estás leyendo...
País

COSTUMBRES PARAGUAYAS QUIEREN RESISTIR EL PASO DEL TIEMPO Y LA “MODERNIDAD”

Tiempo de reencuentro con la fe y tradiciones a lo yma

 La Semana Santa paraguaya se percibe por el olor a chipa, los sabores del ryguasu ka’ê y el canto lastimero de los estacioneros. Es un tiempo de fe, en el que las tradiciones “a lo yma” luchan por sobrevivir.

La Semana Santa en Paraguay es una de las más metódicas del continente y a pesar del paso del tiempo y a la “modernidad” en la que vivimos actualmente, las costumbres continúan vigentes en los diversos parajes del país. Son varias las actividades que se distinguen a nivel mundial.

Se inicia con la bendición de las palmas (pindo), el Domingo de Ramos. Estos suelen ir acompañados de flores de “siempreviva” y se guardan durante meses junto a los nichos familiares.

La preparación de la chipa es un ritual que reúne a toda la familia. Los niños son quienes más disfrutan de este momento, moldeando la chipa con ingeniosos diseños como la paloma y el yacaré.

Los hombres se encargan de preparar el fuego en  tatakua (horno de ladrillos y lodo), y de cortar las hojas de banana sobre las cuales se cocerán las chipas.

El Jueves Santo se comparte el karu guasu, como última cena, para la cual las mujeres ponen todo su empeño en la preparación de los manjares donde predomina la carne. Por la tarde, en la iglesia se realiza el lavado de pies, para luego  adorar al Santísimo.

El Viernes Santo se inicia muy temprano, ya que todos deben lavarse la cabeza antes  que amanezca. Los cultivos recogidos antes de que salga el sol también tienen una bendición especial.

Se trata de un día de abstinencia, ya que es el día en que muere Jesús. Luego del mediodía, las personas se reúnen en las parroquias más cercanas para escuchar el rezo de las siete palabras.

En localidades como Tañarandy, Misiones, se vive de una forma especial. Se prepara el Yvaga rape (camino al cielo), con cerca de 10.000 antorchas y candiles. La procesión, que es acompañada por el canto jahe’o de los estacioneros, cuenta con 24 estrofas. Culmina con cuadros vivientes que muestran el vía crucis de Jesucristo. Esta actividad reúne a miles de turistas cada año.

El sábado Santo es un día de respeto en el que todavía se guarda ayuno. Mientras que el Domingo de Pascuas vuelve a reunir a todas las familias. Es cuando los padrinos reciben el ryguasu ka’ê, como ofrenda de los ahijados. Se comparte un almuerzo especial y se reparten palmadas de ¡Pascua!

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

clima ✓

Click for Asunción, Paraguay Forecast

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

ADN

5días

VIÑETAS ✓

Nicodemus Espinosa

Melki Melgarejo Valiente

Carlos Sosa Sanabria

A %d blogueros les gusta esto: