estás leyendo...
País

Oportuna iniciativa a favor de la educación técnica

 

Durante largos años hemos venido insistiendo desde este espacio editorial en que en el Paraguay la enseñanza humanística, al menos como está enfocada por nuestro sistema educativo, no sirve prácticamente para nada; fundamentalmente por estar desconectada del mundo del trabajo, por no generar la mano de obra calificada que el país necesita para modernizar su economía, y porque solo produjo una inmensa cantidad de universitarios que lamentablemente solo sirvieron para engrosar la ya muy abultada categoría de profesionales proletarios.

Al parecer, finalmente el Gobierno tomó nota de esta necesidad y se embarcó en la formulación de un Plan Nacional de Mejoramiento de la Educación Técnico-Profesional, cuyo principal objetivo es conectar de manera más determinante el sistema educativo formal con el ámbito laboral. De allí que, con acierto, en la ejecución del mismo estén precisamente involucrados los ministerios de Educación, Justicia y Trabajo, Agricultura y Ganadería, así como los gremios de la producción y el empresariado.

Cuando un país pretende dar un salto en su proceso de crecimiento económico y en su desarrollo, el primer aspecto al que debe apuntar es a la optimización de sus niveles de educación, ya que esta constituye la principal herramienta para volver más competitivos a los ciudadanos, ampliar el espectro de oportunidades de los mismos, y lograr una mejoría sustancial en su calidad de vida.

El análisis y pronóstico elaborado por el Gobierno en el marco del Plan Nacional de Mejoramiento de la Educación Técnico-Profesional es acertado: hay pocos jóvenes con estudios técnicos –solamente el 25% de los alumnos de secundaria optan por una orientación de este tipo–, la calidad de la enseñanza en este sector es realmente pobre y, por lo tanto, urge realizar la mejor inversión que se pueda en el sector.

Es verdad igualmente que la desconexión entre el mundo de la educación y el del trabajo incide en los proyectos de desarrollo del país. Pero no alcanza con realizar un atinado análisis de coyuntura en términos teóricos, sino es preciso aplicar un plan sensato, con metas precisas, asequibles, concretas y de cumplimiento verificable.

En este sentido, se requiere actuar con sensatez y una alta dosis de pragmatismo, determinando con claridad cuáles son los estudios, los currículos y los oficios que es preciso crear o potenciar, hacia dónde apuntan las demandas del mercado, cuáles son las expectativas del sector privado en el corto, el mediano y el largo plazo; así como especificar con claridad el tipo y la duración de la capacitación que se pretende ofrecer en el futuro inmediato.

El Plan de Mejoramiento barajado por el Poder Ejecutivo plantea una inversión de 30 millones de dólares en los próximos tres años, para expandir y adecuar la educación técnica, previendo que las primeras reformas comiencen a ser ejecutadas en el curso de este mismo año.

La propuesta de aumentar en un 30% la cantidad de instituciones con oferta de educación media técnica en cada departamento y de diversificar las ofertas de formación profesional en función de la demanda productiva laboral, es un buen comienzo. Sería también muy oportuno que las instituciones y entidades involucradas en el Plan de Mejoramiento realicen una campaña de difusión de sus ofertas entre la población joven, explicando las ventajas que implica la realización de estudios técnicos en un mundo cada vez más desarrollado desde el punto de vista científico y tecnológico, y en un país que aumenta cada día su producción agropecuaria e industrial.

 

Por otra parte, una decisión que generaría un impacto profundo tanto en el campo como en el muy necesario y urgente mejoramiento del bienestar rural en nuestro país, es que se estimule la matrícula en el bachillerato agrario y que, además de mejorar sustancialmente las existentes, se multiplique la creación de más escuelas agropecuarias en el interior del país, de forma tal que los jóvenes campesinos puedan ser dotados de los instrumentos aptos para promover su afianzamiento y bienestar económico en las áreas y zonas de influencia en que se desarrolla su misma vida.

Es de esperar que los recursos que pretende invertir el Gobierno sean utilizados de manera racional y honesta, destinándolos a la implementación de un programa que tenga una verdadera incidencia en la vida de los ciudadanos, y en el desarrollo del Paraguay; bregando para rescatar de la deriva educativa, social y económica a ese muy elevado 35% de jóvenes paraguayos que hoy por hoy no está estudiando y que, de seguir por ese camino, desgraciadamente acabará engrosando los índices de la marginalidad o la delincuencia.

http://www.abc.com.py/nota/oportuna-iniciativa-a-favor-de-la-educacion-tecnica-928/

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

2 comentarios en “Oportuna iniciativa a favor de la educación técnica

  1. Reinventando el desarrollo a través de la tecnología

    Paraguay es un país que está en un momento espectacular de transformación. El avance, el cambio que se está dando, es vertiginoso. Hay un océano de oportunidades de crecimiento, en donde la tecnología puede jugar un papel fundamental.

    Los países más avanzados crecieron mucho en momentos en donde no existía la tecnología que tenemos hoy. Se invirtió muchísimo en ladrillos, mucho cemento, unas infraestructuras costosísimas, que hoy cuestan mucho dinero mantener. En aquel momento no existían las redes ni los smartphones. En aquel momento esa era la única opción.

    Estamos en un país que necesita avanzar de manera acelerada para su desarrollo; ¿tenemos que hacer lo mismo que hicieron los países que están más avanzados? La respuesta posiblemente sea no. Podemos dar un salto al futuro, con todos los medios tecnológicos que tenemos hoy a disposición.

    Estoy plenamente convencido de que podemos reinventar el mundo de una manera diferente, teniendo como aliada a la tecnología. Paraguay es muy interesante, porque es un mercado donde muchas cosas especiales, únicas, ocurren con relativa normalidad.
    Un ejemplo de ello son los servicios financieros móviles, en donde Paraguay se ha convertido en un modelo a nivel mundial por la efectiva implementación tanto del negocio como de las regulaciones que lo enmarcan. Con 50 millones de transacciones al año, hoy estos servicios facilitan la vida de mucha gente y son un ejemplo positivo de cómo el cambio se acelera en un país como Paraguay.

    Otro ejemplo destacable es la Telemedicina, obtener atención médica de calidad a distancia desde zonas remotas, gracias a una red de fibra que une Asunción con hospitales o centros salud para diagnosticar, realizar consultas y tomar decisiones, evitando que los pacientes se trasladen cientos y cientos de kilómetros, ahorrando importantes costos tanto al Ministerio de Salud como a los pacientes y algo no menos importante: un profesional de la salud puede multiplicar por 10 la cantidad de pacientes atendidos. En Paraguay, la telemedicina ya es posible en 40 localidades y seguirá implementándose en muchas otras.

    En educación, las oportunidades son infinitas, pues la misma puede ser transformada de manera revolucionaria y con muy poca inversión. Escuelas y universidades conectadas, estudiantes y profesores conectados al reservorio mundial del conocimiento como lo es internet, abre un mundo de posibilidades y permite crear perspectivas de igualdad en la población más joven de nuestro país. Conozco el caso de una joven de Sapucai, tuvo acceso a internet y se especializó en astronomía.

    Terminó ganando la medalla de plata de astrofísica de Omapa a nivel regional. Ha vuelto a su ciudad y enseña a otros alumnos. Todo es posible.

    Tomo con mucha ilusión el desafío que hoy me toca vivir desde la Dirección General de Tigo Paraguay. He encontrado en este país la oportunidad de contribuir a generar un impacto social muy importante. Estamos hablando del crecimiento tecnológico, de las capacidades de Paraguay, algo que me tomo con una responsabilidad muy particular.

    La transformación es posible, en la medida de que seamos capaces de abrazar el cambio, de que se faciliten los permisos necesarios, se definan las necesidades con criterio y se simplifiquen los procesos de despliegue. Con las condiciones dadas y el compromiso de todos los paraguayos, estamos ante una oportunidad espectacular de crear futuro, de acortar caminos hacia el desarrollo, a través de la tecnología.

    Por José Perdomo

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 16 noviembre, 2016, 10:32 am
  2. Hay que salvar a las escuelas agropecuarias

    Son las escuelas agrícolas y centros de capacitación que una vez más están contra la pared porque se les ha recortado el presupuesto oficial que las sostiene ante la absoluta indiferencia tanto del Poder Ejecutivo como del Congreso que prefiere priorizar la holgazanería de su personal antes que la capacitación de jóvenes rurales.

    Las escuelas de capacitación agropecuaria viven literalmente a salto de mata, tapando agujeros presupuestarios con ventas casuales de lo que producen y les sobra luego de alimentar a alumnos y docentes. Ahora, el dinero programado y recortado alcanza solo hasta noviembre. No habrá remuneración para los docentes y administrativos durante diciembre y ni hablar de aguinaldo, que en otras instituciones oficiales se regala hasta por triplicado. Enero y febrero próximos serán más que problemáticos.

    Estos contratiempos no son nuevos para estas instituciones educativas. En 2013, la federación que las agrupa denunciaba que “fueron reprogramados, sin aviso ni consulta alguna, 4.000 millones de guaraníes, más del 60% del presupuesto, para destinarlos a otros programas del MAG, despojando a nuestras instituciones de fondos con los cuales se sustenta parte importante de las actividades académicas…”. En estas escuelas y centros de capacitación reciben formación y obtienen su título de “bachiller técnico agropecuario” unos 2.000 jóvenes cada año, la mayoría estudiando en régimen de internado mixto. “Prácticamente todos los egresados tienen asegurado un trabajo al terminar sus estudios” manifestaba a un programa de televisión el director de una de estas instituciones. Incluso en una de las escuelas, dedicada a la formación técnica agromecánica, se diseñó un modelo de sembradora mecanizada, muy sencilla y barata de fabricar. Cuando se le preguntó a su director si había registrado el invento y si proyectaba comercializar su patente, el funcionario tuvo que admitir que por estatuto eso no les está permitido. También la venta de los productos de huerta, cultivados por los propios alumnos, tiene sus limitaciones, pese a que en conjunto, la producción es abundante, de muy buena calidad y fácilmente colocable en el mercado. Pero una legislación obtusa y anclada en el siglo XIX les cierra el paso.

    El Gobierno debe demostrar que la enseñanza agropecuaria le importa. Lo hará golpeando el escritorio del ministro de Agricultura y Ganadería y exigiendo explicaciones sobre este comportamiento criminal con instituciones que brindan una de las pocas salidas honorables que tiene hoy la juventud rural del Paraguay.

    Hay que salvar a las escuelas agropecuarias. ¿Qué elige el Gobierno, seguir alimentando hordas de protegidos políticos enquistados en sus oficinas… o asegurarle el futuro a miles de jóvenes del campo?

    http://www.5dias.com.py/51352-hay-que-salvar-a-las-escuelas-agropecuarias

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 12 noviembre, 2016, 8:00 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

ADN

5días

Peichante-Py en FB ✓

A %d blogueros les gusta esto: