuyas autoridades vienen culpando por décadas a las “administraciones anteriores” de la desastrosa distribución, es, por supuesto, parte fundamental del problema; pero no es, ni mucho menos, la única institución que tiene, valga la ironía, “la responsabilidad de tamaña irresponsabilidad”.

    Desde el “pecado original” de unos tratados infames, que dejaron al país inerme ante Brasil y Argentina, pasando por la incapacidad o la falta de ganas de controlar las administraciones de Itaipú y Yacyretá, que no rinden cuentas ni a la Contraloría ni al Congreso Nacional.

    Desde la bien conocida tendencia a utilizar los cargos decisivos para acomodar parientes y “chongos” o comprar voluntades y pagar favores políticos, hasta la inhabilidad diplomática para negociar condiciones más equitativas para el reparto y pago de la energía con nuestros socios.

    Todo ello contribuye a la desgraciada paradoja de que Paraguay sea, en materia de energía eléctrica, como Tántalo, aquel personaje de la mitología griega que, rodeado de manjares que no podía alcanzar, moría de hambre. Somos potentados hidroeléctricos, pero nos alumbramos con velas.

    Para variar, nos encontramos ante la misma retroalimentación infame, constituida por la corrupción y la ineficiencia, que encontramos en la educación y en la salud, en la obra pública y en el cuidado y defensa de los recursos naturales. Es esa confluencia de corrupción e incapacidad de la gestión la que hace del Paraguay un país de apagones, cuando tenemos más electricidad por habitante que ningún otro país del mundo.

    No hace falta ser un especialista para saber que, hace años, el país debería tener una gran política energética de Estado; pero en realidad carecemos, desde hace décadas y hasta el día de hoy, inclusive, de sencillas estrategias de gobierno.

    “¡No hay recursos!”, “¡Somos pobres!”, nos dicen desde el poder cuando se señalan las carencias y problemas que enfrenta el país; pero cuando los recursos sobran, como la electricidad, los resultados son igualmente desastrosos.

    Si nuestras instituciones no son capaces de gestionar y administrar ni siquiera con mediana solvencia la abundancia de un bien tan preciado y valioso, ¿cómo pretenden que creamos que son capaces de hacer frente a la escasez, a los problemas sociales, a la pobreza o a las deficiencias de salud y educación?

    Vivimos en el país de los apagones, amigo lector, y cada vez que se apaguen las luces de su casa, de su barrio o, más aún, de su ciudad entera, debe recordar que también se está produciendo un apagón en el camino del Paraguay hacia un futuro mejor.

    Por Rolando Niella

    http://www.abc.com.py/edicion-impresa/opinion/en-el-pais-de-los-apagones-1537210.html

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 16 noviembre, 2016, 10:29 am
  5. La ANDE, dos perlas

    Días atrás fui al local de cobranzas ubicado sobre la avenida Boggiani. Como noté, desde la calle, que la fila para pagar era larga, me encaminé a la caja para automovilistas que estaba sin clientes. Vano intento. El guardia me ”rajó” del lugar con el único argumento que conoce: prohibido. No bastó que le mostrara la factura ni la ausencia de autos en la caja. Su inefable “prohibido” resultaba inamovible.

    Lo sucedido nos da motivos para pensar que el Dr. Cecilio Báez tenía razón al opinar del paraguayo lo que usted ya sabe, y que no me animo a repetir, por las dudas. Si existen tres cajas saturadas y otra está ociosa, ¿qué importa que el pagante llegue a pie, en skate o monopatín. Si se habilita una comodidad extra para clientes motorizados, ¿por qué no pueden aprovecharla los peatones cuando se presenta la ocasión?

    La otra perla, nada cretina pero sí ladina, está en la facturación. Si el número de moradores de su casa disminuye grandemente, no crea que por eso su cuenta “de luz” será menor. No, porque la ANDE calcula el valor del consumo mínimo con base en la capacidad instalada de la vivienda y factura el no consumo bajo el rubro “Dif consumo mínimo”, más el 10% de IVA. Es como si usted mandara cargar 20 litros de combustible en su auto y le cobran 50 porque esta es la capacidad del tanque. ¿Le parece justo?

    Una institución tan útil, tan necesaria, tan cara a nuestros sentimientos, no debería ser cara a nuestros bolsillos por recurrir a procedimientos miserables para recaudar. Su método pokarê invalida toda su prédica de consumir con moderación, pues resulta que la recomendación solo busca que el usuario gaste menos energía y que la ANDE siga cobrando igual.

    Y no nos salgan con el cuento de que hay que reservar energía de Itaipú, que eso se calcula con base al consumo total del país y no casa por casa. Nos parece razonable un precio de 10.000 o 15.000 como mínimo fijo, por ejemplo, pero 40.000, también como ejemplo, ya es un robo con ropaje técnico.

    Que otros países abusen de nuestras debilidades es explicable; que nuestras propias instituciones paraguayas nos “jodan”, es imperdonable.

    Víctor Manuel Ruiz Díaz

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 2 noviembre, 2016, 5:41 am
  6. Imputan a electricista, empresaria y autoridades municipales por electrocución
    La fiscalía imputo al electricista Jorge Daniel Ramírez Russo por homicidio culposo y actividades peligrosas en la construcción, en la causa abierta sobre la muerte por electrocución de Sara Amapola Insfran. La imputación se extiende a la propietaria de la empresa Lainuz SA, Carmen Carolina Fernández Peralta y a los arquitectos Pedro Duarte y Beatriz Maidana, directores de Area Urbana y División de Obras, respectivamente, en la Municipalidad de Ciudad del Este.

    Irregularidades en las obras. Recordamos que Sarita sufrió una electrocución el 3 de enero pasado, en horas de la tarde, al pisar un cable desprotegido mientras jugaba en la plaza Agustín Van Aaken, de dicha localidad. La joven víctima falleció tras dos semanas de agonía en el hospital a causa de las complicaciones de las heridas internas. La fiscalía se percató de las irregularidades entre las obras realizadas y lo estipulado en el pliego de bases de la adjudicación. Por su parte técnicos de la ANDE pudieron constatar el serio peligro que presentaban las instalaciones por el incumplimiento de los cuidados establecidos para sistemas eléctricos en espacios públicos.

    Condiciones indispensables para garantizar la seguridad. Como se sabe, una instalación eléctrica segura debe cumplir de tres requisitos indispensables: primero un buen proyecto, segundo la utilización de materiales de buena calidad y tercero, contar con profesionales competentes. El Electricista Ramírez cuenta actualmente con medidas alternativas a la prisión y dos meses de plazo para la presentación del requerimiento conclusivo, otorgado por el juzgado. La justicia investiga y determinará los responsables, pero al parecer “será el electricista el que pagará los platos rotos a consecuencia de esta muerte, aunque evidentemente exista una cadena de responsabilidades.

    Contratista se defiende. Ever Vera Barrientos, representante legal de Lainuz SA sostuvo que la precaria instalación eléctrica en el sector donde la niña Sara Insfrán se electrocutó, fue montada por los electricistas de la Municipalidad local y no por los operarios de la firma que representa.

    Versión de la ANDE. La comuna esteña había entregó a la empresa adjudicada, Lainuz SA, la suma de G. 635 millones el año pasado, para la realización de las obras. La empresa contratista debían utilizar materiales eléctricos de “primera calidad y cumplir con las especificaciones técnicas demandadas”, pero según el informe de la ANDE, las instalaciones eléctricas no respetaron las reglas generales de la construcción.

    Abaratar costos. Una realidad que se da con mucha frecuencia es el hecho de abaratar costos para ganar más o querer terminar más rápido, se hacen los trabajos de forma desprolijas utilizando materiales de pésima calidad, sin mediar las consecuencias de esa actitud.

    Sirva de ejemplo para los técnicos electricistas. El lamentable acontecimiento, que costó la vida de una niña inocente, debe dejar un precedente y servir de ejemplo a los electricistas, para que no se expongan más a estas situaciones lamentables. Ojalá este hecho sirva de lección a los técnicos electricistas, a las empresas contratistas, a los que suelen firman proyectos de instalaciones eléctricas sin realizar el control de la ejecución, y también a las municipalidades, que deberían contar de su departamento de fiscalización de instalaciones eléctricas, dando énfasis a lugares públicos.

    Urge Ley de Seguridad Eléctrica. En nuestro país, la muerte por electrocución e incendios por causa de cortocircuito, se han tornados muy frecuentes, y ocurren mayormente por culpa de instalaciones eléctricas inseguras y deficientes. La Ley de Seguridad en Instalaciones, aprobada por Diputados, y que será tratado en Senadores, busca precisamente garantizar la utilización de materiales eléctricos adecuados, la ejecución de las obras por parte de técnicos electricistas calificados y la fiscalización de los municipios.

    Ramón Montanía Fernández
    Mundo de la Electricidad

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 11 julio, 2016, 7:41 am
  7. En la ANDE “los ratones cuidan el queso”
    Según publicaciones periodísticas “una auditoría interna del área de Gestión de Pérdidas de la Administración Nacional de Electricidad (ANDE) permitió detectar la sustracción de 115.000 metros de cables, estimados en G. 1.520 millones. El funcionario responsable renunció al conocerse el hecho”.
    Como se sabe, la ANDE pierde energía eléctrica el equivalente al suministro de Yacyretá más Acaray.
    Los funcionarios responsables en disminuir tamaña perdida de energía eléctrica, que representaría más de 120 millones de dólares al año de desperdicio para la empresa, no detectaron el robo en su narices de “115.000 metros de cables, estimados en G. 1.520 millones”.
    La auditora interna de la ANDE hizo su trabajo, como debe ser; detecto el robo y denuncio a la fiscalía, donde el hecho punible sigue “durmiendo” desde el año pasado.
    La corrupción y la impunidad en la ANDE, y en otras reparticiones del estado, seguirá latente, mientras la justicia cobarde siga sin castigar a los sinvergüenzas.
    Otro hecho que llama la atención es que los sindicatos de la ANDE; SITRANDE, UIA y APROANDE siempre se manifiestan públicamente, antes cualquier medidas o hechos que puedan afectar los beneficios de sus asociados, sin embargo se mantienen en silencio antes el tremendo robo a la empresa, donde estarían involucrados sus propios funcionarios.
    Evidentemente en la ANDE “los ratones cuidan el queso”.

    Ing. Ramón Montanía Fernandez
    Director “Mundo de la Electricidad”

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 15 mayo, 2016, 6:56 pm
  8. Es hora de dar respuestas a los usuarios de la ANDE

    Desde hace dos años se viene hablando del plan de inversiones 2014/2023 de la ANDE. Gran parte de la eficiencia que la ciudadanía reclama depende de dicho plan, pero el gran obstáculo sigue siendo el costo: de USD 5.394 millones, la entidad solo tiene asegurados cerca de 1.000 millones, producto principalmente de fuentes externas de financiamiento. El Estado aún no sabe cómo generar el dinero que hace falta para cumplir con las obras de generación, transmisión y distribución de energía. Ya no se puede seguir repitiendo que la falta de inversión de los últimos 20 años es la causa. La ciudadanía reclama un servicio eficiente que no se interrumpa por una tormenta o el excesivo calor.

    La Administración Nacional de Electricidad (ANDE) tiene serias dificultades para proveer energía eléctrica durante el verano a sus usuarios. A lo largo y ancho del país podemos contar con las explosiones de los transformadores por la sobrecarga en horas pico: el cambio climático calienta cada vez más el planeta, las personas necesitan refrigerar más sus ambientes con aparatos que consumen energía y así se forma esta bola de nieve. Pero también podemos contar con apagones, si se levanta un viento un poco fuerte, si hay tormentas o llueve mucho. Lo que equivale a decir que nuestra provisión de energía depende de cuánto calor haga o de dónde y qué tan fuerte soplen los vientos.

    Hasta el hartazgo se ha dicho y repetido que no ha habido inversión en los últimos 20 años. La explicación se reproduce en declaraciones de cada presidente que asume la entidad, y en cada gobierno, sin importar el signo ideológico.

    Tanto esa excusa como los pedidos de disculpas ya no satisfacen a la ciudadanía. La ANDE, con un total de 5.520 funcionarios y un presupuesto de 1.237 millones de dólares para este año, debe dejar de escudarse en lo que antes no se hizo.

    Si bien es conocido el plan de inversiones 2014-2023, según el cual solamente el sistema de distribución, que es el más frágil, requiere casi USD 2.050 millones; y que el Departamento Central es el que demanda el 76% de las inversiones, la entidad no se debe dormir sobre ningún laurel, y debe presionar para que el Gobierno central encuentre la manera de financiar el plan que hará posible que los usuarios reciban un servicio decente.

    La ANDE también puede hacer un mejor trabajo en cuanto al control de las fugas de energía que tiene; esto, en forma de conexiones clandestinas, fallas técnicas y errores administrativos.

    Según un reporte de noviembre del año pasado, el índice de pérdidas es de 25,52%, lo que significa más de USD 12.000.000 al mes y se traduce en un faltante de ingresos superior a los USD 153 millones anuales.

    Si a ese monto se le suman los clientes morosos que adeudan más de USD 135 millones –USD 69,3 millones deben los usuarios particulares y USD 66,1 millones es la cuenta de las instituciones del Estado–, se tiene una buena suma que debería estar siendo invertida en las soluciones que requiere la infraestructura de la ANDE.

    Los problemas de la administración ya han sido detectados, de modo que ahora se puede pasar a concretar los planes para dar respuestas a los miles de usuarios. Si Paraguay produce energía limpia y abundante, los paraguayos se merecen poder recibir un servicio más eficiente.

    http://www.ultimahora.com/es-hora-dar-respuestas-los-usuarios-la-ande-n987963.html

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 5 mayo, 2016, 8:18 am
  9. No era solamente la linea de 500kv

    Esta temporada estival vino muy mal barajada en materia de energía eléctrica para el país, primero fue el incendio de la subestatica de la ANDE de San Lorenzo, incluido el riesgo del contagio con Askarel, que mantuvo por casi una semana sin energía eléctrica a esta ciudad y sus alrededores, después el tema de las inundaciones y las situaciones penosas de muertes provocadas por la insensatez de la gente que no quería que se cortara aun el suministro de energía cuando las inundaciones anegaban totalmente la zona y ya la cordura y el sentido común presagiaban lo que podía acontecer, la muerte de algunos desaprensivos vecinos de las zonas damnificadas por la crecida del río Paraguay.

    Ahora el drama se trasladó a la ciudad de Lambaré donde ael viernes de la semana pasada un pavoroso incendio en la subestatica de la ANDE , dejo sin luz a 80 mil familias de la comunidad, lo que tuvieron que soportar la noche del viernes y madrugada del sábado los rigores de una altísima temperatura, sin la posibilidad de apaciguar el calor con el soplo de un ventilador y el lengüetazo de brisa suave de los acondicionadores de aire, en una noche que puede considerarse infernal para los lambareños, situación que duró todo el día viernes y la madrugada del sábado en algunos casos, reestableciéndose de a poco la provisión aun con pequeños cortes y guiños comprensibles por los grandes daños ocasionados.

    Aparte la altísimo temperatura que rebasó todos los límites imaginable de calor, provocó que en todo el verano los cortes y pestañeos con riesgo de daños para los electrodomésticos ha sido la constante, por lo que finalmente debemos coincidir que no era la línea de transmisión de 500 Kv, el único problema para las deficiencias apuntadas al sistema de provisión de energías, esta visto que a esto debemos sumar muchos otros factores para que finalmente el servicio sea optimo, desde el momento que contamos de forma compartida con nuestros vecinos Argentina y Brasil de dos represas hidroeléctricas con una buena producción energética.

    Mucho se habla de la ANDE y su ineficiencia, sin embargo justo es reconocer la tarea del personal técnico de esta institución para reestablecer el servicio. Así fue posible observar como hombres y maquinas trabajaban denodadamente en Lambaré en una ciclópea tarea, aun en horas de la noche y la madrugada para reponer el fluido, en medio de los riesgos que genera trabajar en estas condiciones extremas en el sitio devastado por el incendio.

    Claro se podrá decir que estos siniestros se dan por la falta de mantenimiento y la sobrecarga de los equipos exigidos al máximo por el alto consumo local que sobrepasa la capacidad de respuesta de los equipos, pero esto no es problema del personal técnico que se juega la vida en su vocación de entrega para reponer el servicio, lo otro es política del gobierno y las autoridades del ente en el que no tiene parte el personal técnico.

    Andrés Granje

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 16 febrero, 2016, 9:34 am
  10. ¿Qué hicimos de malo los lambareños?

    Con la derrota del exintendente Roberto Cárdenas en las elecciones municipales, los lambareños pensamos que al fin descansaríamos de los suplicios ocasionados por la inoperancia y precariedad de los servicios básicos que brindan las autoridades a un precio bastante alto, ojo que hasta el momento Armando Gómez, actual jefe comunal no se ha destacado por realizar grandes obras que beneficien a los habitantes de la “ciudad del amor”.

    Pero esto no fue así, ayer a las 8:30 se registró el incendio de la subestación de la ANDE. Dicha subestación distribuye energía eléctrica a toda la ciudad. El siniestro no pasó a mayores, pero sí daños en los equipos y dejó sin luz a gran parte de Lambaré.

    Cerca del mediodía, el termómetro marcaba una temperatura superior a los 35 grados, con una sensación que superaba los 40 y los lambareños recibimos un baldazo de agua, pero de agua caliente. Víctor Romero, presidente de la ANDE anunció que el tiempo estimado para la reposición total de la energía eléctrica tardaría aproximadamente tres días, por lo que gran parte de la ciudadanía pasará el fin de semana sin el servicio básico.

    Afortunadamente, el incendio no afectó el material que puede resultar contaminante para la ciudadanía, según los fiscalizadores de la Secretaría del Ambiente (SEAM). En el transcurso de la tarde, los funcionarios de la ANDE trabajaron a brazo partido y el servicio regresó en algunos barrios, pero a cuenta gotas. Hasta el cierre de la edición, barrios enteros todavía no contaban con el servicio.

    Todavía se percibe el humo que dejó el incendio en la subestación y sería prematuro buscar responsables directos del siniestro, que dejó a oscuras y sudando a la ciudad. Pasar la jornada laboral empapado de sudor y pensar en todas las familias que no pudieron descansar anoche por el intenso calor, me generó la pregunta: ¿Qué hicimos de malo los lambareños? ¿Qué culpa estamos pagando?

    Por Carlos Franco

    http://www.extra.com.py/columnistas/que-hicimos-de-malo-los-lambarenos.html

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 16 febrero, 2016, 9:18 am
  11. ANDE: Crónica de una crisis anunciada

    Por Alberto Acosta Garbarino

    En este momento todas las personas de nuestro país, desde los empresarios hasta las amas de casa, están desesperadas por el calamitoso servicio de la ANDE. ¿Cómo esta empresa, que ha sido modelo en el pasado, ha llegado a esta situación? ¿Quiénes son los culpables? Para responder en forma simplificada a estas preguntas, tenemos que remontarnos a comienzos de la década de los noventa.

    Hasta ese momento, la ANDE era una empresa muy bien administrada, que gracias al financiamiento internacional y a los ingresos que su operación le producía, generaba el suficiente dinero para financiar el mantenimiento de su red eléctrica y la expansión de la misma.

    Pero en 1989 el mundo cambió dramáticamente, se desplomó el comunismo y las ideas que quedaron fueron las de libre mercado, de privatizaciones de las empresas públicas y de achicamiento del Estado.

    Estas ideas fueron ordenadamente escritas en un documento llamado el Consenso de Washington, que fue la receta utilizada para nuestros países por los organismos financieros internacionales, como el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial y el BID.

    Basados en esa receta, dichos organismos cortaron los créditos destinados a las empresas públicas que brindaban los servicios de luz y de agua, como una manera de presionar a nuestros países a privatizar las firmas.

    En el Paraguay el gobierno de Wasmosy quiso avanzar con un proceso de privatizaciones, pero su mismo Partido Colorado, con el apoyo de ciertos sectores sociales, consiguió frenarlo.

    Para empeorar las cosas, en esos años, el dólar subía en todo el mundo y una empresa como la ANDE que tenía muchos costos en dólares y sus ingresos en guaraníes, comenzó a operar con pérdidas. La tarifa en guaraníes podía ser ajustada, pero no se hacía porque era políticamente impopular.

    Sin financiamiento internacional y con pérdidas operativas, la ANDE no solamente dejó de hacer inversiones para ampliar su red, sino que incluso dejó de realizar el mantenimiento de sus equipos.

    Nosotros, los usuarios, no sentíamos la crisis en ese momento, porque los equipos eran relativamente nuevos y la capacidad instalada era superior a una demanda deprimida por el estancamiento económico de aquellos años.

    Pero a partir del 2003, gracias al boom económico mundial, la economía paraguaya empezó a crecer y el consumo de energía eléctrica se incrementó en forma importante. A partir de ahí, la crisis ya era solo una cuestión de tiempo.

    Felizmente, desde hace unos años y después del colapso de las políticas neoliberales en América Latina, los organismos financieros internacionales han vuelto a financiar a las empresas públicas del sector eléctrico.

    Pero las administraciones de la ANDE de los últimos años, no han actuado con la rapidez y la eficiencia necesarias para mantener y ampliar nuestra red eléctrica, antes de que sea tarde.

    Tenemos una inmensa generación de energía con Itaipú y Yacyretá, pero no hemos hecho las inversiones en transmisión y en distribución de manera que la misma pueda llegar adecuadamente a las casas y a las empresas.

    Hoy existen varias zonas del país donde el corte de energía, todos los días y por varias horas, se ha vuelto una rutina. También se están volviendo una rutina los incendios en las subestaciones, como el ocurrido el viernes pasado en Lambaré, debido a que tienen equipos obsoletos y con un pésimo mantenimiento.

    Ahora, la crisis ya está instalada y la solución va a llevar mucho tiempo. Por eso es imprescindible decretar una emergencia eléctrica –como lo hizo la Argentina– y tener un plan que por un lado, otorgue facilidades a la ANDE para que pueda realizar rápidamente las inversiones necesarias y, por el otro lado, concientice a la ciudadanía, para un uso racional de este bien escaso.

    Caso contrario, nuestra situación va a ir de mal en peor.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 16 febrero, 2016, 9:18 am
  12. Que se haga la luz

    El Equipo Económico tiene en sus manos tomar una decisión que podría ser sencilla. Con el fin del clima electoral, decretar la suba de las tarifas de la energía eléctrica y del agua potable no tendría mayor castigo político para el Gobierno. Hasta cierto punto, es comprensible que la ANDE pida un reajuste de sus precios, considerando que requiere USD 4.000 millones para los próximos siete años, en el marco de su plan de inversiones.

    No obstante, la comprensión se pone en duda cuando se revisan una serie de aspectos en los manejos de la empresa estatal. Para comenzar, la ANDE tiene un freezer de oro, escudado en el Plan de Cargos, Carreras y Salarios (PCC). Ex presidentes siguen cobrando elevados salarios, desde G. 30 millones en adelante, fungiendo como asesores del actual titular Víctor Romero.

    Además, innumerables funcionarios, muchos de los cuales ocuparon altos cargos gerenciales, también están congelados. La explicación que dan desde la estatal es que al haber llegado a ostentar un puesto de gran importancia (como es el caso de la presidencia) resulta imposible que esa persona se rebaje al plano de los demás trabajadores. Cobrarán sus haberes hasta que se jubilen. La ANDE debería hacer un sinceramiento y determinar quiénes están aportando algo al funcionamiento de la entidad y si realmente ameritan cobrar hoy lo que están cobrando.

    La compañía aún registra millonarias pérdidas por energía no facturada (por conexiones clandestinas, fallas técnicas y errores administrativos). A noviembre de 2015 el índice de pérdidas es de 25,52%. Significa USD 12.760.000 al mes y se traduce en un faltante de ingresos superior a los USD 153 millones anuales.

    Asimismo, los clientes morosos adeudan más de USD 135 millones, USD 69,3 millones deben los usuarios particulares y USD 66,1 millones es la cuenta de las instituciones del Estado. Muchas de las oficinas estatales, en lugar de brindar jugosos beneficios a sus empleados, tendrían que pagar la cuenta de la luz.

    Estos son solo algunos apartados en los que se podría trabajar para que la empresa tenga ahorros y una eficiente utilización de los recursos. También se puede revisar la tarifa preferencial, del 50%, que abonan los funcionarios de la ANDE más algunas de sus gratificaciones.

    Pese a que el dinero que obtendría la empresa ajustando todas estas tuercas flojas no cubrirá toda su necesidad financiera para las obras de envergadura, la mejor gestión sí va a hacer que la ciudadanía no observe con tanto recelo el pedido de rebalanceo tarifario que se viene haciendo cada año. De última, si se aprueba el reajuste, deben ser los usuarios que más consumen los que más paguen por el servicio.

    Por Miguel Benítez

    http://www.ultimahora.com/que-se-haga-la-luz-n960816.html

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 23 enero, 2016, 5:18 am
  13. Negligencia que mata

    Cientos de veces hemos visto la imagen: mamás, solas o con la abuela, las amigas o los papás, llevando a sus pequeños hijos a una plaza para jugar. Es una estampa magnífica: chiquitos de grandes ojos, maravillados ante la pelota, corriendo detrás de las palomas, riendo en las hamacas, experimentando el mundo bajo el sol. Es la imagen de la paz, la tarde de domingo ideal.

    En todas partes, menos en Paraguay.

    Es lo que dolorosamente aprendió la familia de Sarita Amapola, la pequeña esteña de solo dos años, que exactamente ocho días atrás quiso jugar descalza en una plaza pública de Ciudad del Este. Ni Sarita ni su mamá contaron con que en Paraguay un espacio público es también un peligro público. La nena pisó un cable pelado que sobresalía de una de las cajas de electricidad del nuevo alumbrado, en plena plaza Monseñor van Aaken. Sarita sigue internada, con pronóstico reservado, luchando.

    ¿Cómo pudo ocurrir?

    La Municipalidad, que aparece como la principal acusada por la familia de la pequeña, alega que la culpa es de grupos vandálicos que se dedican a destrozar todas las mejoras. Afirman que desde el momento del accidente, han acompañado a la familia y han aportado fondos para el tratamiento. Han dado todo tipo de argumentos, pero lo único que no asumen es que, como autoridades comunales, siguen teniendo la responsabilidad de velar por el bienestar de los ciudadanos.

    Si los vándalos rompen las mejoras, ellos deben clausurar las plazas. Si la responsabilidad es de la deficiente instalación eléctrica, deben reclamar a la empresa responsable o a la ANDE. Si una nena se electrocuta en un parque público, tienen la obligación de asumir que hay fallas graves en el control de las instalaciones. Todo lo que puedan hacer después de una tragedia como esta solo serán excusas. Simplemente, no debió haber pasado.

    El caso de Sarita viene a recordarnos al resto de los paraguayos lo mucho que aún nos falta como ciudadanía y lo poco que seguimos importando para quienes ostentan el poder. Es un llamado de atención que nos señala que la negligencia, la desidia y la corrupción siguen gobernándonos, riéndose de nosotros, esperando la ocasión de llevarse nuestras vidas o la de nuestros hijos.

    Por Ana Rivas Tardivo

    http://www.abc.com.py/edicion-impresa/opinion/negligencia-que-mata-1443187.html

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 13 enero, 2016, 6:46 am
  14. Electrocuciones denotan labor poco profesional de la ANDE

    Aun cuando en algunos de los casos de electrocución de personas registrados en las últimas semanas hubo una cierta dosis de descuido personal, no puede desconocerse la negligencia de la ANDE, que es una institución del Estado encargada no solamente de proveer energía a las viviendas, sino también garantizar la seguridad de sus usuarios. Si existen conexiones precarias, clandestinas o reconexiones al margen de las normas, es porque los funcionarios públicos encargados de evitar o cortar esas situaciones no cumplen a cabalidad el rol que les compete. Es, además, porque no han hecho lo suficiente hasta ahora para que el Congreso apruebe una ley de seguridad en instalaciones eléctricas.

    En cuanto al uso de la electricidad, no existe una educación adecuada al respecto que permita a todas las personas, de todos los estratos sociales, tomar sus propias precauciones con el fin de protegerse de accidentes que pueden resultar fatales.

    A ello hay que agregar la irresponsabilidad con que muchas personas actúan al realizar precarias instalaciones sin contratar a electricistas habilitados por la ANDE y exponerse al peligro. No hay conciencia de que la energía eléctrica es una fuerza tan poderosa que, en un descuido fatal, puede provocar la muerte de las personas.

    Lo que se ha visto en estos 22 últimos días en los que se registraron 10 fallecimientos por electrocución refleja la ignorancia y la temeridad de aquellos que no han sabido tomar sus precauciones en debida forma, pero sobre todo desnuda el poco cuidado de la institución pública encargada de administrar la provisión de corriente eléctrica a la población, así como de las municipalidades responsables del mantenimiento de los espacios públicos.

    La que conoce a la perfección, científicamente, el riesgo de la electricidad y sus consecuencias es la ANDE. Su rol atañe a la conexión de los cables a los requerimientos domiciliarios, pero también a la seguridad de la gente. A pesar de ello, y aún haciendo algún ruido cada tanto, al desactivar instalaciones clandestinas que dan lugar al robo de energía y ponen en peligro a la gente del entorno de los lugares que cuentan con luz eléctrica y electrodomésticos diversos, es, en definitiva, la que debió haber actuado con más profesionalismo para evitar los lamentables hechos que han cobrado notoriedad en las últimas semanas.

    Si hay conexiones precarias, cables pelados, soportes en mal estado y medidores que están a la deriva es porque los funcionarios de la ANDE no han cumplido a cabalidad sus tareas. Esa omisión adquiere mayor relevancia en las inundaciones porque en la emergencia la exposición al peligro de parte de las personas es mayor que en otras ocasiones. De haber actuado con mayor seriedad, la ANDE hubiera realizado con celeridad los trabajos que exigen un estado de emergencia como el que atraviesa actualmente el país, y hubiera concienzado para que la gente siga recomendaciones específicas en caso de situaciones anormales. Además, debió haber adoptado todas las medidas técnicas necesarias para que a los sitios poblados tomados por las aguas no se continuase proveyendo electricidad, considerando su elevado rango de peligrosidad.

    Entre los muertos también se encuentran tres electricistas de la ANDE que hacían tareas de reparación y fueron alcanzados por descargas eléctricas. Esto remarca la necesidad de adoptar todas las medidas preventivas posibles: si hasta los que conocen el comportamiento de la electricidad son víctimas, con más razón lo pueden ser los profanos en la materia.

    A raíz de lo sucedido, es imperioso que la ANDE revise sus vínculos con la comunidad y establezca protocolos eficaces para impedir, en la medida de sus posibilidades, que siga muriendo gente. A la par de ello, tiene que impulsar con urgencia la aprobación de la ley de seguridad de las instalaciones eléctricas.

    http://www.ultimahora.com/electrocuciones-denotan-labor-poco-profesional-la-ande-n957737.html

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 9 enero, 2016, 9:33 am
  15. Torres y columnas

    El contralor interino Roy Rogers calificó la caída de las 26 torres de la ANDE, el el tendido que conduce a Pilar como “un hecho llamativo”, por lo que pedirá un informe completo sobre lo sucedido. “No hay sospechas de nada todavía”, dijo Rogers y aseguró que se trata de un pedido de oficio, ante la magnitud del suceso que dejó sin energía a gran parte del Departamento de Ñeembucú, que quedaron sin energía hasta la noche del domingo. Como es de público conocimiento los fuertes vientos acompañado de la inusual tormenta registrada en la víspera de Nochebuena fue la culpable de este desastre de proporciones en el departamento, que también tumbaron 150 columnas de media tensión lo que llevó a una ciclópea tarea al personal de la ANDE, 200 en total, a 80 horas de continuo trabajo para finalmente reestablecer la energía eléctrica al departamento.

    Así como se suele criticar la desidia o las cosas mal hechas por las instituciones públicas también se deben aplaudir las cosas buenas y en este caso una vez más el personal de la proveedora de electricidad demostró el alto grado de profesionalismo del plantel, lo que es un mentís de aseveraciones y encuestas muy dudosas que señalaban que esta institución estaba entre las menos creíbles del país. Muchos cuestionaron cómo es posible que las 27 torres se hayan doblado en dos y no quebrado, se supone por el fuerte viento, lo que abre otra interrogante en el sentido, si cuando se construyeron en el año 83 al 85 en época de la Dictadura Stronista no se previó la fuerza de los vientos que podía soplar en le futuro.

    En este punto surgen nuevamente dos preguntas, ¿es que entonces no soplaba vientos tan fuertes como las actuales? Y ¿no es tiempo ya de cambiar totalmente estas torres por la ANDE?, pues de cualquier forma transcurrieron 30 años y se sabe que los metales como cualquier otro producto tiene un tiempo de vida útil y en este caso parece largamente cumplido, por lo que ameritaba ya que sean renovadas estas torres. Sin contar todas las transgresiones a normas ambientales que realizamos los humanos depredando vastas zonas de nuestro territorio, lo que generan tormentas y otros fenómenos climáticos con consecuencias cada vez más graves para las comunidades, en este caso todo un departamento quedo sin energía eléctrica.

    Está bien que el contralor Roger investigue para ver si existen cosas irregulares que ocasionaron que las torres y las columnas cayeran, pero creemos que lo más importante es comenzar a pensar al país con mayor seriedad y patriotismo, hasta el momento somos el de las improvisaciones y de las cosas hechas a medias, donde una pequeña llovizna puede dejar sin luz a toda una población, no es este caso donde hubo una furiosa tormenta, pero ustedes ven que los cables aéreos en las urbes ya no se permiten en los países serios, sin embargo acá es usual la maraña de las redes eléctricas sumados a los tendidos telefónicos y de la televisión por cable, que apenas sopla una ráfaga de viento y nos quedamos sin luz, aparte de la polución visual tan desagradable que habla tan mal de nuestro país.

    Andrés Granje

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 30 diciembre, 2015, 6:22 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

5días

como dijo… ✓

@mikeotr La Muni de Lambaré está cerrando el súper Archi, porque no tiene licencia ambiental. ¿Cómo lo habilitaron entonces hace un par de años?
@aestigarribia La educación como salvación y cambio social es un mito. La sociedad educa a la gente según los intereses y visiones de la clase dominante.
@esperanza_py En IPS prefieren restringir derechos de trabajadores que atacar el alto nivel de evasión al seguro o mejorar en la gestión de sus recursos. Esta visión de negocios y no de derechos, es la que frenó un proceso de reforma de la seguridad social y la salud púb. en favor de la gente.
@mrvelazquez Pareciera ser que es una NECESIDAD tener la mayor deuda de la región, nuestra deuda casi se triplicó con HC pero no vemos los resultados
@CarlosGomezPy Jimenez Gaona "herencia de oro" es tan honesto y transparente, que cuando lo recuerda públicamente, lo tiene que leer.
@RinoGiret Que curioso: en el sector privado la gente quiere llegar a la jubilación y en el sector público se acciona ante la Corte para no jubilarse.
@aldo_be El Call Center del Banco de Fomento me hace escuchar toda la discografía de Luis Alberto del Paraná. Linda música pero atiendan, viejo!
@jeva665 El ser políticamente correcto y compasivo con verdaderos animales, es lo que está jodiendo al mundo.
@TigreCuenca PRESOS deben ir los irresponsables que ordenaron a un militar hacer tan riesgosa maniobra sin ningún tipo de seguridad. BASURAS!!
@vicsostoa Se tornó tan comercial el fútbol, que frases como el sentido de pertenencía o amor a la casaca, casi no forman parte del lenguaje futbolero
@rarojas72 Pregunto Afara se fue para ser 1 tengo entendido o si no tiene sentido salir.

A %d blogueros les gusta esto: