estás leyendo...
País

LOS AHOGADOS DEL VERANO

 

  • Andrés Granje.

Días pasados comentamos la preocupación ante los hechos de accidentes de tránsitos y otros sucesos violentos, con saldos de perdidas en vidas humanas y secuelas con lesiones lamentables de estos percances evitables,  que arrojan también,  cuantiosas perdidas económicas para las familias paraguayas, a esta lista que se incrementa de manera alarmante cuando nos acercamos a la temporada estival, debemos sumar la gran cantidad de fallecidos por  ahogamientos, en los cursos hídricos de nuestro territorio, casi siempre debido a la imprudencia, el exceso de temeridad que da la ingestión indiscriminada de bebidas alcohólicas, por parte de personas que en grupos  de amigos o en familia se acercan con el sano deseo de divertirse, sin embargo la falta de educación, de urbanismo, de adaptación social,  transforma la alegría grupal  en tragedia colectiva, en una historia demasiada repetida cuya lección nunca se aprende por la sociedad.

Es alarmante el nulo control que existe en estos lugares de veraneo, por parte de las autoridades nacionales, en caso de las playas  públicas o municipales, igualmente,  de los dueños o empresarios en caso que se trate de establecimientos explotados por el capital privado. De cualquier forma en estos lugares la venta y el consumo de alcohol es de canilla libre, antes que restringir o prohibir la presencia de beodos en cercanía del agua o en el mismo predio, se exacerba y fomenta la ingesta de bebidas, en medio de un ambiente de música estridente y alienante, que da como resultado aparte de las personas ahogadas, peleas  a veces violentas y sangrientas entre componentes de barras de muchachos beodos que asisten a estos lugares.

 

Este fin de semana con la elevada temperatura reinante, la gente buscó lugares donde refrescarse, el calor era bochornoso e insoportable en la ciudad, hubo concurrencia masiva a los lugares habilitados como balnearios en ríos y arroyos, también en clubes sociales que cuentan con piletas o playas sobre ríos o lagos, hubo concurrencia, inclusive, en aquellos lugares  no habilitados, el saldo fatal fue, de nueve personas muertas por ahogamiento, todos menores de 30 años, lo que torna mas sensible aun la perdida de vidas humanas. Pensamos que aparte de la imprudencia suicida de los veraneantes, otro de los motivos esenciales de estos ahogamientos reside en el poco cuidado que se les brinda a estos espacios ya sean privados o públicos, lo que resulta incomprensible y falto total de sentido común.

 

Si muchos municipios viven del verano, como San Bernardino, Aregua, los pueblos de las cordilleras, no entendemos porque las administraciones comunales no mantienen en condiciones estos lugares, si son como la carta de presentación de sus administraciones, independientemente del beneficio económico que genera la afluencia masiva de gente, tener playas bien cuidadas, limpias, aseadas, no permitiendo el abuso de polución sonora, ni el masivo e indiscriminado consumo de alcohol, tener salvavidas y servicios sanitarios de urgencia , es imprescindible para dar garantías de seguridad a la gente que acuden masivamente a estos balnearios.

 

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

2 comentarios en “LOS AHOGADOS DEL VERANO

  1. Balnearios clandestinos
    3 enero, 2017

    Una vez más nuestro diario publicó en la edición de ayer el caso de los inescrupulosos que se adueñan de la franja de dominio del Lago Acaray, en la zona del Km 8, y la explotan como un balneario particular. Según la publicación, los avivados alambraron el lugar y cobraron entre 5, 20 y 50 mil guaraníes a las personas que ingresaban buscando refrescarse en el lago.
    La usurpación de espacios públicos es una realidad de nuestra región propiciada por años de prepotencia y arbitrariedad que se trae desde el inicio de la fundación de nuestra ciudad, y que luego fue alentada por las mismas autoridades. Se sabe que los alrededores del referido lago, tanto en la zona de Ciudad del Este, como de Hernandarias están totalmente privatizados por avivados que se adueñaron de las franjas de dominios, ignorando totalmente lo que disponen las legislaciones al respecto. Existen mansiones en dichas zonas y el acceso está vedado para la ciudadanía. Alguna vez, alguna autoridad con criterio suficiente y racionalidad procederá a recuperar esos espacios.
    El argumento de los defensores de la usurpación de la franja del lago es que la municipalidad no realiza inversiones y que al menos los que se encargan de la explotación de los balnearios realizan la limpieza correspondiente. No obstante, hay que hacer algunas precisiones sobre este aspecto. El lago Acaray es uno de los más peligrosos para su uso como lugar de esparcimiento. Los locales clandestinos no tienen ni las más mínimas condiciones de seguridad, por lo que las autoridades ya deberían haber actuado inmediatamente de oficio procediendo a la clausura de los locales y el correspondiente procesamiento de los involucrados.
    Sin embargo, hay que reconocer que en la época de calor, la ciudadanía no tiene opciones para refrescarse, y por ello no tiene problemas en pagar, aún sabiendo que quienes están ofreciendo el “servicio” lo hacen de manera ilegal. Si existen personas interesadas en la explotación, lo que la municipalidad debería hacer es concesionar las playas, exigiendo el cumplimiento de ciertas normas de salubridad y seguridad. De esta manera se podría preservar la zona, mantener la limpieza, ofrecer un lugar de esparcimiento a las familias y sobre todo cuidar los aspectos de la salud y la seguridad.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 3 enero, 2017, 8:40 am
  2. Los balnearios de Alto Paraná
    MARTES, 13 DE NOVIEMBRE DE 2012

    Antes de comenzar el verano acá en el Paraguay, ya se sienten los rigores de las altas temperaturas que obligan a las familias de menores recursos económicos a buscar un lugar de esparcimiento que tenga piscina, arroyo, lago, o que estén a orillas de algunos de nuestros caudalosos ríos. Estos lugares generalmente se encuentran a unos cuantos kilómetros de la capital departamental.

    La riqueza hídrica de nuestro país, y en especial del Alto Paraná, facilita la existencia de ese tipo de sitios que permiten a las personas combatir de la mejor forma posible la intensidad del calor del verano. Hasta ahí todo bien. Sólo que la inmensa mayoría de la gente concurre a esos lugares los fines de semana, no precisamente para tomar tereré. El consumo del alcohol es la pareja perfecta del agua con el calor agobiante. Allí comienzan los problemas que luego se ven reflejados en nuestras rutas los domingos al final de la tarde. Vehículos de todo tipo y tamaño, volviendo a la capital del Departamento, conducidos por personas que si no están en estado de ebriedad, sobrepasan largamente el índice de alcoholemia permitido para estar al mando de un vehículo.

    Estas apreciaciones no son un descubrimiento. Son la constante de todos los aproximadamente veinte fines de semana que tiene el verano. Es necesario advertir a la gente primero, y a las autoridades encargadas de los controles del alcotest, para elaborar un plan que permita sobre todo prevenir los excesos en el consumo de bebidas alcohólicas en esos días. Si se implementara con éxito un plan de ese tipo, muchas vidas humanas se salvarán este y los próximos veranos.

    Por otro lado, los balnearios habitualmente los fines de semana tienen polución no solamente sonora sino de las aguas que sirven de bálsamo a la canícula. Las autorizaciones municipales y de otras instituciones del Estado para el funcionamiento de dichos sitios, generalmente se consiguen a través de los “aportes sociales” a los jefes de esas instituciones. Todavía no se descubrió la manera de evitar el cohecho en cualquiera de sus formas.

    Y finalmente están las pérdidas de vida por ahogamiento que se dan en esos lugares. Nuestro departamento tiene muy pocas playas públicas dotadas de personal encargado de salvaguardar la vida de los bañistas en casos de emergencia, en estos días ya tuvimos dos casos en la zona. Todo esto conforma el paisaje de nuestro verano.

    Alertamos a nuestras autoridades a tomar los recaudos necesarios para evitar o por lo menos disminuir sustancialmente el número de personas que pierden la vida en días que debieran ser de esparcimiento y no precisamente de luto.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 14 noviembre, 2012, 6:32 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

el clima ✓

Click for Asunción, Paraguay Forecast

VIÑETAS ✓

Nico

Melki

Caló

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

5dias.com.py

5días

A %d blogueros les gusta esto: