está leyendo...
País

Educadores inician huelga, mientras gobierno busca solución

Educadores paraguayos inician hoy una huelga de tres días en reclamo de mejoras salariales y aumento de presupuesto, mientras el gobierno convoca a una mesa de diálogo con los ministerios de Educación y Hacienda.

La medida de fuerza fue ratificada el viernes último por el dirigente sindical Eladio Benítez, tras una reunión con el presidente de la nación, Fernando Lugo, en el Palacio de Gobierno.

Su ejecución dependerá de los resultados del diálogo este lunes con las autoridades de Educación y de Hacienda, afirmó.

Esperamos obtener garantías de modo que los reclamos no caigan en “simples promesas” y poder levantar la huelga, aseveró.

Además del incremento salarial y presupuestario, los educadores exigen asignación de fondos para las escuelas públicas, aporte jubilatorio del empleador, beneficios sociales para administradores y docentes, y una asignación especial para los que se desempeñan en lugares apartados.

Lugo estableció constituir una mesa de diálogo entre los ministerios de Educación y Hacienda y gremios de educadores para analizar el reajuste presupuestario que solicitan estos últimos.

En el diálogo con los educadores, destacó la relevancia de la educación para su gobierno y reflexionó sobre “lo ideal y lo real” en el momento de conformar el presupuesto sobre la base de los ingresos al Estado.

El reclamo de los docentes para percibir el salario mínimo, por cada turno enseñado, cuenta con el apoyo del gobernante, comentó a reporteros el titular de Educación, Víctor Ríos.

La reunión de hoy, dijo, busca gestionar los recursos económicos necesarios mediante una propuesta que debemos alcanzar para proponer al Congreso.

Ríos expresó que el jefe de Estado apoya este pedido, y remarcó que el “único problema es el dinero”.

Sobre la huelga anunciada y las clases perdidas, expresó no tener dudas en su recuperación porque los docentes van a facilitarlo.

“Hay que entender que esto no es para perjudicar en absoluto a la educación, ellos están haciendo reivindicaciones absolutamente legítimas”, afirmó.

El funcionario calificó de insostenibles las condiciones laborales y de infraestructura académica en que trabajan los docentes, por lo que “a partir de ahora vamos a trabajar por objetivos inmediatos, a mediano y a largo plazo”.

Este lunes el Ministerio de Educación defenderá en el Parlamento el presupuesto del próximo año.

About these ads

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado, buscando el "Yvy Mará Neỹ " ( lo que se podría traducir como “la tierra sin mal” de los guaraníes) acá, allá y acullá... guardando retazos de hechos y protagonistas en esta bitácora virtual, para compartirlas...

Comentarios

18 comentarios en “Educadores inician huelga, mientras gobierno busca solución

  1. Huelga

    Por Paula Carro

    El efecto devastador que tiene la huelga docente sobre la educación pública es evidente. Más aún cuando tan extrema medida de fuerza está más cerca de la búsqueda de protagonismo político de su dirigencia, que de legítimas reivindicaciones del magisterio.

    La huelga docente es el chantaje con el que debe lidiar cada gobierno que asume. Hoy le toca el turno a Horacio Cartes, quien tendrá la responsabilidad de destrabar la medida que mantiene la Federación de Educadores del Paraguay (FEP), con unos 30.000 docentes afiliados aproximadamente. El mismo gremio cuyos dirigentes militan abiertamente en el Partido Colorado, agrupación política que condujo a Cartes al poder.

    Ante parte de la ciudadanía, tan extrema medida podría a veces parecer justificada. No en pocas ocasiones los docentes lograron mediante las huelgas el cumplimiento de sus legítimos reclamos. En otros casos las mismas pretenden ser más una demostración de fuerza, desnaturalizando completamente su fin y confrontando al magisterio con el resto de la población.

    El resultado no varía: Miles de niños y jóvenes cargan con una formación deficiente, consecuencia de un calendario escolar incompleto y en total desventaja frente a estudiantes que egresan de colegios privados. En estas condiciones, las oportunidades laborales entre unos y otros jamás estarán en equivalencia.

    Más allá de que las mejoras en la jubilación que reclama la FEP constituyan o no un reclamo legítimo, lo que está en tela de juicio es el tiempo, o mejor dicho, destiempo en que se realiza el paro.

    El proyecto de ley impulsado por la FEP pretende equiparar los haberes de los activos con los jubilados, además de la concesión de otras prerrogativas como la consideración de cada hijo como un año de aporte en el caso de las maestras. La iniciativa ya tiene media sanción de la Cámara de Senadores e incluso fecha de estudio en la de Diputados este mismo mes.

    No se explica entonces por qué razón la FEP mantiene sin clases a miles de estudiantes desde hace casi tres semanas, violando el mandato constitucional que garantiza su derecho a recibir educación. La actitud de su dirigencia es la de seudolíderes desinteresados por el futuro de la educación y más preocupados por su propio acomodo.

    La situación no pasó inadvertida para una jueza del fuero laboral que esta semana declaró la ilegalidad de la huelga que mantiene la FEP, tras un pedido de calificación planteado por el Ministerio de Educación.

    La magistrada Sandra Bazán consideró que la huelga, como garantía constitucional y legal a favor de los trabajadores, no constituye estado de excepción y por tanto no se derogan ni suspenden otros derechos constitucionales, en este caso la educación.

    Se desconoce cuándo los docentes regresarán a las aulas y cómo podrían reparar el inconmensurable daño que ocasionan a sus alumnos.

    Si a la dirigencia de la FEP le queda un ápice de vergüenza, debe levantar la huelga cuanto antes y buscar otros mecanismos de negociación.

    Con cada día sin clases, los miles de niños y jóvenes que sufren esta afrenta de la FEP están más lejos de convertirse en ciudadanos capaces no solo de mejorar sus propias condiciones de vida, sino de conducir los procesos transformadores que se necesitan.

    Publicado por jotaefeb | 18/08/2013, 8:56 AM
  2. Cuando nos dejan sin oxígeno

    ¿Qué pasaría si la provisión de oxígeno no fuera natural; si el oxígeno se procesara en fábricas y se distribuyera a través de una red pública? ¿Qué pasaría si, por tratarse de un servicio estratégico, la producción y provisión de oxígeno estuviera en manos del Estado, o lo que es igual, de funcionarios públicos?

    ¿Cómo reaccionaría usted si esos funcionarios, en reclamo por una mejor paga o algún beneficio laboral que consideraran justo, decidieran interrumpirle la provisión del oxígeno, como medida de protesta?
    ¿Qué haría si fuera un servicio privatizado, pero cuyo precio fuera fijado por el Estado, y los empresarios que lo explotan decidieran racionarle la provisión o incluso suspendérselo por completo en reclamo de tarifas más altas?

    Coincidirá conmigo en que ningún país serio permitiría que la provisión para toda la sociedad de un servicio vital como sería ese quedara al arbitrio de un sector minoritario de ella.

    No sería jamás admisible que, por reclamar un ajuste de salario o mejoras tarifarias, funcionarios o empresarios pudieran alegremente cerrarnos el grifo y dejarnos sin oxígeno.

    Si funcionarios o empresarios pudieran presionarnos con medidas extremas como esa, quedaríamos totalmente a su merced, imposibilitados de discutir racionalmente la justicia, oportunidad o viabilidad financiera de cualquier nuevo reclamo.

    ¿Por qué será entonces que la ley permite hoy a funcionarios o empresarios hacernos exactamente lo mismo con otros servicios, acaso tan necesarios como el aire que respiramos, servicios como la educación, la salud o el transporte público?

    Es inaceptable que la mayor parte de la sociedad sea sometida a humillaciones y vejámenes con cada paro del transporte público, es inhumano que los niños y jóvenes sean privados de educación cada vez que los gremios docentes deciden hacer una huelga.

    No son servicios comunes y no son trabajadores ni empresarios comunes. Ellos tienen bajo su responsabilidad la provisión de insumos de los que no se puede privar la sociedad.

    Si trabajadores de una fábrica van a la huelga la presión es directa sobre los propietarios de la empresa, es una cuestión entre empleadores y empleados.

    Si funcionarios que proveen un servicio vital van a la huelga, los perjudicados directos no son los administradores públicos de turno, son los usuarios que no tienen participación directa en la disputa, pero que terminan siendo rehenes de la situación.

    Ni empresarios transportistas ni funcionarios públicos puede tener ese poder. Es intolerable que la sociedad toda se convierta en materia de extorsión de un sector minoritario de ella.

    Solo la propia sociedad puede y debe ser siempre la detentora del poder, un poder que delega solo temporalmente en administradores electos. Cualquier otro escenario es un atentado contra los principios básicos de la democracia.

    http://www.ultimahora.com/cuando-nos-dejan-oxigeno-n712165.html

    Publicado por jotaefeb | 15/08/2013, 7:50 AM
  3. Maestros a sueldo

    por Lourdes Peralta

    Los maestros no ceden respecto a su pedido salarial, por su parte, la ciudadanía poco ha opinado a favor sobre el tema. Hasta ahora, como siempre, los perjudicados con las huelgas de los docentes son los niños, y eso que se habla hasta por los codos de sus derechos. Camino a Guatepeor, Paraguay tiene la menor cantidad de días de clase de la región.

    Actualmente los docentes agremiados en la Unión Nacional de Educación realizaron seguidas manifestaciones para reclamar el salario mínimo por turno (de 4 horas) G. 1.658.200. La pregunta del millón es: ¿de cederles el pedido, cambiará la preparación de los maestros o estarán a la carrera de conseguir más turnos? La mayoría de los padres se quejan de la baja formación de los maestros. Hace años, en una investigación hecha por ABC, una maestra al ser preguntada por qué eligió el magisterio contestó: “Porque me gustan los niños, son tiernitos y muy chúlina”.

    Cuando se habla de conquistas de derechos laborales y sociales se habla de cumplir la ley, y he aquí el problema: ¿es posible separar la cizaña del trigo? Así cómo encontramos pocos maestros que con sacrificio se dedican, encontramos gente que asalta el puesto sin la más mínima intención de comprometerse con la educación.

    Conversando con una persona alemana, formada en la escuela Waldorf (de Rudolf Steiner, filosofía antroposófica), pregunté qué otra educación existía en su país, y me respondió que había varias pero que recordaba dos que han marcado mucho: la de Johann H. Pestalozzi (1746-1827), llamado el padre de la pedagogía moderna (educación en el naturalismo y la educación elemental), y la de la italiana María Montessori (1879-1952), quien contradijo la educación rígida existente en Europa y basó su educación en el respeto al tiempo y necesidad del niño. María Montessori llegó a una conclusión que da para pensar: el niño normal es subdesarrollado.

    En nuestro país oímos más de huelgas y politiquería que de pensamiento y debate pedagógico. Se dice querer recuperar la escuela activa de Ramón Indalecio Cardozo, recuperando héroes paraguayos tan necesarios para la foto del Bicentenario. ¿Existe fidelidad a las ideas del educador?, ¿cuánto saben los maestros paraguayos de la educación y la enseñanza? Riart, ex ministro de Educación, doctor en Filosofía y Ciencias de la Educación por la Universidad de Bonn (Alemania), bajado del cargo político, se despidió diciendo que regresa a Alemania por más estudios sobre pedagogía latinoamericana. ¿Tenemos pensadores, estudiosos, maestros que vivan aquí y piensen nuestra realidad?

    Por su parte, los padres, asustados por el avance de los enlatados políticos, recién ahora se hicieron sentir con fuerza. ¿Cambia todo cambia en el mundo? Como dijo un sabio educador: “El mundo no es, está siendo”. La escuela no es un ente aislado, tampoco un depósito, ella está donde estamos todos. La educación es la dolorosa deuda interna de nuestro país, y hay que decir que hoy se hace cuesta arriba por el consumismo y la desintegración familiar.

    A pesar de hablar de educación, el Gobierno no demostró intención de trasformación, hasta ahora sigue la obediente línea de reproducir más que producir. ¿Cuál es la educación que queremos para nuestros niños? Una maestra joven, mientras esperábamos ser atendidas en una clínica, me decía que el niño de 4 años no puede pintar un chancho de azul. Curiosa, le pregunté por qué. Me recitó muy oronda: “Porque la maestra no puede permitir que el niño imponga su capricho sobre la realidad”. “Ajá, ¿de quién es esa teoría?”, continué, y ella contestó: “No me recuerdo ahora, pero así estudiamos”.

    Mucho más amor y dedicación al estudio para mayor compensación económica. Pestalozzi decía: “Me perfecciono cuando hago de lo que debo la ley de lo que quiero”.

    25 de Octubre de 2011

    http://www.abc.com.py/nota/maestros-a-sueldo/

    Publicado por jotaefeb | 26/10/2011, 7:14 AM
  4. ¿A dónde va la educación?

    por J. Montero Tirado

    La educación formal y el sistema educativo dependen totalmente de la política de gobierno. Son los gobernantes de turno los que deciden cómo va a funcionar el sistema educativo para llevar adelante la educación de toda la ciudadanía, desde la primerísima edad, hasta la educación permanente de los adultos en todas sus etapas de vida.

    El gobierno decide quién la va a dirigir, cuánto dinero se le va a dar para trabajarla, con qué leyes se va a ordenar ese sector, con cuántos educadores, cuántas instituciones y de qué calidad, con cuántos y cuáles medios didácticos, etc.

    Las políticas de gobierno, sin diálogo con las comunidades y la sociedad civil, marcan las características que debe tener el sistema, con qué filosofía educativa se va a orientar, con qué antropología, con qué sociología educativa, etc.

    Esta simple descripción es de sobra conocida, pero parece necesario recordarla a la hora de reflexionar sobre cómo está la educación y a quiénes pedirle responsabilidades sobre el estado de la educación.

    La postura más simplista termina rematando sobre maestras, maestros, profesoras y profesores, echándoles la culpa del bajo nivel de la educación en nuestro país, olvidando que ellos son el último eslabón de la cadena (aún así totalmente necesario y vital) del proceso de actores y responsabilidades del sistema educativo. A ellos se les da casi todo cocinado, pero prácticamente solo a ellos se les demanda por la responsabilidad del resultado final.

    La educación formal lleva consigo durante muchos años un proceso largo de acción con los educandos en sus diversas edades, niveles y objetivos, por eso la educación debe ser estable y garantizar la continuidad. Una política de gobierno que cambia de ministro y su equipo cercano cada año y pocos meses más, a veces ni eso, es una mala política de educación, que perjudica gravemente al sistema educativo y a todos los educandos, consecuentemente a todas sus familias y a todo el país.

    Una política de gobierno que deja a toda la educación superior sin ordenamiento jurídico, es decir, sin las leyes fundamentales para ordenar toda la educación superior, es una política negligente que permite el caos nada menos que en la formación de profesionales, en el desarrollo de todas las ciencias, letras, artes, humanidades en general, en la investigación, en la extensión cultural, etc.

    Nuestra educación superior está acéfala, descabezada, nadie la dirige, nadie la controla, sus instituciones no dan cuenta a nadie, nadie les pide cuentas. Aunque la Constitución Nacional encarga la organización, gestión, administración, control… de todo el sistema educativo al ministro de Educación y Cultura, la legislación vigente (solo existe una desfasada ley de universidades) no le permite intervenir, por aquello de que no pocas universidades consideran que la “autonomía” que les reconoce la Constitución Nacional puede ser entendida y es entendida como soberanía.

    En tres años del presente gobierno hemos pasado de un ministro, que ya estuvo otras dos veces de ministro de Educación, a otro fundamentalmente técnico y experto en educación y ahora a otro ministro político. ¿A dónde vamos?

    El ministro anterior se propuso renovar la escuela pública y actualizarla inspirándose en lo mejor de nuestros grandes pedagogos y empezó un serio trabajo para promover el ordenamiento de la educación superior, el actual ministro nos dice que su prioridad número uno es la alfabetización de adultos. ¡Qué difícil debe ser para los profesionales y funcionarios del ministerio tener que cambiar de prioridades en tareas que exigen lentos y eficientes procesos para lograr los objetivos!

    Es impresionante la dispersión y anarquía en el sistema educativo. Otro exponente de esta anarquía es lo que está pasando con la introducción de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) en el sistema escolar. Diversos grupos, cada uno por su cuenta, buscan apoyo en políticos, legisladores, organismos internacionales y empresas y cada grupo sin planificación conjunta, sin evaluaciones serias, desarrolla su proyecto. ¿Qué va a pasar en las escuelas? ¿Cómo van a trabajar los educadores profesionales? ¿Quién dirige realmente todo esto?

    Me da mucha tristeza responder a la pregunta: ¿a dónde va la educación? Así, tal como estamos, a ninguna parte, nos quedaremos en el subdesarrollo.

    24 de Octubre de 2011

    http://www.abc.com.py/nota/a-donde-va-la-educacion/

    Publicado por jotaefeb | 26/10/2011, 7:03 AM
  5. Cultura del Trabajo
    Hoy amanecimos de nuevo con la noticia de una huelga de funcionarios judiciales. Está bien que se luche por el cumplimiento de los derechos pero en el poder judicial y el ministerio publico en particular hay que tener en cuenta ciertas “deficiencias” de forma y fondo.

    Siempre me pongo del lado de los que van en busca de ayuda, los mas pobres, quienes siempre son los que sufren toda clase de “bajezas” de parte de todo funcionario publico. Y en particular me tocó vivir muchas de ellas acompañando a las personas.

    Si alguien ha pasado por esos sitios, por lo menos una vez, podrá seguir conmigo la historia.
    Al entrar al Palacio de “justicia” (con minúsculas) tenes al funcionariado tomando tereré, corriendo por los pasillos, chismentando. ¿Y cual es el tema de conversación? las mas absurdas que te puedas imaginar. El apoyo politico, la lucha por ascender sin hacer nada, el mantenimiento del zoquete, las coimas que se hizo con tal o cual personaje y el caso que causa gracia de Ña Ma´era que vino toda saparastrosa y gritó como mercadera ¿qué pico se cree?
    Cuando se necesita la ayuda de un abogado propuesto para el estado, empieza el ecatombe. Éste habla con la parte en litigio, y hasta por 500mil guaraníes, toda la historia puede dar un giro vertiginoso. Lo que en principio te iba ayudar, ganar el caso, de repente vos sos el culpable, no podes hacer nada, es mejor que lo dejes asi nomas… Famoso caso de coima entre los corruptos.
    Cuando llega la hora, parecen obreros de fabrica. Diez minutos antes de que “toque el pito” estan formando fila ante la maquina que registra la salida para marcar su dia…
    Cuando se trata de actuar de oficio, nunca ven nada. Todo está bien alrededor. Jamás salen de su oficina, se pasan holgazaneando y acinados en el mismo sitio. Hubo un dia en que escuché una disputa por “a quiñen le tocaba preparar el tereré” Que bárbaro, pensé en mi estómago.
    Otra de las cosas comunes son las “aceitadas” que tenes que hacer a los ujieres para que lleven tu notificación. Por mas que tengan su sueldo y ahora esten luchando por el plus que se les quieren quitar, no mueven un dedo si no les facilitas para “su pasaje, movilidad u otra excusa” que nunca falta.
    Los casos que corren mas veloz que el ñandú de abc clasificados y otras que quedan estancadas durmiendo el sueño de los justos… hace falta decir porque?
    El problema de hacinamiento en las cárceles no es tema del ministerio del interior, sino de la desidia de la justicia que encajona los casos de miles de internos que no tienen condena.
    Las personas no trabajan, y no tienen la intención siquiera de hacerlo. Tenemos muy arraigada la cultura stronista del tekorei, de la falta de educacion especializada y el ate´ÿ colectivo. Antes de empezar una huelga, es importante que urgemos en las tareas que realizamos, si se condicen o no con la asignación que estamos percibiendo. Les puedo asegurar que las tareas de las personas que se ponen de huelga, no son siquiera suficiente para el trabajo que realizan.
    Muchos me pedirán pruebas de lo que digo. Las pruebas están alli, a la luz, en el diario trajinar de la gente que va teniendo estas “insufribles experiencias” basta con ir una mañana…

    J. Edgardo Lezcano B.

    Publicado por jotaefeb | 22/10/2011, 10:04 AM
  6. Fuerte división interna en la OTEP

    Gabriel Espínola, unos de los primeros dirigentes de la Organización de Trabajadores de la Educación en Paraguay (OTEP), en entrevista con Radio Viva habló a cerca del distanciamiento con algunos miembros de la misma organización que también dicen ser verdaderos miembros del gremio. “Nosotros somos la auténtica, nuestra organización primaria es el movimiento histórico, no nos desprendimos de esa OTEP”.
    Espínola lamentó la situación por la cual atraviesa la organización al tiempo de indicar que están recuperando la autonomía y la independencia sindical, fuera de los intereses sectoriales e ideológicos. Añadió que están en proceso de un congreso que ordenaría la organización para coordinar intereses y los mecanismos de acción para alcanzar los objetivos.

    El dirigente aseguró que ellos son una “organización auténtica” y que eso es fácil de diferenciar. “Nosotros somos la OTEP auténtica y nos diferenciamos claramente”, subrayó al querer tomar distancia de la otra OTEP que también se encuentra movilizada y está liderada por Blanca Ávalos.

    Espínola acusó al grupo de Ávalos de entrara en una línea sectaria que no es apoyada por la mayoría docente. Desmintió así mismo su supuesto desacuerdo con que miembros de la Federación Nacional Campesina (FNC) y del Movimiento Paraguay Pyahurä acompañen las marchas de los maestros.

    Sin embargo disparó: “los campesinos no tienen salario, no van reclamar salario, reclaman tierra. Nosotros los trabajadores de la educación no vamos a irnos a reclamar la tierra por ellos, podemos acompañarlos si es necesario en una ocupación, pero no vamos a levantar la reivindicación que ellos tienen”.

    Finalmente, Espínola, remarcó en que la sociedad paraguaya busca la unidad de los sectores organizados para poder aportar, apunta a una forma diferente de conducción de las bases y hacia ese sentido intentan encaminarse.

    Fuente: Agencia Jakueke

    Publicado por jotaefeb | 13/10/2011, 9:23 AM
    • Ilegalidad de las huelgas

      Nuestros convencionales constituyentes a la hora de prever un derecho tan noble y necesario dentro del sistema laboral, cual es el Derecho de Huelga y de Paro (Art. 98 del la CN y 358 ss del CL) no tuvieron en cuenta la idiosincrasia del paraguayo; el atavismo generacional autoritario, opresor e individualista al que fuimos sometidos en los muchos años de dictadura y que condicionan nuestro comportamiento colectivo. En este contexto, debemos también convenir que no hemos dado grandes pasos, como sociedad, desde nuestra emancipación; esta democracia o demagogia que estamos padeciendo y que supuestamente está en proceso de transición en aras a su consolidación pero que, contradictoriamente, los que podemos hacerla crecer y particularmente gran parte de la clase política y administradora del Estado (responsable principal), asumimos sin tapujos ni sonrojos una conducta obstinada porque las cosas sigan exactamente igual. Tal vez tenemos miedo a la libertad porque sencillamente no sabemos administrarla. Somos cotidianamente arrinconados, perseguidos, acosados por huelgas y paros llevados a tambor batiente por una clase sindicalista decadente; dirigencias que se eternizan en sus cargos al igual que Stroessner y probablemente con métodos similares en el manejo electoral.

      Por reducir este plagueo, de manera intencionada, dejaré de analizar algunos de los eventos como el paro de los empresarios del transporte público y las huelgas de docentes, médicos, funcionarios aeroportuarios, funcionarios del Ministerio de Hacienda y otros tantos sectores cuyos reclamos en su mayoría tuvieron un tinte eminentemente extorsivo y sin más pretensión que la económica. Me detendré de manera particular en la huelga declarada hace pocos días por el Sindicato de Trabajadores del Poder Judicial a cuyos “líderes” o “cabecillas” los veo hace por lo menos dos décadas ejercer la “representación del funcionariado” –algunos políticos hasta deberían pedirles “su receta”–. Cada año, con precisión matemática, llegando octubre se declaran “en huelga” y a los ciudadanos sufrientes que dependemos del “funcionamiento” del Poder Judicial nos pasan por las horcas caudinas. Entendemos que los destinatarios de sus reclamos salariales –pues ese es el único motivo de la huelga– son los parlamentarios, pero la víctima y afectada directa es la sociedad paraguaya.

      Los paraguayos debemos saber que el Poder Judicial debería trabajar 11 meses al año (un mes son vacaciones), sus miembros son asalariados por 13 meses; en la práctica trabajan 10 o 9 meses y esta realidad vergonzosa se debe a que sus integrantes han asumido como derecho laboral adquirido 1 o 2 meses de huelga adicional cada año lectivo. La calidad y ritmo de trabajo de los servidores públicos que integran el Poder Judicial, salvo honrosas y contadísimas excepciones, están caracterizados por la mediocridad, la lentitud, la desidia, el trato indigno a lo que se suma una estructura –excepcionando las oficinas de los ministros de la Corte– calamitosa e insalubre. Muchas de las dificultades se solucionarían si los que manejan este poder del Estado tuvieran trazado un Plan de Trabajo donde el usuario del servicio sea el principal beneficiario, tal cual ocurren en las empresas privadas; la mejoría en el trato y las mediciones de resultados de gestión, no demandan multimillonarias asignaciones presupuestarias, sino voluntad y conciencia de un modelo y una visión diferente en la administración de justicia. Este mal endémico de utilizar la Constitución Nacional, saboteando su espíritu y voluntad, dando pie a la realización de HUELGAS Y PAROS que en esencia pisotean la dignidad del pueblo paraguayo, se terminará cuando algún Magistrado patriota aplique esta disposición legal: “Será declarada ilegal toda huelga declarada durante la vigencia de un contrato colectivo y que no se refiera al incumplimiento, por la parte empleadora, de algunas de las cláusulas de ese Contrato o la ley, salvo las huelgas de solidaridad o huelgas generales” (sic, Art. 366 del Código Laboral). Así están las cosas en este país.

      Kattya González

      Publicado por jotaefeb | 22/10/2011, 7:43 AM
  7. Docentes paraguayos por cambios en sistema educativo

    Por Juan Carlos Díaz Guerrero

    Asunción, 12 oct (PL) Cambiar el sistema educativo paraguayo para que responda a los intereses nacionales es el principal propósito de los 93 mil docentes agrupados en el Comando de Unidad Sindical de los trabajadores de la Educación (Custe).

    Así aseguró hoy en entrevista con Prensa Latina el dirigente sindical Eladio Benítez, de la Unión Nacional de Educadores de Paraguay.

    Nosotros coincidimos en que la educación pública de este país necesita modificarse en lo sustantivo para poder lograr el cambio, afirmó durante una concentración de más de 10 mil docentes frente a la sede del Congreso.

    Si no se da esa transformación, enfatizó, “no vamos a lograr ni en corto ni a largo tiempo, ningún cambio significativo para avanzar en esta sociedad”.

    Benítez expresó que hoy están unidos todos los sindicatos de docentes, inclusive los administrativos del Ministerio de Educación, para aunar esfuerzo en esa dirección.

    En los últimos tres días 93 mil docentes agrupados en la Cueste paralizaron el sistema de enseñanza pública por reclamos de mejoras salariales y de presupuesto.

    Este miércoles, la Comisión Bicameral de Presupuesto del Congreso aprobó pagar el salario mínimo por turno a los docentes paraguayos, con la inclusión de unos 97 millones de dólares en el presupuesto para el 2012. Ello deberá ser ratificado por ambas cámaras parlamentarias.

    El dirigente sindical, dijo, en ese sentido, que el “presupuesto general de gastos de la nación debe ser mucho más participativo para poder responder a las necesidades puntuales y prioritarias del país”.

    Creemos que la Educación Pública de Paraguay requiere de una fuerte inversión para mejorar no sólo la calidad, sino también las condiciones de acceso de los niños y jóvenes a las escuelas, apuntó.

    Al respecto, indicó, que en muchos de los casos los planteles educacionales son considerados “escuelas rancho” al no tener las condiciones necesarias básicas para poder desarrollar una labor de calidad.

    Ni qué decir en ese ambiente de las condiciones laborales en que están los educadores, subrayó, “quienes en muchos casos tienen que costear de su bolsillo el desayuno en la mañana de sus alumnos”.

    Interrogado sobre las fuerzas que se oponen al progreso en el sector, Benítez aludió “solamente a fuerzas internacionales”.

    Nosotros creemos que los organismos internacionales -a los cuales no mencionó- no le permiten al Estado paraguayo, como receta, liberar fondos para poder financiar verdaderamente las necesidades de la educación.

    Y por su puesto, algunos políticos de la ultraderecha que dicen que “los docentes están locos para pedir eso” (se refiere a los 150 millones de dólares solicitados).

    Sin embargo, agregó, “nosotros decimos que los locos son aquellos que no apuntan como representantes del país al desarrollo real de la nación”.

    Publicado por jotaefeb | 13/10/2011, 7:32 AM
  8. Que la importancia de la educación no se disuelva en la demagogia, como hasta ahora

    Desde ayer, unos 93 mil docentes están de nuevo en huelga. Y, en principio, seguirán hasta mañana. Invocan que el paro responde, en lo fundamental, a la necesidad de que los educadores ganen por lo menos el salario mínimo por turno. Esta es una cuestión previamente acordada. Pero no se ha avanzado al respecto. El Paraguay necesita mejorar su educación, en calidad y equidad. Lamentablemente, la bajísima remuneración que reciben los docentes dificulta esa mejora. La reivindicación es, por lo tanto, justa. Sin embargo, castiga a quienes no tienen la culpa de las postergaciones de los maestros: los alumnos.

    Una vez más, los educadores van a la huelga para presionar por un aumento en su remuneración. Pretenden llegar al salario mínimo de G. 1.658.232, por cada turno. Hoy perciben unos 1.358.280 guaraníes. Realmente insuficientes ante el costo de vida. Y por la importancia de la educación, para el desarrollo del país.

    Las autoridades del Gobierno aducen que este legítimo reclamo no es posible. La contrapropuesta de los sindicatos de educadores es que para hacer frente a la totalidad de sus reclamos, que suman G. 617.000 millones, se implemente el impuesto a la renta personal (IRP). Y, además, se derive a Educación parte de los royalties de Itaipú y de la cancelación de la deuda externa.

    Semejante petición pretende, asimismo, incrementar los fondos para el funcionamiento de las escuelas de educación básica, incluyendo las construcciones necesarias.

    El aumento salarial que piden los trabajadores de la educación es absolutamente justo. Nuestro proceso democrático no ha implicado en lo esencial una superación de las precarias condiciones de vida de los docentes. Los aumentos recibidos, siempre y unívocamente bajo presiones de las reiteradas huelgas, no alcanzan siquiera ese salario mínimo. Aún más, no llegan a todos los maestros.

    Esta situación repercute en el intento del mejoramiento en general de la educación. Pues la mayoría de las maestras y los maestros se ven obligados a una doble jornada laboral.

    La reforma educativa prácticamente no ha tenido consecuencia favorable para impulsar la excelencia académica, por una parte, y reducir los problemas de desgranamiento y deserción escolares, por la otra. Para peor, ni siquiera se ha podido aumentar la carga horaria.

    Es que el exceso de ocupación de los docentes, y más la baja remuneración que reciben, inciden en la capacitación continua que requieren. Incluso para la adquisición de los textos indispensables para que estén al día con los adelantos pedagógicos, tecnológicos y metodológicos de la educación. Además, programáticamente, el Ministerio del ramo no realiza en forma adecuada la serie de actividades de calificación y de evaluación de los cuadros de profesores.

    Esa realidad habla del factor interno. Del sistema mismo de la educación desde dentro. Pero el estancamiento institucional también repercute en la baja calidad de la enseñanza, en su anacronismo curricular para un aprendizaje para la vida del trabajo, y en el abandono y en la exclusión de un altísimo porcentaje -cerca del 60 %- de estudiantes que no terminan la educación media.

    Tal como estamos, el país no es viable. Hay que invertir más en educación. Del 4 % debe elevarse al 7 %. Y para esa inversión, los aumentos no tienen que provenir de las huelgas de los docentes, ni del castigo de los estudiantes. Es la responsabilidad de los gobernantes, y de quienes tienen más para pagar impuesto y contribuir a la educación.

    Cabe esperar que, de ahora en más, la importancia de la educación no se disuelva en la demagogia, sino que se refleje en una auténtica política de calidad y equidad. Es el camino del desarrollo.

    http://www.ultimahora.com/notas/470905-Que-la-importancia-de-la-educacion-no-se-disuelva-en-la-demagogia,-como-hasta-ahora

    Publicado por jotaefeb | 12/10/2011, 6:03 AM
  9. Los docentes recurren nuevamente a la extorsión para obtener mejora salarial

    La huelga docente promovida por los agremiados al Comando de Unidad Sindical de los Trabajadores de la Educación (Custe), que nuclea a once sindicatos, dejando sin clases a un millón y medio de estudiantes desde ayer. En un país en el que el calendario escolar incluye solo 186 días de clases –uno de los más bajos del mundo–, obligar a los niños y adolescentes a perder 3 valiosos días del año lectivo constituye un desperdicio que una nación subdesarrollada como la nuestra no está en condiciones de darse.

    Los docentes exigen a las autoridades el pago del salario mínimo de G. 1.658.232 por cada turno, a los profesores que actualmente reciben G. 1.358.280 por ese tiempo.

    De más está decir que todos los trabajadores del país, sean del sector público o del privado, tienen la plena garantía constitucional de promover la defensa de sus derechos y reivindicaciones. Lo que no es justo ni moralmente aceptable es que quienes no tienen ningún tipo de vinculación con el litigio en trámite, los estudiantes, sean innecesariamente convertidos en rehenes de un diferendo completamente ajeno a su derecho de recibir la educación que necesitan para convertirse en ciudadanos de bien.

    Secuestrar este legítimo derecho a nuestros niños y adolescentes constituye, pues, un chantaje inadmisible que los sindicalistas hacen, no al MEC, al Ministerio de Hacienda o a las autoridades del Poder Ejecutivo, sino al conjunto de la Nación, ya que de manera flagrante se obstaculiza el acceso a un factor determinante del proceso mismo de desarrollo del país: la educación de sus ciudadanos.

    Algo por lo cual la ciudadanía, a través de sus órganos de representación, debiera exigir a los gremialistas que respondan de manera responsable.

    Paradójicamente, estos gremios docentes son los mismos que se oponen a la campaña nacional de apoyo pedagógico a docentes en servicio, implementada por el MEC para elevar los vergonzosos niveles de formación de las maestras y los maestros paraguayos. Esa iniciativa está fundamentada en la necesidad imperiosa de saldar en el más breve tiempo posible el severo déficit de formación que aqueja actualmente al sector docente.

    Sabido es el bajísimo nivel de los docentes, que fracasaron miserablemente en las pruebas escritas, en el intento de cubrir vacancias en direcciones y cargos docentes. Los paraguayos estamos siendo objeto de burla de estos inconsecuentes.

    Decenas de miles de padres que, con sacrificado esfuerzo escolarizan a sus hijos, en el afán de que estos reciban una educación de calidad que les permita alcanzar mayores índices de bienestar del que ellos pudieron obtener, y que mes a mes y año a año deben proceder una gran cantidad de gastos para que sus vástagos se mantengan en los máximos niveles de escolarización y rendimiento escolar posibles, son hoy menospreciados por una camarilla de irresponsables que dejan a sus niños sin clases en reclamo de un aumento salarial del que definitivamente, por sus actos, demuestran no ser merecedores.

    http://www.diariovanguardia.com.py/component/content/article/98-editorial/19923-los-docentes-recurren-nuevamente-a-la-extorsion-para-obtener-mejora-salarial.html

    Publicado por jotaefeb | 12/10/2011, 6:03 AM
  10. Estupendo estipendio

    por Caio Scavone

    El elemental y práctico Larousse que siempre me acompaña señala que la palabra “salario” equivale al pago que se hace a una persona que trabaja por cuenta ajena según un contrato laboral existente. Está incrustado ahí el salario básico que consiste en la cantidad mensual de dinero usada para calcular las prestaciones familiares y sociales del trabajador y el salario mínimo que no es sino la menor cantidad de dinero que, acordada por una ley, debe pagarse por mes a un trabajador contratado. Hoy el salario mínimo en el Paraguay llega a 1.658.232 guaraníes. Este pago que recibe el empleado, denominado sueldo o salario, también es conocido como estipendio.

    En arcaicas épocas, desde unos 500 años AC, existía la ciudad de Ostia, en la hoy Italia, y era el puerto de Roma ubicado en la desembocadura al mar del río Tíber. Desde Ostia hasta Roma los soldados romanos cuidaban el camino por donde circulaba la sal. Este producto ya tenía un montón de utilidades, y servía, como hasta ahora, para condimentar; como conservante de la comida y uso como antiséptico, entre sus principales propiedades. Todos esos soldados romanos que cuidaban aquella “ruta de la sal” -entre Ostia y Roma- eran pagados exclusivamente con la entrega de una porción de sal y de ahí deriva el nombre de salario, el pago o sueldo que se hace a alguien por trabajar.

    Con variadas reacciones somos hoy testigos de los diferentes sueldos o salarios que reciben los trabajadores; lo de trabajadores ocurre en contados casos y la desproporción existente entre los salarios de una y otra gente le deja a la perrada con los pelos de punta.

    Con la masiva renuncia, con impuestos incluidos, de una gran cantidad de médicos de diversas especialidades argumentando un insignificante a risible salario mensual, comparado con el de otros profesionales del mismo ramo pero sin ninguna especialidad, venimos a enterarnos de que aquellos especialistas encargados del cuidado durante el despegue, el vuelo y el aterrizaje en buenas condiciones del paciente durante una delicada cirugía, no ganan más de 3 millones de guaraníes por mes.

    En contrapartida -ya que está en contra y está partida-, la definición de la palabra salario también indica que el trabajador contratado debe producir una determinada cantidad de mercancías equivalentes a un tiempo de trabajo. Es otra definición de lo que debe ser un salario y muchos de los que perciben jugosos y sabrosos (¿por qué siempre se tiene que relacionar con algo comestible?) salarios no cumplen con ese mínimo requisito y, a fuer de sinceros, muchos trabajadores estatales son los que deberían pagar al Estado paraguayo.

    Las hidroeléctricas son las campeonas en regalar salarios altos. Todos soñamos con ganar esa cantidad y a muchos ese dinero les produce estrés y deben relajar la tensión con clases de baile, mientras que desde hace tiempo muchos bailamos con la más fea para llegar al final del mes con el estrés por tener que pagar lo que otros tienen por cobrar.

    Creo que nadie busca nivelarse por lo bajo, salvo la zurda caviar y la agricultura familiar paraguaya. Al contrario, si los consejeros hidroeléctricos, que ni consejos deben saber señalar, ganan fortunas, los demás y los que tienen responsabilidades mucho más definitorias que un consejero “jagua ry’ái” deberían ganar más. Un excelente médico amigo que cura en el Guairá gana mensualmente un poco más de 2 millones de guaraníes; la mujer de un ex cura que no cura ni curó nada tiene un buen salario por ser salerosa.

    Los maestros, formadores de futuros desocupados, han mejorado sus salarios, pero sin llegar a lo justo e ideal por más que lo formado deje mucho que desear. Muchos de los policías que ganan una miseria pasaron al cuadro corrupto en pos de un mejor pasar.

    Lo peor, y que se hizo habitué, es que el Estado hace como que nos paga y nosotros hacemos como que trabajamos y es la población la que paga, pero el pato. El salario ya ni alcanza para echar una pizca de sal y menos todavía para un asado con aftosa.
    5 de Octubre de 2011

    Publicado por jotaefeb | 12/10/2011, 6:02 AM
  11. Los estudiantes son las víctimas

    Sin tener nada que ver en el conflicto, una vez más, los estudiantes vuelven a convertirse en las indefensas víctimas de una huelga de tres días convocada por el Comando de Unidad Sindical de los Trabajadores de la Educación (CUSTE), integrado por diez gremios docentes que plantean al Gobierno un total de 13 reivindicaciones, encabezadas por el pedido de la asignación de un salario mínimo por turno de cuatro horas a cada maestra y maestro. Los afectados por la medida son nada menos que 1.300.000 alumnos.
    Más allá del análisis en torno a la validez o la justicia del reclamo realizado por los sindicatos de docentes, lo que surge como un hecho claramente condenable es el secuestro que estos se permiten hacer del derecho a aprender que tienen los educandos, principio este consagrado en el artículo 74 de nuestra Constitución Nacional.

    Este dilema de importantes connotaciones éticas, que poco parece importarles a los dirigentes gremiales que adoptaron la irresponsable medida, se profundiza aun más al considerarse que nos encontramos en una etapa crucial del año lectivo: aquella en la que los estudiantes comienzan a prepararse para rendir las evaluaciones finales.

    A partir de allí, puede percibirse el carácter netamente extorsivo de la huelga: se aprovecha una coyuntura de particular relevancia para aumentar la presión sobre las autoridades a fin de que estas se sientan urgidas a expedirse a favor del reclamo planteado. Mientras tanto, que los alumnos se las arreglen como puedan; ya llegará el momento en que se vea cómo recuperar las clases perdidas… o hacerlos pasar de año de cualquier modo.

    Lo insólito del caso es que los propios exponentes del Gobierno han dado a entender que no harían gran cosa para impedir la realización de la medida de fuerza; actitud esta que denota la absoluta insensatez con la que se manejan nuestras autoridades, comenzando por el mismo nuevo ministro de Educación, Víctor Ríos.

    Como él dice estar a favor de la reivindicación docente, entonces acepta que estos hagan lo que les venga en gana. No importa que para satisfacer la demanda el Estado se las tenga que ingeniar para encontrar fondos de los que actualmente no dispone. En este caso, ni más ni menos que 100 millones de dólares.

    Pareciera, entonces, que lo único que le interesa al nuevo secretario de Estado es caerles bien a los docentes. Con esta actitud ligera evidencia el reflejo de un populista con repudiable cálculo político, no la responsabilidad que es esperable de una autoridad que de ninguna forma puede prometer que entregará recursos financieros que actualmente no existen.

    No cabe ninguna duda acerca de la legitimidad de los reclamos tendientes a mejorar las condiciones de vida y el desarrollo profesional de los docentes, ya que estos son parte fundamental del proceso educativo. Pero también es cierto que desde la apertura democrática, producida en 1989, hasta la fecha el Estado ha ido saldando de manera progresiva las deudas pendientes con un sector marcadamente postergado durante la época de la dictadura de Alfredo Stroessner.

    Ahora bien, para salvaguardar la calidad de la educación pública, sería muy oportuno que el Ministerio de Educación ponga en práctica mecanismos de evaluación académica, a fin de determinar con la mayor precisión posible si todos los docentes están a la altura de las circunstancias, es decir, debidamente capacitados y actualizados, en suma, si son verdaderos acreedores de la duplicación salarial que actualmente reclaman.

    Tal vez, antes que decretar una suba generalizada de los sueldos, sería más justo incrementar de manera puntual los haberes de aquellos maestros que sí demuestran un interés efectivo por profundizar sus conocimientos académicos y pedagógicos, trasladándolos luego a los educandos en las aulas. Ese esfuerzo personal sí merecería un reconocimiento aparte.

    Todos estos aspectos pueden ser sometidos a un fructífero debate en el ámbito de la actividad gremial, planteando su adecuado tratamiento por parte de las autoridades del MEC. Sin embargo, lo que no es moralmente aceptable es que se convierta a los estudiantes en rehenes de un conflicto ajeno que limita el ejercicio de su derecho a aprender. La educación de un pueblo es un bien demasiado elevado para permitir que algunos oportunistas lo manejen a su antojo.

    11 de Octubre de 2011
    http://www.abc.com.py/nota/los-estudiantes-son-las-victimas-2913/

    Publicado por jotaefeb | 12/10/2011, 6:02 AM
  12. Gloria Ermi

    Los docentes deberian ser decentes! que pasa en nuestro pais, ahora estos les dejan a los chiquitos sin poder aprender, pero que se han creido estos que se hacen llamar docentes, otros grupos de blanco, ummmmm pero realmente que piensan hacer exigirle a los pobres alumnos que memorisen sus lecciones sin asistencias escolar, que gran equivocacion de parte de ustedes docentes indecentes, verguenza lo que dan desde la lupa que uno mira, que penita por los chiquitos, ellos estaran felices si no tienen clases pero se le estan perjudicando tremendamente en su escolaridad, equivocacion total y en desacuerdo total.napeikoi.

    Publicado por jotaefeb | 10/10/2011, 11:25 AM
  13. Ana Zaracho · Asunción, Paraguay

    Piden “aumento” por favoooorrr si lo unico que hacen es vender su avon, pintarse las uñas y vender bombacchas kalúa.. asi nos va.. TE DESCUIDAS y sus alumnitas y eso le hacen “los pies” en plena clase, DEJAME DE JODEEER yo se como se manejan estas haraganas.. Lo peor es que los unicos que pierden son los niños que pierden clases..

    Aumento salarial a los maestros no significa mejor educación. Los docentes son los que recibieron el mayor porcentaje de aumento desde la democracia y no han redituado en calidad ni solidaridad.

    Publicado por jotaefeb | 10/10/2011, 11:25 AM
  14. Eugenia Medina de Centurión ·

    LOS PADRES QUE SE QUEJAN SON LOS QUE ESTÁN HARTOS DE SUS HIJOS/AS EN VEZ DE APROVECHAR PARA COMPARTIR UN DÍA HERMOSO CON SU HIJO/A, ES EL SUEÑO DE CUALQUIER DOCENTE COMPARTIR CON SU HIJO/A PERO NO PODEMOS PORQUE ESTAMOS ENSEÑANDO A MUCHOS NIÑOS/AS QUIÉNES SERÁN FUTUROS DE NUESTRA PATRIA, Y HOY COMPATRIOTAS NADA MÁS ESTAMOS RECLAMANDO NUESTRO DERECHO COMO CUALQUIER CIUDADANO COMÚN Y CORRIENTE , DEBERÍAN REFLEXIONAR Y ACOPLAR CON LOS DOCENTES PARA QUE SE NOS CONCEDA NUESTRO PEDIDO SI EN REALIDAD SE INTERESAN PARA QUE NO PERDAMOS MÁS CLASES

    EL MEJOR PRESIDENTE SERÁ AQUEL QUE TENGA EN CUENTA EN PRIMER LUGAR LA EDUCACIÓN, PARA ELLO TIENE QUE TENER EN CUENTA COMO ESTÁN SUS FUNCIONARIOS/AS , SI NECESITAN CAPACITACIÓN TIENE QUE HABER BECAS UNIVERSITARIAS, POR EJEMPLO LOS DOCENTES NECESITAN MATERIALES Y TENEMOS QUE COMPRAR DE NUESTRO BOLSILLO , ALGUNOS NIÑOS/AS NO LLEVAN SUS MATERIALES Y EL DOCENTE TIENE QUE COMPRAR Y TODO ESTO TIENE QUE LIGAR CON SU MISERABLE SUELDO APARTE TENEMOS NUESTROS HIJOS/AS QUE MANTENER, Y LOS PADRES QUE MÁS SE QUEJEN SON LOS MÁS IRRESPONSABLES

    Publicado por jotaefeb | 10/10/2011, 11:23 AM
  15. Desde hoy, 93.000 docentes paran por mejoras salariales

    Maestros oficiales están de huelga hasta el miércoles, para exigir más salario y presupuesto para el MEC. Unos 1.500.000 alumnos perderán clases. Este lunes se reunirán con técnicos de Hacienda y parlamentarios.

    Desde esta mañana hasta el miércoles, los docentes agremiados al Comando de Unidad Sindical de los Trabajadores de la Educación (Custe), que nuclea a once sindicatos, paralizarán sus actividades en las escuelas públicas para presionar la incorporación de 649 mil millones de guaraníes en el presupuesto del Ministerio de Educación y Cultura (MEC) para el 2012.

    Desde tempranas horas, los profesores del sector oficial se manifestarán en la Plaza de la Democracia para exigir a las autoridades el pago del salario mínimo de G. 1.658.232 por cada turno a los profesores que actualmente reciben G. 1.358.280 por ese tiempo.

    También piden la inclusión de la reposición de recursos recortados al proyecto de presupuesto del MEC, en concepto de reparaciones, construcciones y financiamiento de insumos para las escuelas.

    Hoy, los huelguistas mantendrán reuniones con técnicos del MEC y de Hacienda para trabajar en una propuesta para el proyecto de Ley de Presupuesto para el 2012, que permita conseguir los recursos que solicita el sector.

    FRENTES. Además de la medida de fuerza emprendida por el Custe, los docentes de la Organización de Trabajadores de la Educación del Paraguay (OTEP) proseguirán con la huelga que emprenden desde el jueves pasado, así como con los cierre de rutas por 10 a 15 minutos que realizan en el interior, junto con los miembros de Federación Nacional Campesina, quienes piden recursos para la financiación de la campaña algodonera.

    Vidal Ortega, dirigente de la OTEP informó que hoy a las 8.00 solicitarán al presidente de la Comisión Bicameral de Presupuesto del Congreso, Ramón Gómez Verlangieri, un dictamen a favor del salario mínimo por turno para los docentes y que continuarán con sus manifestaciones frente al Parlamento hasta el miércoles.

    SOLUCIÓN. El nuevo ministro de Educación, Víctor Ríos, ayer se mostró confiado en que se encontrarán caminos de solución a la huelga. “Creo que vamos a encontrar caminos de resolución gradual a los problemas graves que afectan”, sostuvo Ríos. El mismo, el viernes pasado a la salida de la reunión con el presidente Lugo, destacó que esta huelga es un derecho constitucional de los trabajadores, en este caso de los docentes, considerando las condiciones insostenibles en las que trabajan.

    Mañana, el titular de la cartera educativa deberá defender el presupuesto del MEC ante la Comisión Bicameral de Presupuesto.

    Publicado por jotaefeb | 10/10/2011, 11:23 AM
    • Manuel Villar
      Por culpa de estas personas que se creen docentes de calidad, la educación paraguaya es una de las peores de America latina, extorsionan y se aprovechan de lo endeble de nuestro sistema. Las consecuencias son muy negativas para los niños que están en una etapa muy sensible para su educación. Todos los sectores de la población requieren de mejoras salariales,(el subempleo, policias, trabajadores del sector privado) y no estorsionan. Lo único que se puede destacar de estos haraganes, es su buena organización para manipular y extorsionar a las autoridades de turno.-

      Publicado por jotaefeb | 10/10/2011, 11:23 AM
  16. Escuelas públicas vacías en Alto Paraná por huelga docente

    Docentes de colegios y escuelas públicas de Alto Paraná se concentran este lunes en la Plaza de la Paz de Ciudad del Este, en el marco de la huelga declarada a nivel nacional. En las instituciones educativas se suspendieron las clases hasta el miércoles.

    El presidente de la Asociación de Educadores del Este (AEDE), Felipe Mora, manifestó que esperan la participación de dos a tres mil docentes en la manifestación que se realiza este lunes en la Plaza de la Paz, en Ciudad del Este.

    “Están convocados maestrs de 12 asociaciones a nivel departamental, del Sindicato de Directores, de la Unión Nacional de Educadores (UNE) y de la filial de la Organización de Trabajadores de la Educación del Paraguay (OTEP)”, comentó.

    La AEDE nuclea en Alto Paraná a unos 1.500 docentes, es el gremio de mayor peso a nivel departamental y está adherido a la Federación de Educadores del Paraguay (FEP).

    En el transcurso del día se espera que diputados que representan al décimo departamento asistan a la manifestación. Los docentes pedirán el voto de los parlamentarios a favor de la ampliación presupuestaria en el rubro de Educación. El gremio docente reivindica salario mínimo por turno para los profesores.

    Publicado por jotaefeb | 10/10/2011, 11:22 AM

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

ahora

Click for Asunción, Paraguay Forecast

administrador

Desde Asunción/Paraguay: jotaefeb, buscando el “Yvy Mará Neỹ ” (“la tierra sin mal” de los guaraníes) acá, allá y acullá… guardando retazos de hechos y protagonistas en esta bitácora virtual, para compartirlas.
laovejacien@gmail.com

SIC

El próximo viaje de Diputados será a un Congreso en Madrid para "estudiar español".El problema es si van a caber todos en el avión.15/04/14
Chiqui Avalos

cine paraguayo

archivos

estadísticas

  • 509,846 hits

ENTRE LOS 50 MEJORES

.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 51 seguidores

%d personas les gusta esto: