estás leyendo...
País

Paraguay: La juventud, con inmenso desafío y compromiso histórico

Por Juan Carlos Díaz Guerrero (Prensa Latina *)

Lograr la inclusión y participación de los jóvenes en el actual proceso del gobierno de Paraguay es uno de los desafíos del viceministerio de la Juventud, abocado a romper con estereotipos impuestos por 60 años.

La población joven de este país suramericano ocupa hoy casi el 30 por ciento de los 6,2 millones de habitantes y enfrenta innumerables retos en los ámbitos social, cultural y político.

Diana García, viceministra de la Juventud, expresó en diálogo con Prensa Latina que la principal labor por delante “es reconstruir la institución con los jóvenes para darle participación”.

Nos referimos a que Paraguay necesita tener un ente rector para las políticas públicas de la juventud, sostuvo.

Esta joven mujer dice tener la certeza de que “invertir en la juventud es invertir en el desarrollo”, y entre sus aspiraciones está terminar con la inercia y apatía manifiesta en la mayoría de los muchachos.

Hemos iniciado actividades que de alguna manera contribuyen a fomentar la participación juvenil, apuntó, y “vimos que cuando generamos oportunidades de participación, los jóvenes responden”; eso demuestra -dijo- la necesidad de romper estereotipos generados durante mucho tiempo.

Para nosotros es un desafío reconstruir la institución, “la cual prácticamente estaba inexistente, y derribar los mitos a fin de demostrar que los jóvenes de alguna manera se pueden involucrar”, sostuvo.

García señaló que, ante el abandono de 60 años, “hoy nos vemos obligados a lograr una solidez institucional y eso pasa por la creación de leyes”.

Con los jóvenes hemos discutido propuestas legislativas como la Ley Nacional de la Juventud, de la Convención Iberoamericana de la Juventud y la Ley de Reglamentación del Servicio Civil de Conciencia, abundó.

Hoy, con tres años de gobierno, debemos derribar los esquemas y demostrar que con actividades como las escuelas abiertas y el proyecto recreando espacio, entre otras diligencias participativas, los jóvenes ocupen su lugar, manifestó.

Organizamos también el primer foro de líderes estudiantiles, en el cual trabajamos para la conformación de Centros de Estudiantes, los cuales constituyen instancias de representación en la comunidad educativa de los jóvenes, dijo.

La viceministra de la Juventud consideró que “el voluntariado” es la mejor forma de incorporar a los jóvenes; existen muchísimas experiencias al respecto, como Un techo para mi país y Próceres solidarios, acotó.

Afirmó García que solo con la participación de los jóvenes se va a demostrar lo necesario de generar políticas y medios para garantizar sus derechos.

Reconoció, sin embargo, que son muchos los desafíos revelados por la primera encuesta nacional de la juventud, divulgada el pasado año, porque permitió visualizar la problemática de los más de un millón 700 mil paraguayos entre 15 y 29 años de edad.

Mencionó que el 50 por cinto de los jóvenes en edad de estudiar en la secundaria no están incorporados, “es decir, 200 mil jóvenes no asisten a las escuelas” remarcó.

En términos laborales, apuntó, solamente el 30 por ciento de ese estrato social trabaja con contrato y sólo el 25 por ciento accede a la Seguridad Social. Entonces, estamos hablando de una precarización del empleo juvenil, admitió.

“Necesitamos volver a plantear la importancia de que los jóvenes puedan organizarse en una escuela de sindicalismo para garantizar sus derechos”, aseveró; mas cuando “tenemos pruebas y datos de que existe una precarización de los contratos laborales” en ese sector, apostilló.

Al abundar sobre este tema, reconoció que “hoy hay más acceso al empleo que hace unos años, pero existe mayor precarización laboral”.

Si hoy no trabajamos en los beneficios sociales, cuál va a ser la población jubilada en 40 ó 50 años, se preguntó, por eso hablamos -opinó- de una política capaz de permitir el desarrollo de este país.

Muchas veces nos preguntan por qué la noche tiene un rostro joven, y claro, lo posee en el día a día, “porque no hay muchos de ellos -sostuvo- en los lugares de toma de decisiones e importantes”.

Todavía hay mucho conservadurismo para asumir las nuevas propuestas de los jóvenes, subrayó la viceministra.

Indicó que otro tema importante es acercar a las generaciones; “tenemos un problema de diálogo intergeneracional, asociado a la falta de sitios públicos colectivos y necesitamos construir ese espacio”.

La creación de esos lugares es cardinal “para poder recuperar la memoria histórica”, sobre todo cuando sabemos que el 14 por ciento de los jóvenes les da igual un sistema dictatorial o democrático, según la encuesta nacional.

Eso es expresión, recalcó, de que el joven no tiene imagen ni conocimiento de lo que fue y ocurrió en la etapa comprendida entre 1954 y 1989.

García explicó que para contrarrestarlo “tenemos un programa conjunto con la sociedad civil, que se llama la Voz de la Memoria, en el cual nos acercamos a los colegios y a otros segmentos para brindar información sobre la dictadura de Alfredo Stroessner”.

Y es importante la reconstrucción histórica, mucho más en el año del Bicentenario “porque uno tiene que conocer de dónde viene y qué pasó”.

Referente a la proyección del Viceministerio en la atención y vínculos con el universo juvenil, específicamente el campesino y el indígena, la funcionaria explicó que la idea es tener un agenda conjunta y acompañarles en lo que ellos como organización necesitan, sobre todo en lo concerniente a capacitación, talleres y acceso a tecnologías.

Para nosotros es importante trabajar con esa diversidad, por eso hablamos de juventudes, afirmó.

Interrogada sobre si el sector juvenil se ha sentido partícipe del proceso iniciado en el país en 2008, respondió que muchas personas “dijimos sí a esto”.

Una se siente partícipe porque “sabe que hay una estructura por desmontar, basada en prácticas de exclusión, autoritarismo, clientelismo, prepotencia” y se necesita “buscar otra propuesta”.

Trabajamos por la posibilidad de lograr una política pública más racional, inclusiva y el desafío de decir que la institución es capaz de garantizar los derechos de los jóvenes, no extensión de algo o trampolín político.

Remarcó que “nos sentimos partícipes de este cambio, la modificación de prácticas históricas, y sobre todo, tener una nueva propuesta inclusiva y verdaderamente democrática”.

Este Viceministerio es de los jóvenes y resulta importante demostrar que existe una organización juvenil, afirmó.

Al referirse a los vínculos de la juventud paraguaya con el resto de sus homólogos latinoamericanos, García reconoció dos espacios importantes: dentro del Mercado Común del Sur y la Organización Iberoamericana de la Juventud (OIJ).

El primero se refiere a una reunión especializada, prácticamente permanente, en la cual mantienen buenos vínculos con la Dirección Nacional de la Juventud de Argentina, país que “tiene una coyuntura muy importante sobre participación de las organizaciones juveniles, al involucrarse en la política nacional”.

Dentro de la OIJ tenemos tres encuentros anuales que nos permiten intercambiar con instituciones de Brasil, Bolivia, Ecuador y otros países.

Para la dirigente juvenil, es importante ver cómo las sociedades latinoamericanas llaman de alguna manera a los jóvenes a ser partícipes de nuevos proyectos nacionales.

Hoy en día hay una juventud comprometida en la construcción de nuevos Estados, y esta generación quiere ser parte de ese proceso, lo cual demuestra que los proyectos de cada sociedad convocan a pesar de lo que se dice, reflexionó.

Sobre la conciencia y responsabilidad de los jóvenes paraguayos de ser protagonistas del cambio, expresó que “hay un discurso diario de la antiresponsabilidad social vinculado a ellos”.

Ahí funcionan los estereotipos para que los jóvenes no asuman su responsabilidad, “porque si las 24 horas te están diciendo que eres bajo”, acotó.

La tarea es romper ese esquema y demostrar que el joven es responsable también para construir este nuevo país, aseveró.

Aseguró García que la juventud paraguaya es responsable, porque a los 14 años comienza a trabajar y a los 18 ya son padres y madres de familia; entonces, opinó, creo que ese mismo compromiso se puede llevar para una responsabilidad histórica y generacional.

(*) El autor es corresponsal de Prensa Latina en Paraguay.

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

el clima ✓

Click for Asunción, Paraguay Forecast

ÑE’ÊNGA ✓

Nde rogapeguaichákena eñeñandu, he’íje omosêva i-suegra-pe.24/06/17

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

A %d blogueros les gusta esto: