estás leyendo...
País

EL PARAÍSO SUDAMERICANO ¿PORQUÉ DEBE VISITAR PARAGUAY?

 

A veces pienso el porqué la gente debe viajar a mi país y no pasan 30 segundos para producirse en mi una suerte de desborde mental: la gente debe visitar Paraguay porque es una nación bonita, pacífica, que genera mucha ocupación, es un destino barato, su comida es deliciosa y porque sencillamente esta antigua “Madre de ciudades” tiene un algo indescriptible que atrae mágicamente.

Cuando termina el invierno, en setiembre, los lapachos son los primeros en provocarnos esas ganas de vivir y abrazar a la vida. Las de los lapachos (tajy en guaraní) son flores capaces de cautivar a cualquier turista. El árbol anuncia la proximidad de la primavera con sus colores morado, amarillo y blanco. En tiempos de floración Paraguay visto desde el aire es de ese tricolor.

En Madrid el agua potable se cuida con celos y así debe ser. En esa ciudad un uso inadecuado y puede perjudicar a los madrileños y someterlos a extremos imprevisibles. En Paraguay también se cuida el agua potable, pero tenemos en abundancia en toda la región Oriental, mientras que en la Occidental su costa este está regada generosamente por el Río Paraguay. Y, como si todo fuera poco, mi país tiene la reserva de agua dulce más grande del mundo, el Acuífero Guaraní.

Anoto la tenencia de esta riqueza y en abundancia como otra de las razones de visitar Paraguay.

Si los turistas quieren ver tierras que producen hasta cuatro cosechas de granos por año deben visitar Paraguay. Soja, trigo, maíz y otros granos se obtienen de una misma tierra en cantidades capaces de responder a grandes demandas mundiales.

Cuando llegue a Paraguay pida en cualquier restaurante un asado de carne bovina paraguaya. Se chupará los dedos. Es que el visitante se encuentra en el país donde se produce la carne más exquisita del mundo; no lo decimos nosotros, lo dice Financial Times de Londres.

Acompañe su asado con la torta de maíz llamada “sopa paraguaya” (o chipá, en guaraní).

En San Bernardino, a unos 50 kilómetros de Asunción, se encantará con el embrujo del lago y no podrá contra la tentación de probar sus panes dulces que aquí es conocido comúnmente como “bollos”, o “bola de fraile” como le llamaban los mayores. Una exquisitez.

Si toma otra ruta, la del sur, a unos 80 kilómetros le apuesto que se quedará necesariamente a darse una panzada con ensaladas de frutas en la frutería “Paraguarí”. Hagan juego, señores….

Quiere ver juventud en las calles, plazas, autobuses, cines, centros comerciales por donde marche, venga a Paraguay donde de seis millones de habitantes al menos cuatro millones son menores de 35 años de edad. Una población llena de ganas, alegría y futuro.

Este es un país de verde permanente. No tenemos el gris del invierno porque nuestro invierno es nada frente al europeo. A veces llegamos a tener hasta menos cero grado centígrado, por un par de días en plena época de frio. Pero unos días después ya estamos bañados de nuevo por el sol. Nuestro invierno también va de vacaciones por el mes de julio, cuando el “Veranillo de San Juan” nos sorprende con sus calores cortos de verano.

El verano paraguayo es único, no hay otro como el de este centro de Sudamérica. Claro, los paraguayos no necesitan de la costa marina para encarar su verano, tiene los mejores ríos, arroyos y lagos para suplir las costas de los principales mares próximos al país.

Verá al paraguayo disfrutar todos los días de su infusión de hierba, llamado tereré cuando es con agua fría o; mate, con agua caliente. En verano observará la abundancia de frutas tropicales, como mangos, sandías, melones, cítricos, guayabas, etc. El verano paraguayo tiene aroma de estas frutas a lo largo y ancho del país.

A esos deben añadirse los aromas de jazmines, azahares, rosas, de la uva de diciembre y de la pasionaria que abrazan las casas. La pasionaria es más conocida como “mburucujá”, de la que se obtiene uno de los jugos más deliciosos del verano paraguayo.

A Paraguay hay que venir para saber de saltos naturales, de las ruinas jesuíticas, de los sitios por donde la patria se defendió contra los ejércitos de tres naciones vecinas durante cinco años (1865 – 1870), de guitarras y arpas, de mujeres encantadoras, de varones amables y solidarios. Venga, no se arrepentirá. Se encontrará con un país diferente, casi mágico…

Por Efraín Martínez Cuevas

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

ÑE’ÊNGA ✓

Kóa ivai, he’íje imemby kururúva.22/05/17

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

5días

como dijo… ✓

@Pocho_py El tema acá es que el PJ es elegido por el Congreso y no es un poder independiente, son elegidos amigos y parientes y a dedo, lastimosamente.
@MarcosMikelj Por favor no a Lugo, ya probó las mieles del poder y todo lo que quiere es volver a sentir el "placer" de gobernar. Sabemos de sus negocios.
@Pykare Sólo la indignación lleva a poco. Para cambiar hay que convertirla en organización política con capacidad electoral y movilización.
@jjfd60 El MOPC y el Ministro Jiménez Gaona adjudican todas las obras a los "amigos", sin importar que esté mal diseñada.
@Vlad_Jara Hace dos o tres días atrás... Y puede ser pio hace dos o tres días adelante?...

A %d blogueros les gusta esto: