estás leyendo...
País

Karai octubre

“Ñamuña haguã Karaí Octubrepe”

Poroto y locro para el jopara solo en despensas

Llega octubre y en los hogares paraguayos se prepara como menú del primer día del mes el tradicional jopara, la comida típica que ahuyenta la maldición del Karai Octubre. Sin embargo, en el Mercado 4 las vendedoras sorprendieron al revelar que el poroto y el locro solo se encuentran en las despensas o supermercados.

“Mamita, el poroto y el locrillo tenés que buscar en el súper, no en el mercado”, manifestó una vendedora.

No obstante, el poroto o kumanda y el locrillo envasados por una marca nacional se venden a un costo total de G. 21.000 por medio kilo de cada producto.

Este año, según los vendedores, la venta a granel del producto fresco, como lo adquirían las madres o abuelas en esta época, será escasa en el Mercado 4.

https://www.youtube.com/watch?v=1ZuZSdQ7T8c

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

9 comentarios en “Karai octubre

  1. ¿PE`ÚMAPA JOPARÁ?
    Hoy es 1 de octubre, y según la tradición, en las casas paraguayas no debe faltar el jopará para ahuyentar al escuálido Karaí Octubre: un viejito con bolsa que recorre las casas para sembrar hambre y miseria.
    Según algunos historiadores, la tradición del Karaí Octubre data de la época colonial, y fue difundida presuntamente por los jesuitas y franciscanos desde su llegada a América, con el objetivo de que los nativos racionalicen su consumo en los meses de escasez.
    Otros señalan que en tiempos inmemoriales, coincidentemente, los nativos realizaban rituales en esta época para pedir que abunde la lluvia para que la siembra no falte. El Karaí Octubre representa en el imaginario la miseria que golpea y entra casa por casa buscando una olla familiar vacía o llena de comida. Según la leyenda, cuando el personaje viene a la casa “no hay que dejar que destape la olla; si lo hace y encuentra miseria, deja su maldición y el resto del año habrá carencia en ese hogar; en cambio, si encuentra abundante comida, da vuelta y se va”, cuenta el tradicionalista Clemente Cáceres.
    Octubre es el mes más difícil antes que la tierra comience nuevamente a ofrecer sus frutos. Una de las recetas ancestrales para enfrentar satisfactoriamente el mes de octubre y evitar la escasez es consumiendo el JOPARÁ, lo que garantizará la abundancia en este mes:
    INGREDIENTES DEL JOPARÁ
    El jopará se prepara con poroto doble, locro o locrillo y carne. Lleva un sofrito con abundantes hortalizas y verduras con ajo y laurel. También se le agrega abundante leche y queso. El plato se acompaña con limón y mandioca.
    Poner en remojo los porotos y el locro por separado, como mínimo 12 hs. Hervir juntos en una olla, agregar caldo de verdura, y cocinar hasta que se ablande. Aparte rehogar las cebollas, incorporar los tomates picados y las zanahorias, el zapallo cortado en cubos regulares. Incorporar al sofrito y mezclar con el caldo de porotos y locro, continuar con la cocción hasta que todo esté tierno, condimentar y por último agregar las cebollitas de verdeo, tiene que quedar un caldo espeso.
    ARTICULO Y RECOPILACIÒN: Eduardo Nakayama/Asociación Cultural Mandu’arã.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 1 octubre, 2016, 7:39 am
  2. Jopara: Receta para vivir la tradición y combatir la escacez

    http://www.cazadordeinstantes.com/2010/10/bienvenido-karai-octubre.html

    Un plato para espantar la escacez con la que amenaza “Karaí Octubre”. Una tradición que se reaviva año tras año. Te alcanzamos una receta para disfrutar con la familia.

    Preparación: para 6 porciones

    Poner en remojo el locro y el poroto por separado en agua natural desde la noche anterior (mínimo por 8 horas). Luego desechar el agua y lavar bien. Poner a hervir en una olla de hierro con agua limpia y 1 hoja de laurel durante 1 hora.

    Mientras, rehogar las verduras en el aceite (cebolla, locote, tomate y ajo), y luego agregarlas a la cocción del locro y los porotos junto a la carne cortada en trozos. Salar a gusto.

    Continuar la cocción hasta que el poroto y el locro se abladen. Si fuera necesario, agregarle agua hirviendo.

    Por último, incorporar la cebollita y el kuratu picados, y servir caliente acompañando con mandi’o mimói (mandioca hervida)

    Ingredientes:

    * 150 gramos de locro

    * 150 gramos de porotos secos

    * 2 cucharadas de aceite neutro

    * 750 gramos de carne vacuna

    * 1 hoja de laurel

    * 2 cebollas

    * 1 tomate

    * 1/2 locote

    * 1 diente de ajo

    * 2 cebollitas de verdeo

    * Kuratu fresco (opcional)

    * Sal y pimienta

    Un poco de tradición

    “El 1 de octubre, se revive en el Paraguay una tradición anual, muy arraigada y conocida. En efecto, con el inicio de este décimo mes también saldrá del monte un mítico personaje llamado Karai Octubre. Hombre descalzo y de rasgos duros, ataviado a la usanza del campesino paraguayo; con un sombrero de paja y portando un desafiante arreador (látigo) de ysypo”, resalta el lingüista David Galeano Olivera.

    El temido personaje recorre -según relato de Galeano Olivera- todos los hogares para asegurar un año de abundancia o de pobreza. Aquellos hogares despreocupados donde nadie coma en abundancia o donde la comida es pobre, recibirán la maldición de tener que soportar un año de pobreza; en tanto que, aquellos hogares que presenten a la familia unida y comiendo a sus anchas, serán hogares bendecidos por la abundancia y la felicidad.

    La costumbre nace en relación con la carestía que representa octubre en el campo. “…es el mes más dificil antes que la tierra comience a ofrecer masivamente sus productos”, indica el fundador del Ateneo de Lengua y Cultura Guaraní.

    Fuentes: http://dgaleanolivera.wordpress.com / http://www.cocinar.com.py

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 1 octubre, 2016, 7:31 am
  3. “Estamos todos locos”

    Por Arnaldo Alegre

    “No puede ser chera’a; estamos todos locos”, me lanzó don Antonio, una especie de microempresario multirrubro que montó en la esquina de mi casa un puesto de quiniela, con anexos varios que van desde remedios yuyos, cedés para todos los gustos y disgustos, y una consultoría ad honórem sobre economía, política y cuestiones amatorias y existenciales diversas.

    Don Antonio -al que antes le decían el Comandante porque cuidaba la cuadra o al menos nos convenció de que eso hacía- estaba sofocado por los casi 40 grados de calor a la sombra y la ingente cantidad de jopara que tuvo que consumir para alejar la mala onda que en su caso suele agregar, requiere de una dosis reforzada del batiburrillo.

    “Quién carancho fue el que inventó la comida típica en este país -se descargó abiertamente ofendido. Hay 40 grados y tenemos que comer platos hirvientes de puchero o soyo. Cada octubre la tradición impone el jopara y como si no fuera poco en agosto tenemos que bajarle carrulim, un trago que haría tambalear a un marinero ruso. Encima, la única sopa auténticamente nuestra es sólida. ¿No puede ser un poco de comida mediterránea o fusión, o algo por el estilo, che Dió?”.

    “Es una cosa de locos, chera’a -continuó su perorata sabiendo mi condición de periodista y con el inconfesado deseo de que plasme sus angustias en el papel-, ¡¿viste ese pendejo que le agarró coma alcohólico?! Recién ingresa y se pone así. Qué va a hacer cuando caiga en la cuenta de que tiene que estudiar, sin recibir ninguna paga, como mínimo ocho años. Una vez recibido tiene que rogar a algún político ignorante por un puesto público. Y si mete la pata, puede acabar procesado”.

    Apenas dándose unos segundos para tomar unos tragos de tereré, don Antonio prosiguió incansable diciendo: “Por fin le doy la razón a papá, que siempre me dijo que tenía que estudiar un oficio práctico, como operario de soplete”.

    Antes de preguntarle por qué, siguió: “¿Viste esos dos tipos que robaron de un cajero 300 millones de guaraníes solo con un soplete y en menos de dos minutos? Vos estudiaste varios años y jamás vas a ganar 300 millones en dos minutos…”

    Indignado, di media vuelta y le dejé hablando solo.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 1 octubre, 2016, 7:30 am
  4. ¡Karai Octubre no es Papa Noel!

    Posteado por Leticia Barrios

    Ayer, al medio día, por Paravisión, se pudo ver una previa de cómo se prepara nuestro tradicional jopara que significa mezcla, y Rosalba Denis relató parte de la historia del Karai Octubre o Karai vosa a quien por muchos años relacionó con Papa Noel.

    Empecemos desde el principio para saber que nuestro Karai Octubre o Karai vosa no trae en su bolsa regalos como el personaje del norte, nuestro Karai solo trae miseria.

    Al jopara se lo conoce como una poción o un preparado mágico para ahuyentar a los males de octubre, y en nuestro país es tradición comer este platillo cada primer día de este mes.

    El jopara anteriormente resultaba del hervor de varias horas del kumandá (poroto, frijoles) y el avati tupi, más conocido como locro, con hortalizas de verdeo, como kuratu (cilantro), cevoi (cebolla) locote y ajito, entre otros, además del ipocue, o pata de res. Hoy el jopará se combina con carne de pollo o chancho, y todo tipo de verduras.

    En la antigüedad el karuguasu del primero de octubre, donde se reunía toda la familia, solo se preparaban dos clases de jopara: el vegetal y el que llevaba pata de res. Al primero se le ponía tajao (una variedad de col), con kumanda y avati tupi, y al segundo se le agregaba ipocue.

    El jopara más usado era el que llevaba tajao, porque las coles se sembraban en las huertas de las casas de familia, así como las demás hortalizas que crecían todo el año, vaka umia ojeipuru españolkuera rire. (la variante con pata de res se empezó a usar tras la conquista de los españoles).

    Octubre tiene un problema, no es un mes propicio para sembrar y tener alimentos. En octubre no crecía nada, el suelo se pone duro, se practicaba mucho el intercambio de alimentos para poder sobrevivir el mes. Por esa razón se reunían para hacer el karuguasu, donde cada uno aportaba lo que tenía, y era el mes en que se debía ser más generoso.

    Después de la presencia de los españoles en América, en Paraguay se relacionó esta costumbre con San Francisco de Asis, el santo de los más pobres y carenciados. Por ello se le llama al porotito de semillas pequeñitas con pintitas, que se usa en el jopara, kumanda San Francisco, porque al hervir se agranda el doble de su tamaño original y rinde mucho más.

    El Karai Octubre, es un personaje fabricado en época de la colonia, y no es bueno, ni mucho menos simpático, como un Papa Noel, que trae felicidad y regalos.

    Generalmente, en su bolsa trae todas las miserias con él, trae las sequías, trae la hambruna, las enfermedades y el tyevu, la muerte. To ou la ouva menos la hyevuva, dice nuestro refranero, que en español se traduce “Que venga lo que venga menos la muerte”.

    De ahí que le quieran pintar al Karai Octubre como un personaje bueno, o decir que es como Papa Noel, es un insulto a nuestras costumbres.

    Al Karai Octubre se lo relaciona con el Karai vosa, aquel señor desaliñado que venía por el camino con una bolsa, que nuestras abuelas señalaban como malo, y nos advertían que debíamos temerle y alejarnos de él, porque se llevaba a los niños. ¡Cháke Karai vosa! nos decían, ¡Cuidado con el señor de la bolsa!

    Esto también tiene que ver con la época de hambruna, tras las guerras, en donde se practicó la antropofagia para sobrevivir, y se conocen varias historias de hombres que se llevaban a los niños con ese fin, o en la desesperación se comían a los heridos, según relatos de nuestras abuelas.

    Con las tradiciones no hay que jugar y mucho menos pretender cambiar sus simbolismos.

    Tanto los cuentos como los refraneros tienen su razón de ser y generalmente están basados en la parte experiencial de las comunidades, de los pueblos, de las sociedades, y en nuestro caso se transmiten de generación en generación de manera oral, hasta hoy en día. Y, si viene alguien a decirnos que el Karai vosa es Papa Noel, le vamos a creer porque nuestras abuelas ya no están para desmentirlo.

    Hay que respetar nuestras costumbres y tradiciones, y sobre todo hay que interesarse del porqué de las cosas. No porque es folclórico debemos tomarlo a la ligera. Nuestras tradiciones nos vienen de la cultura tribal y de los españoles. Son costumbres que nos hacen únicos y particulares.

    Desdibujar lo nuestro es a lo que nos impulsa el fenómeno de la globalización. Está en cada uno de nosotros interesarse por lo nuestro, lo que nos identifica como paraguayos.

    (*)Los datos fueron proporcionados por la Entidad Cultural Pro Cultura Popular Paraguaya, PROCULPAR.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 1 octubre, 2016, 7:30 am
  5. “Jopara” en la mesa

    La tradicional llegada del Karai Octubre y el almuerzo del ‘jopara’ para paliar sus consecuencias todavía se vive en muchas familias paraguayas.

    La creencia popular de la visita del Karai Octubre a las casas al inicio del décimo mes sigue vigente, de alguna manera, en los hogares paraguayos. Por eso, un buen plato de ‘jopara’ no faltará en la mayoría de las mesas este mediodía del 1 de octubre.

    Según la mitología, el Karai Octubre llega a las poblaciones al inicio de este mes. El personaje mitológico es petiso, gordo y pelado, y solo deja ver la sombra de su sombrero ‘pirí’.

    La leyenda dice que al iniciar el mes con un plato de ‘jopara’, el Karai Octubre se aleja y reinará la abundancia.

    EN BUSCA DEL ‘JOPARA’

    Lectores de ABC Color compartieron sus opiniones y recetas del típico plato paraguayo.

    Kike Mereles dio su receta para elaborar un delicioso plato: él incluye poroto, locro, queso, pata de cerdo, cebollita de hoja, ajo, locote, zapallo, mandioca y sal a gusto.

    “Hoy hice el jopara con lo que he conseguido aquí, en Europa, y a las personas que les comento se interesan e inclusive comen las comidas que son típicas, y admiran tanto saber las costumbres de mi querido Paraguay”, comenta Zoraida Gavilán desde el lejano continente.

    “Es una tradición, como las tantas que hay, y que ayudan a formar sentido de pertenencia a un pueblo e identidad también”, comenta Édgar Figueredo. “Es parte del folclore”, agrega.

    Por su parte, Noemí Argüello comentó que en la esquina de su casa su tío cocina una olla popular para todos sus vecinos, con el objetivo de espantar al Karai Octubre.

    “No se trata de que sea cierto o no, pero se mantiene el folclore y la tradición paraguaya y, a su vez, es una forma de unir y compartir con los vecinos… ¡Que no se pierdan esas costumbres positivas!”, dice la joven.

    Fernanda Yasar Miranda es una ciudadana extranjera viviendo en Paraguay, e igualmente acostumbra seguir las tradiciones del país. “Me parece interesante aprender de su cultura y, por respeto, sí creo que es importante mantener las tradiciones, porque son las que hacen a la cultura de un pueblo… pero este año no voy a comer jopara porque hace demasiado calor”.

    “¡Eso es cultura! ¡Cada país tiene sus propias culturas y costumbres!”, exclama David Cardozo.

    Otro mes de octubre se inicia así, seguramente con un buen plato del delicioso ‘jopara’ en muchos hogares, intentando espantar al temido Karai Octubre.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 1 octubre, 2012, 3:28 pm
  6. EL KARAI OCTUBRE Y EL JOPARA

    Ohai: David Galeano Olivera

    Ver con imagen (hacer clic) en: http://cafehistoria.ning.com/profiles/blogs/karai-octubre-y-jopara

    El 1 de octubre, se revive en el Paraguay una tradición anual, muy arraigada y conocida. En efecto, con el inicio de este décimo mes también saldrá del monte un mítico personaje llamado Karai Octubre. Hombre descalzo y de rasgos duros, ataviado a la usanza del campesino paraguayo; con un sombrero de paja y portando un desafiante arreador (látigo) de ysypo. Ko 1 jasypa, ñane retâme ojegueromandu’ajeýta peteî jepokuaa mbarete ojaitypóva ha opavave oikuaáva. Upeichaite, oñepyrûvo ko jasypa osêta ka’aguýgui peteî ava imba’ekuaáva hérava Karai Octubre. Kuimba’e oikóva pynandi, hovasy ha oñemonde Paraguáiva: akâo kapi’i ha avei oguerekóva peteî tejuruguái ipópe.

    Todos sabemos que octubre es el mes más dificil antes que la tierra comience a ofrecer masivamente sus productos: maíz, mandioca, frutas, etc, devolviendo de esa manera la abundancia a los hombres. Es un mes de sensible carestía. Solamente las familias previsoras podrán sobrellevar estos momentos difíciles. De allí también la tradición de preparar un suculento y abundante jopara tomando como ingredientes los casi únicos productos disponibles, el locro (o el locrillo) y el poroto; que acompañados de verduras: zapallo, cebolla, tomate y cilantro; y mucho queso paraguay; son hervidos por varias horas hasta que, a punto, se convierta en uno de los platos típicos más apreciados y deliciosos del país. Opavave jaikuaa jasypápe ojehasa’asyha oparupiete ha upéi ae yvy oñepyrûjeytaha ome’ê opaichagua temitỹ: avati, mandi’o, yva ha ambuéva. Jasypápe ndaiporiguasuvéima hi’upyrâ. Umi oñembosako’iva’ekue añoite ikatúta ombohovái hekopete ko’â ára vai. Upégui ou peteî jepokuaa tuja he’íva ojejapova’erâha peteî tuicha ha héva jopara ha ipype oñemoîva’erâha locro térâ locrillo ha heseve kumanda ha avei kurapepê, sevói, tomáte, kuratû ha kesu paraguái. Umíva oñembopupu are porâ ha, áĝa oîmbávo, oikóta ichugui pe tembi’u ojehecharamove ha hevéva ñane retâme.

    El hervido se hace en la olla de hierro, con fuego de carbón o leña, en el tradicional brasero. La faena para preparar el jopara lleva prácticamente toda la mañana; y al lado se hará hervir la mandioca que se convertirá en el acompañante más indicado para el jopara. La tradición campesina nos muestra anualmente, a toda la familia reunida ese día en torno a la mesa, a la siesta, para consumir el jopara y la humeante mandioca, a modo de preparación para soportar este mes de carencias. Pe ñembopupu niko ojejapo peteî japepópe -kuarepotígui ijapopyréva- oñemboguapýva tatapỹi térâ jepe’a akuporâva ári. Jopara apo niko oñepyrû kuarahy resêre. Ijyképe avei oñembopupu mandi’o ojepurútava tembi’u týraramo. Upe árape, okaháre, jajuhúta opaite oikóva peteî ogapýpe, asaje jave, oñemboja ha oguapyha oñondivepa ha okaru tuicha porâ hikuái, hyvatâmbóte peve. Péicha jeko oñembohovaiva’erâ ko jasy ijetu’úva.

    Y a esa hora, saldrá el karai Octubre a recorrer todos los hogares para asegurar un año de abundancia o de pobreza. Aquellos hogares despreocupados donde nadie coma en abundancia o donde la comida es pobre, recibirán la maldición de tener que soportar un año de pobreza; en tanto que, aquellos hogares que presenten a la familia unida y comiendo a sus anchas, serán hogares bendecidos por la abundancia y la felicidad. Ha upe asaje pukukue javeve ndaje Karai Octubre oikundaha oparupiete ome’êvo po’a umi oñembosako’iva’ekuépe; ha oha’uvô haĝua umi oñembotavyva’ekuépe. Umi ndojapoiva’ekue mba’eve ha ndorokóiva hi’upyrâ, imboriahu ha ohasa’asýta upe ary; ha katu umi oñembosako’iva’ekue ha ojapóva jopara, ohasaporâta upe ary; ndohasamo’âi hikuái ñembyahýi ha oikóta vy’apavême.

    No obstante la “modernidad” dificulta en algo la elaboración del jopara siguiendo el ritual antes mencionado; es por eso que esa fecha, en los centros urbanos -donde la gente trabaja en las oficinas y ya no tiene el largo tiempo necesario para preparar el jopara- ocurrirá un fenómeno nuevo pero interesante: al mediodía todos concurrirán a los mercados municipales o centros gastronómicos a solicitar su plato de jopara. Es así que estos centros comerciales prepararán litros y litros de jopara para poder satisfacer la gran demanda que habrá en el día. Sin temor a equívocos, es seguro, que los numerosos paraguayos diseminados por todo el mundo también prepararán el jopara, a fin de esperar un tiempo nuevo, de abundancia o aunque sea por el solo hecho de “cumplir” con una de las tradiciones imperecederas del país, dándole vigencia… no importa donde; lo que demuestra que, pese a todo, la tradición continúa. Ko’áĝa rupi hetápe, oikóva tavaguasuháre, hasyvéma ojapo haĝua upe jopara okaháre ojajapoháicha; upévare, upe árape, jahecháta mba’apoharakuérape osêrô imba’apohágui sapy’aitemi, ohekávo ñemuhaguasu térâ tembi’u’aporenda, ha upépe ojeruréta hikuái pe jopara hetéva. Umírupi hetaiterei ojejapóta jopara ikatuhaĝuáicha ohupyty opavavépe. Upeichaite avei ojehúta umi ñane retâygua ambue tetâre oikóva rehe. Katuete niko ojapóta hikuái upe jopara, ohenonde’a haĝua peteî ary neporâ ha henyhêva po’águi; térâ katu, ojapóta hikuái upe tembi’u imandu’amívontejepe pe jepokuaa tujaitére, ombojeguáva ñane reko tee.

    Después de todo lo expuesto, les deseo a todos un cordial “a buen tiempo” a la hora de servirse su gran plato de jopara. Opa ko’â mba’e rire, hi’âiteva’erâ opavavépe ohupyty pe lókro, po’a reruha.

    Maitei horyvéva opavavépe

    David Galeano Olivera (ATENEO Motenondehára)

    davidgaleanoolivera@gmail.com

    ateneoguarani@tigo.com.py

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 1 octubre, 2012, 6:46 am
  7. Hoy, el jopara lidera el menú

    En el menú de los paraguayos apegados a las tradiciones, hoy no puede faltar un buen plato de porotos. Y si es combinado con locro, mejor.
    Es que, según el imaginario popular, cada 1 de octubre hay que consumir este alimento para espantar al Karai Octubre, portador del hambre y la miseria.

    La mezcla de los porotos con el locro, denominada jopara, es muy solicitada en esta fecha en los bares y comedores.

    Este año, por ejemplo, el restaurante italiano Il Capo decidió apegarse a la tradición local y para hoy ofrece el primer plato de jopara gratis.

    En su libro Alimentación y Religiosidad Popular, la historiadora Margarita Miró explica que esta tradición proviene del área rural, donde en estas fechas se agotaban las provistas del maíz, maní y otras reservas, quedando sólo porotos.

    Una versión popular señala que Karai Octubre anda acechando por alguna esquina o tupa guýpe (debajo de la cama). Para contrarrestar su maleficio se debe preparar un buen plato de poroto o jopara e invitar a los vecinos.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 1 octubre, 2012, 6:46 am
  8. COSTUMBRE GUARANITICA PARA OBTENER ABUNDANCIA
    Para atraer al Caraí Octubre, los correntinos colmarán sus mesas con suculentos platos

    La ancestral leyenda cuenta la historia de un duende que reparte alimentos a quienes guardaron reservas para la época de escasez y castiga a los que no tomaron esa precaución. La tradición indica que para recibir sus beneficios, se deben preparar comidas abundantes y variadas. Una de las más conocidas es el yopará.

    Los guisos abundantes son los platos más tradicionales para la conmemoración del Karaí Octubre.
    EL DATO
    La costumbre del Caraí Octubre está arraigada en Paraguay y en provincias argentinas como Corrientes, Chaco, Formosa y Misiones.

    Según una leyenda de origen guaraní, el primer día del décimo mes del año aparece el Caraí Octubre, un duende que ayuda a los previsores que guardaron alimentos para la época de escasez y castiga a quienes no tomaron esta precaución. La tradición, arraigada tanto en Corrientes como en Paraguay y otras provincias de la zona, indica que en esta fecha se deben preparar variados y suculentos platos, con el objetivo de atraer al personaje mitológico y obtener el beneficio de la abundancia para los tiempos difíciles.
    Una de las comidas más tradicionales para celebrar al Caraí Octubre es el yopará, un guisado en el que se mezclan distintos ingredientes, como maiz, carne, poroto, mandioca y batata. También se acostumbra preparar una amplia variedad de platos, representando a la abundancia que se desea atraer.
    Aunque tiene origen guaraní, la leyenda del Caraí Octubre sufrió varias transformaciones a través del tiempo, particularmente con la llegada de los españoles. Según explicó a El Litoral el músico y estudioso de las costumbres originarias, Pocho Roch, la historia que se conoce actualmente se fue configurando en épocas posteriores a la etapa jesuítica.
    “En principio Octubre designaba al octavo mes, no al décimo y Caraí para el guaraní era el Dios del fuego, pero el significado de las palabras fue mutando y lo que llegó al correntino del Siglo XX es una leyenda que tiene una mezcla de todo”, señaló Roch. “La historia habla de un hombre petiso que tiene un gran sombrero negro, bastante similar al pombero, que llega para ayudar o castigar a la gente”, explicó.
    Así, la leyenda indica que el personaje lleva en una mano alimentos, como maíz, batata y mandioca. “Eso es para repartir a quien no fue haragán, al que sembró después del florecimiento del lapacho y guardó para el tiempo de escasez, por eso lo ayuda”, indicó Roch. En la otra mano, el duende lleva un azote con el que castiga a los que no fueron precavidos.
    Para atraer al Caraí Octubre, la costumbre indica que se debe preparar comida en abundancia. “En el campo se llenaban de alimentos las tinajas, con todo lo que había, para recibirlo de la mejor manera posible”, recuerda Roch.
    Uno de los platos más tradicionales que se consumen el 1 de octubre es el yopará, un guisado donde se mezcla maíz, carne, poroto, mandioca y batata, entre otros ingredientes. Roch recuerda que el nombre “yopará” proviene de la unión entre el guaraní y el castellano. “De ahí en más, todo lo que sea mezclado se relacionó con la palabra yopará”, comentó.
    Aunque la costumbre de conmemorar al Caraí Octubre es más frecuente en los ámbitos rurales, la tradición prevalece en varias zonas de Corrientes, particularmente de la mano de personas que se criaron en pequeños pueblos. Por ello, miles de mesas correntinas estarán colmadas hoy de suculentos platos para atraer al duende de la abundancia y recibir sus beneficios para los tiempos difíciles.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 1 octubre, 2012, 6:46 am
  9. La tradición nacional indica que el 1 de octubre el plato en los hogares paraguayos debe ser el tradicional jopara, una comida preparada en base a porotos y locros que ayuda a espantar a Karai Octubre, que representa las eventuales carencias del décimo mes del año.

    El jopara también suele tener arroz, carne o tocino. De acuerdo al portal Viva Paraguay, se lo saboriza con zapallo, cebolla, tomate y kuratu, además de queso Paraguay.

    De acuerdo a la tradición, las familias que consuman el jopara tendrán un año de bonanza, mientras que las que no lo hagan tendrán que soportar momentos difíciles.

    El jopara es ofrecido también en diversos mercados municipales.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 1 octubre, 2012, 6:45 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

ÑE’ÊNGA ✓

Gracias jakarupa rireguánte.8/12/16

Dejó sin pierna a motociclista y ahora suspenden el proceso

En este país, la Justicia solo trabaja medio día y a veces, ni trabaja.
Moraleja: Si tenés guita no hay problema chera'a. Kore qué injusto!
Justicia paraguaya... Paga 6 millones como "pena" por dejar sin piernas a una persona y casi dejarlo sin vida. Por algo somos la tercer peor justicia del mundo.
Un borracho platudo choca con su autazo a un humilde trabajador, a quien se le amputa su pierna y solo tiene que pagarle 6.000.000 de guaraníes, en cuotitas. Manejas alcoholizado y... Conductor pagará G. 500.000 mensuales tras choque que dejó sin pierna a guardia. Independientemente que haya habido ya un acuerdo con la víctima, qué suaves (¿?) son los castigos para conductores alcoholizados. Después dicen que el dinero no trae la felicidad.

Peichante-Py en FB ✓

Archivos

estadistas ✓

  • 969,661 visitas
Follow PARAGUAY. HA CHE RETÃ ✓ on WordPress.com

Escuche, vi y leí ✓

Banquina llena de botellas plásticas y otros desperdicios arrojados por peregrinantes. Triste realidad! La fe mueve montañas, los peregrinos... Basura #lamentable

La ambición por el poder da amnesia ... 10 años después este es el "nuevo rumbo" de Lugo, los tiempos cambian y los intereses también, jamas los politicos mantienen su palabra empeñada, sencillamente nadie resiste un archivo! Peligro para el país, sólito se está haciendo su tumba, vergüenza me da esta clase de políticos.

En San Lorenzo el cretinismo toma forma de micro que se adelanta en doble línea en pleno cruce... Consuelo: peores cosas hacen con sus chatarras todos los días

Es el primer día del pesebre y el camello ya está harto de todo. (?)

Se le armo el scrache social al borracho Alvarenga. Alto representante legislativo, "de pedo" no mató a nadie. Ndo jerai gueteri, hesa pili'upapeve omoco el guai... por eso que hasta el árbol vio que se le puso en el camino (?) Que imprudente el árbol, imputenlo por exposición al peligro, seguro era un árbol peregrinando! Lo que es la naturaleza, hasta un árbol salió huyendo de un posible accidente. Ha koa la ñande legislador, los primeros en respetarlas las quebrantan... lamentable. Cada idiota que tenemos en el país. Un criminal de raza y harto-peligroso el Diputadete éste, igual a todos los de su camarilla de farsantes y estafadores. Con "chapa cambiable"? En un país serio, estaría preso y sin permiso para conducir de por vida o presentando su renuncia a la Cámara Baja. Es un asesino potencial. Burro, borracho y cobarde. Hombre escombro.

A %d blogueros les gusta esto: