está leyendo...
País

MARISCAL LOPEZ

Francisco Malfussi

La muerte del Mariscal Francisco Solano López, el 1º de Marzo de 1870 en Cerro Corá, siempre me ha atraído enormemente por el derroche de heroísmo puesto de manifiesto por un grupo de patriotas, que prefirió la muerte antes que ser cómplices en la entrega de su tierra natal a la voracidad del imperialismo internacional del dinero, en ese momento representado por Inglaterra, aunque hoy, a 141 años de éste hecho, los ingleses (a quienes el Sr. Martín Balza, a quien me niego a llamarlo por su grado militar, por no ser precisamente un General Sanmartiniano los calificara de hermanos) sigue siendo en realidad el centro financiero real del imperialismo financiero mundial. Y vaya paradoja, todos los “izquierdistas antisistema” del mundo siempre atacan a los EEUU, “olvidándose” donde está la raíz de éste sistema perverso: Londres. Así son “direccionados” por organizaciones financiadas por los mismos a quienes atacan. Son “válvulas de escape” de la ira y con los cuales el “sistema” los controla. Así funciona el mundo.

Esta guerra fratricida, inspirada y financiada por Inglaterra por cuanto el Paraguay de ésa época era un país floreciente, sin analfabetos, con telégrafos, ferrocarriles, altos hornos, un pueblo bien alimentado y con un comercio exterior favorable tenía sin embargo un pecado mortal: no tenía deuda externa. Algo imperdonable y un muy mal ejemplo para los demás países americanos.

 

Para terminar éste “escándalo”, el Imperio esclavista del Brasil tejió su diplomacia (una de las mejores del mundo hasta el día de hoy), contando con la colaboración del General colorado uruguayo Venancio Flores y también con la de Bartolomé Mitre, en un verdadero sainete político que por razones de espacio es muy largo de explicar, nos llevaron a la denominada Guerra de la Triple Alianza para los argentinos, Guerra Grande para los paraguayos y Guerra do Paraguay para los brasileños.

 

Aquel maestro del revisionismo histórico argentino, el Dr. José María Rosa, que hurgara infatigablemente en los archivos históricos, no como muchos hoy de moda, que son simples recopiladores de historietas, pues jamás han pisado uno de esos lugares, emotiva y documentadamente así describe el final de ésta epopeya, una de las más cruentas y crueles de la historia militar del mundo.

 

“Poco más de 400 son los que llegan el 14 de Febrero  de 1870 a Cerro Corá junto a uno de los brazos del Aquidabán. El Mariscal llamó a consejo a sus oficiales. Están a un paso de la salvación, están cerca de las selvas del Matto Grosso. Pero resolvieron: “Aquí nos quedamos. Peleemos entonces hasta morir”.

 

El Mariscal pasó revista al “ejército” que quedaba. 409 de todas las edades y sexos restaban de aquel gran ejército de 100 mil hombres. De sus 200 regimientos apenas quedaban 16. Algunos como el 25 de Infantería, reducido a 11 plazas. El más numeroso, el de Maestranza, 53. El famoso 4º de Infantería sobrevivía con 30… El abanderado llevaba atado al brazo el jirón del paño tricolor, salvado de la metralla.

 

Niños y ancianos abrazados por la fiebre o las llagas y extenuados por el hambre, sin más prenda  de los desaparecidos uniformes que el calzón ceñido por el “ysypó” y algún correaje militar.

 

Pocos llevan el morrión con la placa de bronce del número de su regimiento. Descalzos porque los zapatos y las correas han sido comidos, ablandado el cuero con el agua de los esteros. Mujeres afiladas como agujas por la extenuación, las heridas o la peste, preparan el rancho, cuando los hay, cocido con jugo de naranjas agrias…todos enfermos, todos escuálidos, todos con heridas de guerra, no se sabe adonde se va, pero se sigue mientras haya fuerzas…pues donde está el glorioso Mariscal está la patria.

 

14 días esperan en Cerro Corá. Por las noches ardientes y húmedas, se oyen cantos en guaraní, arpas y guitarras. El Mariscal con sus hijos tienden espineles, mientras otros salen a cazar venados.

 

El 1º de Marzo desbordan los brasileños. El Coronel Roa que custodia el acceso, es degollado de inmediato. Los jinetes del Gral. Cámara llegan y se topan con los López y los suyos formados en batalla. Un clarín paraguayo ordena la carga, que se da al paso porque los caballos son esqueletos andantes.

 

Los cambá se retiran ante la sorpresa y porque la distancia les da superioridad a sus buenas carabinas. Los brasileños atraídos por el uniforme del Mariscal se lanzan sobre él y éste, que había ordenado a su hijo Panchito que fuera a proteger a su madre y hermanos, los enfrenta con un espadín de oro en cuya hoja está escrito “Independencia o Muerte”.

 

Un sargento brasileño a quien llaman “Chico Diavo” trata de asirlo por la cintura, mientras otro le descarga un sablazo en la cabeza. El Mariscal alcanza con una estocada a “Chico Diavo”, contestada con un lanzazo al vientre. López se mantiene a caballo, un bayo flacón llamado “Mandiyú” y ordena: “Matemos a esos macacos” a pesar de sus graves heridas. El Coronel Aveiro de la brida lo lleva hacia el río. Los brasileños lo siguen pues la cabeza del Mariscal está premiada con 100 libras esterlinas.

 

López, agotado y desangrado cae de la silla. Sus ayudantes lo ayudan a cruzar a la otra orilla. “Déjenme” ordena López en guaraní. Pero no lo abandonan. Llegan más brasileños. El General Cámara le formula la intimación de rigor: “Ríndase, le garantizo la vida”. Y se acerca. López le amaga una estocada y le dice: “Muero con mi Patria”. Cámara retrocede y dice: “Desarmen a ese hombre”. Varios negros se arrojan sobre el Mariscal quien lucha denodadamente, hasta que uno lo toma del cabello y lo arrastra. El Gral. Cámara ordena: “Maten a ese hombre”.

 

Un tiro de Manlicher le atraviesa el corazón. El Mariscal queda de espaldas, los ojos abiertos, la mano crispada en el espadín. “O diavo do López” dice un negro dando un puntapié en el cuerpo inanimado, mientras le rompen los dientes a culatazos, vejando el cadáver del Héroe.

 

Después ocurren desmanes. Un negro grita al Vicepresidente del Paraguay, un anciano que se hallaba enfermo en una carreta, “ríndase fía da pu…” respondido prontamente con varios bastonazos al atrevido. Es asesinado allí mismo.

 

El hijo mayor de López, Panchito, al defender a su madre es intimado a rendición, a lo que responde. “Un Coronel paraguayo no se rinde”. También es asesinado a sangre fría.

 

Cuando intentan algunos propasarse con la esposa de López, Madame Lynch, ésta advierte: “Cuidado, soy inglesa” en obvia alusión a la “cuestión Christie”. Sucedió que, el Domingo 17 de Junio de 1862, en Río de Janeiro, unos marineros ingleses borrachos vestidos de civil, fueron arrestados por promover desórdenes, a lo que la armada inglesa respondió secuestrando varios barcos brasileños y con amenaza de bombardeo a esa ciudad.

 

Elisa Lynch, encuentra el cadáver de su marido, desnudo, pues los negros lo habían despojado de sus ropas. Amortaja el cuerpo con una sábana junto al de su hijo y los entierra”. La Guerra del Paraguay había terminado con el genocidio brutal de todo un pueblo. “Había que matar a todo niño, hasta en el vientre de su madre” era la consigna de los imperiales. Y realmente fue un genocidio.

 

Es interesante leer las cartas enviadas al Emperador por el Marques de Caxias “o melhor home de armas do Imperio”, como las del General Cámara, quienes destacan que de nada sirvió el oro enviado para sobornar a los paraguayos. Asombrado, Caxias reconoce que jamás había visto combatir con tanta ferocidad y decisión a soldados como los paraguayos, en defensa de su tierra.

 

Es dable recordar que, nuestro Ejército Argentino no participó del saqueo de Asunción ejecutado por los imperiales. Tampoco envenenó las aguas de pozos con cadáveres. Tampoco cometió genocidio como el cometido por el conde de Eu, yerno de Pedro II, cuando hizo incendiar hospitales llenos de heridos, como en Peribebuy y Lomas Valentinas. Tampoco participó de la destrucción y desmantelamiento de los altos hornos de Ibycui, cuya maquinaria fue llevada al Brasil. Tampoco participó en el secuestro de miles de “paraguayitos” como sucedió en Uruguayana, que fueron llevados como esclavos a las fazendas del norte. Tampoco participó en la masacre de miles de niños como sucedió en la famosa batalla de Acosta Ñu, donde aquellos fueron masacrados por la caballería imperial, ni en el genocidio de todo un pueblo en Lomas Valentinas, donde hubo prodigios de valor como el del Coronel Felipe Toledo de 80 años de edad, quien cargó diez veces al frente del regimiento escolta presidencial, para caer en la décima carga,  o el Coronel Valois Rivarola, quien roto su cráneo por una bala, con una mano sostenía su masa encefálica y con la otra sableaba a los imperiales. Nuestro Ejército debió soportar miles de gloriosos muertos, por la impericia militar del Comandante en Jefe, Bartolomé Mitre, y en Curupaity, de no haber sido por Porto alegre, que se impuso a Mitre, el Ejército Argentino hubiese sido aniquilado. A raíz de este hecho fue apartado de la Comandancia en Jefe.

 

Los soldados argentinos, salvo los de Buenos Aires, no veían en el Paraguay a un enemigo, sino a hermanos suyos. El enemigo era el Imperio del Brasil. Tan impopular era la guerra que, los “voluntarios” argentinos debían ser traídos engrillados.

 

El Ejército Argentino luchó con honor y valor.

 

Epílogo: el Paraguay, arrasado como Cartago, jamás pudo recuperarse. Y los países de la Triple Alianza, endeudados con la banca británica. Jugada maestra de “nuestros hermanos” ingleses.

 

Debo aclarar para evitar que se me endilgue animosidad hacia el Brasil. Todo lo contrario. Por el lado de mi madre, toda su familia, materna y paterna son brasileños-portugueses. Pero la historia, hay que contarla tal como sucedió.

 

¡Ah! Me olvidaba. Hasta el día de hoy, el archivo histórico de la Guerra del Paraguay, que se halla en Río de Janeiro, no está al alcance de cualquiera. Es considerado un secreto de estado, una forma de ocultar que salga a la luz la felonía de la masacre de un pueblo hermano…en nombre de las banderas del “libre comercio”.

http://www.corrientesopina.com.ar/?p=11403

 

 

About these ads

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado, buscando el "Yvy Mará Neỹ " ( lo que se podría traducir como “la tierra sin mal” de los guaraníes) acá, allá y acullá... guardando retazos de hechos y protagonistas en esta bitácora virtual, para compartirlas...

Comentarios

3 comentarios en “MARISCAL LOPEZ

  1. Ejemplos del general Patricio Escobar

    Recientemente fueron publicados dos interesantísimos libros que demuestran la honorabilidad de algunos ciudadanos paraguayos, de carne y hueso, que actuaron en la Guerra Grande y posteriormente en el Gobierno.

    He leído con muchísimo interés y enorme asombro el libro titulado General Patricio Escobar, guerrero, diplomático y estadista, que desnuda profundamente la real personalidad del general Escobar, su valentía, corrección y honestidad intelectual a toda prueba.

    Son virtudes propias de escasos hombres privilegiados que, por algún extraño motivo, fueron mantenidas ocultas durante muchas décadas impidiéndose así, al no difundir su ejemplo, el mejoramiento de la idiosincracia de la población, en general, y de la clase política, en particular, lo que redundaría finalmente en el bienestar general de la población.

    Estimo que por el bien del Paraguay del futuro se deberían difundir en las escuelas las actitudes ejemplares como las que se mencionan en dicho libro, como también las de otras personas honorables que indudablemente, antes o después, existieron en el Paraguay.

    Afortunadamente el general Escobar dejó una numerosa descendencia que, por llevar su sangre y conocer ahora, aunque un poco tarde, sus virtudes, sentirá la ineludible obligación de seguir su ejemplo, aunque es inevitable que, entre tantos descendientes, existan algunos que, por ser portadores de “otros genes” filtrados e incorporados a su sangre con el correr de los años, utilicen detestables actitudes deshonestas con las que deshonran la memoria de su ilustre antepasado.

    Federico Caride

    CI n.º 1-133-839.

    Publicado por jotaefeb | 01/12/2011, 6:19 AM
  2. El Sable de San Martín destinado al heróico Mariscal Francisco S. López

    “En el día de su muerte invocamos su memoria y hacemos vibrar las dianas de la gloria como tributo emocionado al primer soldado de la patria y en su honor musitando una oración al altísimo y reafirmando la decisión irrevocable de seguir bregando el legado precioso que nos dejara con su muerte en las aguas del Aquidabán”, escribe Domingo Cabañas.

    Desde la eternidad gloriosa en la que descansa el Mariscal Francisco Solano López, su nombre es una evocación constante, permanente de patria y su inmolación una lección de heroísmo que perdurará por los siglos, como un evangelio de la raza.

    Su amor a la patria, su sentido heroico de la vida y la muerte confirmada con su decisión histórica de perecer antes que renunciar al honor de velar por la dignidad de su tierra y de su bandera, por lo que afirmo que solamente un pueblo de la capacidad espiritual del Paraguay puede tener un héroe de esta estirpe, por eso el Paraguay mantendrá su recuerdo en la esencia misma de la historia y lo veneraran con una profunda y emocionada profesión de fe, admiración y respeto.

    Su figura sigue precediendo la marcha del pueblo, indicando el camino de la lucha, del sacrificio y de la gloria, contrariando principios de gobernantes apátridas y xenofílicos adeptos a la filosofía de la mentira, de la envidia, de la división y de la confrontación.

    Montado en su corcel blanco Mandyju, con su sable al viento y desafiando al destino seguirá cabalgando el gran Mariscal como símbolo de este Paraguay eterno e indomable.

    Garantizado con su grito supremo de Vencer o Morir, que seguirá palpitando en el corazón de todos los paraguayos irrenunciable de la nacionalidad y de la heredad nacional.

    La gran causa iniciada por Artigas en las primeras horas de la Revolución, continuada por San Martín y Bolívar al concretarse la Independencia, restaurada por la habilidad y energía de Juan Manuel de Rosas en los años del “sistema americano”, y que tendría en el Gran Mariscal Francisco Solano López su adalid postrero.

    Pero ya un año antes de Cerro-Corá, viejo y pobre en su destierro de Southampton, don Juan Manuel de Rosas, que por sostener lo mismo que Francisco Solano López había sido traicionado y vencido en Caseros por los mismos que traicionaron y vencieron ahora al mariscal paraguayo, se conmovió, profundamente emocionado, ante la heroica epopeya americana. El Restaurador miró el sable de Chacabuco que pendía como único adorno en su modesta morada.

    Esa arma simbolizaba la soberanía de América; con ella San Martín había liberado a Chile y a Perú; después se la había legado a Rosas por su defensa de la Confederación contra las agresiones de Inglaterra y Francia. Don Juan Manuel ordenó entonces que se cambie su testamento, porque había encontrado el digno destinatario del sable corvo de los Andes.

    El 17 de febrero de 1869, mientras Francisco Solano López y el heroico pueblo guaraní se debatían en las últimas como jaguares decididos que se niegan a la derrota, Rosas testó el destino del “sable de la soberanía”:

    Su excelencia el generalísimo, Capitán General don José de San Martín, me honró con la siguiente manda: La espada que me acompañó en toda la guerra de la Independencia será entregada al general Rosas por la firmeza y sabiduría con que ha sostenido los derechos de la Patria.

    Y yo, Juan Manuel de Rosas, a su ejemplo, dispongo que mi albacea entregue a su Excelencia el señor Gran Mariscal, presidente de la República paraguaya y generalísimo de sus ejércitos, la espada diplomática y militar que me acompañó durante me fue posible defender esos derechos, por la firmeza y sabiduría con que ha sostenido y sigue sosteniendo los derechos de su Patria”. – (Investigación histórica de José María Rosa. García Mellid, Atilio.)

    Cerro Corá, su tumba, es el santuario del pueblo y el gólgota donde sucumbió el más grande y sacrificado mariscal del universo. La figura del ilustre rebasa los límites del héroe común y se constituye en el “soldado símbolo” que encarna las virtudes supremas del genuino y auténtico paraguayo guaraní.

    En su largo peregrinaje hasta su destino final en Cerro Corá, era seguidos por los restos de su ejército y su pueblo que seguían adheridos a su gigantesca figura, hasta inmolarse como cumpliendo un pacto sagrado. El éxodo de todo un pueblo, hombres, mujeres, anciano y niños, siguiendo los pasos del ejército nacional, es una de las páginas más sublimes de la historia universal.

    Gloria eterna al Mariscal. Bendigo la memoria de los paraguayos que murieron luchando por la Patria.

    Publicado por Prensa Digital Paraguayo y enviado al Diario La Nación Online por su autor.

    Publicado por jotaefeb | 03/03/2011, 6:11 PM
  3. Presentarán programa de celebraciones del “Día de los Héroes” en Cerro Corá

    La Comisión Nacional del Bicentenario de la Independencia del Paraguay, en una acción mancomunada con la Gobernación del Departamento de Amambay, realizará este miércoles una conferencia de prensa a las 9,30 en el Hotel del Paraguay, para informar sobre las actividades que se llevarán a cabo del 26 de febrero al 1º de marzo en el Parque Nacional Cerró Cora, al recordar el fallecimiento del Mcal. Francisco Solano López.

    El acto responde al programa “Cerro Corá Bicentenario Gobernando las Áreas Protegidas Del Paraguay”, que implementa la Secretaría del Medio Ambiente en el marco de la conmemoración de 200 años de vida independiente de nuestro país, cuya coordinación general está a cargo de la Secretaría Nacional de Cultura de la Presidencia de la República.

    El acto informativo contará con la presencia del Ministro Secretario del Ambiente Oscar Rivas, además del Gobernador del Amambay Juan Bartolomé Ramírez; representantes de las Fuerzas Armadas de la Nación; la Ministra Secretaria de Emergencia Nacional Gladys Cardozo; la Viceministra de la Juventud Diana García y el Viceministro de Educación Hugo Brítez.

    El Día de los Héroes ha reunido, a más de las instituciones nombradas, a las municipalidades de Pedro Juan Caballero, de Capital Bado y de Bella Vista. Cuenta con la colaboración especial de Itaipú Binacional y el apoyo de organizaciones sociales de la zona donde falleció el Mariscal López, poniendo fin a la guerra que mantuvo el Paraguay con Brasil, Argentina y Uruguay.

    Programa

    De acuerdo a las costumbres locales, se llevarán a cabo celebraciones previas. Así, el 26 de febrero se instalará un Campamento Nacional Estudiantil denominado ”Liderazgo Juvenil hacia la nueva generación de próceres,” que contará con la participación de aproximadamente 500 jóvenes de todo el país, entre estos, integrantes de la organización Boy Scouts del Departamento de Amambay; se prevé actividades de confraternidad e integración y una peña folklórica.

    Al día siguiente, a partir de las 8 tendrá lugar una competencia nacional de ciclismo y a las 20;30, un festival folklórico popular.

    El programa contempla asimismo que el 27, a las 8, se lleve a cabo una restauración del Ecosistema Cerrado con 9.000l plantines de especies nativas que serán ubicadas en la ex pista de aterrizaje.

    Como es tradicional la noche del 28 se realizará una vigilia, este año denominada “Vigilia Bicentenaria”, que contempla un espectáculo de danza, música y teatro, en una recreación del inicio del universo según la cosmovisión indígena; la independencia patria y pasajes de la Guerra del 70, en base a textos de Alcibíades González Delvalle, Augusto Roa Bastos, Rudy Torga y Eduardo Galeano.

    Acto oficial

    El 1º de marzo, fecha emblemática para toda la ciudadanía nacional, tendrá lugar la ceremonia oficial del “Día de los Héroes” con la presencia del presidente de la República, Fernando Lugo Méndez y altas autoridades de la republica.

    Un Bicentenario para la gente

    En concordancia con el espíritu de la conmemoración del Bicentenario, la mayor parte del monto destinado a los festejos será destinado a obras e iniciativas en pro del bienestar de la ciudadanía. El Programa Cerro Corá – Bicentenario se inscribe en esta línea y marcará el inicio del proceso de restauración de la infraestructura edilicia del Parque Nacional Cerro Corá.

    La información fue proveída por la Comisión Nacional del Bicentenario a la Dirección General de Información Presidencial.

    SICOM/DGIP

    Publicado por jotaefeb | 23/02/2011, 10:22 AM

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

ahora

Click for Asunción, Paraguay Forecast

administrador

Desde Asunción/Paraguay: jotaefeb, buscando el “Yvy Mará Neỹ ” (“la tierra sin mal” de los guaraníes) acá, allá y acullá… guardando retazos de hechos y protagonistas en esta bitácora virtual, para compartirlas.
laovejacien@gmail.com

SIC

He estado revisando y el gasto público ha crecido en % muy por encima del crec del PIB. Con tanta ineficiencia pública esto es inadmisible.24/04/14
Víctor Raul Benitez

cine paraguayo

archivos

estadísticas

  • 512,593 hits

ENTRE LOS 50 MEJORES

.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 51 seguidores

%d personas les gusta esto: