estás leyendo...
País

OTRO AÑO SIN AVANCES PARA DERECHOS DE LOS ADULTOS MAYORES EN PARAGUAY

 

Por el Día Internacional de los Derechos Humanos celebrado este 10 de diciembre, la Asociación por los derechos del Adulto- ADAM expresó que el Estado paraguayo está aplazado y con pendientes del año 2010 para ese sector. “Este Día internacional de los derechos humanos hacemos un nuevo llamado a la conciencia de nuestros gobernantes y de toda la sociedad para reclamar que la dignidad no puede esperar, y los adultos mayores tampoco”.

 

Pensión alimentaria aprobada por Ley Nº 3728/2009, con expectativas y esperanzas de los abuelitos, un cumplimiento insuficiente:

“Logramos la aprobación de la ley por la cual se otorga un mínimo de 352.000 guaraníes de pensión alimentaria, a los adultos mayores en situación de pobreza, un derecho reconocido pero no aplicado en el año 2010. Los adultos mayores nos encontramos con la desilusión que solo cobraron algunos pocos ancianitos, a pesar de que se hizo el censo en varias localidades, solamente se pagó a un pequeño grupo, en medio de mucha publicidad”.

 

Reclamo de actualización de haberes jubilatorios:

“Seguimos solicitando al Instituto de Previsión Social -IPS, la actualización de haberes, DERECHO que consta en la Constitución Nacional, en su artículo 103 que dice “… la ley garantizará la actualización de haberes jubilatorios en igualdad de tratamiento dispensado al funcionario público en actividad…”. Esto no se cumple y ante los pedidos formales realizados a la institución, aún no han dado respuesta, por lo que la mayoría cobra salarios míseros, muy por debajo del sueldo mínimo”.

 

Persiste la indiferencia al adulto mayor en el entorno familiar, en todas las estructuras sociales y estatales:

“¿Se han preguntado si todos los lugares tienen preferencia o ventanillas especiales, o servicios diferenciados para las personas adultas mayores? La indiferencia que un adulto mayor siente en su casa, en la calle, al subirse al colectivo, cuando no existen carteles que permitan su integración en la sociedad y el respeto a los derechos humanos, toda esa violencia y esa soledad que vive el anciano en nuestro país, no ha cambiado nada.

 

Por eso, este 10 de diciembre, Día internacional de los derechos humanos hacemos un nuevo llamado a la conciencia de nuestros gobernantes y de toda la sociedad para reclamar que la dignidad no puede esperar, y los adultos mayores tampoco”, finalizaron.

 

 

 

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

5 comentarios en “OTRO AÑO SIN AVANCES PARA DERECHOS DE LOS ADULTOS MAYORES EN PARAGUAY

  1. Estado debe prestar más atención en situación de adultos mayores
    Ago 6, 2016
    Un Estado debe establecer políticas claras y desarrollar acciones concretas para la protección de los sectores más vulnerables de la población. Si no fuera así, estaría cometiendo un grave error, dejando a su suerte a miles de compatriotas que no tendrían mínimas condiciones para vivir dignamente.
    Cabe recordar que Paraguay, lamentablemente, sufre hasta hoy una pesada herencia dejada por gobiernos que antes que atender a la población se dedicaron a dilapidar los fondos públicos, para satisfacer intereses personales o partidarios, contratar a miles de partidarios en la función pública e intentar crear estructuras que les permitan perpetuarse en el poder. Particularmente, la atención de los adultos mayores siempre fue un tema poco atendido por los sucesivos gobiernos de turno. Aunque en algunas ocasiones fueron impulsados programas en ese ámbito, los resultados no llegaron a ser muy satisfactorios.
    La gran infraestructura del ex Casino Hotel San Bernardino, propiedad del Instituto de Previsión Social (IPS), se convertirá en breve en una moderna residencia gerontológica gracias a una millonaria inversión. Se cumplirá así una de las acciones del plan de protección y ayuda a los de la tercera edad, demostrando de ese modo que cuando se trabaja con seriedad y transparencia es posible concretar proyectos sociales, muy distante a los discursos sociales que se quedan solamente en eso, en promesas que nunca se cumplen.
    La inversión es de casi US$ 10 millones del fondo del Instituto de Previsión Social (IPS), lo que implica también la importancia de definir dónde y en qué se destina el dinero público, en la línea del Gobierno en el sentido de que el dinero de la gente es de la gente.
    Si bien es cierto un centro de esta naturaleza no será una solución definitiva al abandono en el que se ha dejado a las personas de la tercera edad, no se puede desconocer que es un paso importante que ratifica la intención de atender a esta franja de la población.
    Este tipo de proyectos promovidos por el Estado son los que deben ser respaldados por la clase política, que muchas veces, en el afán de buscar réditos meramente políticos, se opone o frena iniciativas que tienen como objetivo lograr que la gente viva mejor. Recordemos que días pasados habíamos publicado que son unos 6 mil ancianos que siguen sin percibir su pensión alimentaria en Ciudad del Este, pese a reclamarlo hace años. Este tipo de cosas, debido a la inoperancia del Ministerio de Hacienda, deben ser extirpadas, no puede ser que se les tenga de esta manera a los adultos mayores, que claman por una pensión de por sí miserable. De hecho, no se puede ser tan egoísta en pensar solo en los intereses personales o grupales, en detrimento de la población. Los que mantienen este tipo de discurso, simplemente, se manejan a base a la incoherencia y la mentira.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 6 agosto, 2016, 8:29 am
  2. Políticas públicas para la tercera edad

    En coincidencia con el Día Internacional de las Personas de la Tercera Edad que se recuerda en la fecha se realiza en la sede del Parlamento Nacional el Primer Congreso Internacional “Situación de las Personas Adultas Mayores, desde una perspectiva de derechos”. La concreción de este encuentro es una noticia altamente positiva, considerando el considerable atraso que registra nuestro país en materia de atención y programas específicos para este sector de la sociedad. La presencia de expertos extranjeros y el compromiso asumido por la Comisión de Equidad y Género de la Cámara de Senadores pueden instalar este importante tema en la agenda pública de actualidad.

    Lamentablemente, uno de los sectores más vulnerables de nuestra sociedad son las personas de la tercera edad. Son todavía muy tímidos los avances en materia de cobertura médica o de asistencia social a los ancianos. El Estado carece aún de políticas especiales diseñadas para atender las necesidades y requerimientos singulares de esta parte de la población. Estas políticas no deben limitarse a la ampliación de las pensiones o de las asignaciones monetarias. Es preciso partir de programas de salud pública que concebidos para este segmento social en particular.

    En la actualidad son muy pocos los hospitales y centros de salud que cuentan con servicios dirigidos a personas de la tercera edad. De hecho, es evidente la escasez de profesionales de la salud –médicos, enfermeras, sicólogos, etc.– debidamente capacitados para afrontar la problemática geriátrica. Los programas antes referidos deben incluir el estímulo a la formación técnica y profesional en este campo. Para que sea integral, la asistencia también debe contemplar los aspectos sicológicos.

    Con frecuencia, después de toda una vida de intensa actividad física y laboral, las personas que ingresan a la tercera edad tienden a sentirse poco útiles, lo que afecta su autoestima. Con políticas públicas eficaces y con la participación de la comunidad, es posible lograr que los abuelos tengan sueños, planes y propósitos.

    Mucho queda aún por avanzar en el campo de la protección a la tercera edad. Si bien el Paraguay es un país todavía mayoritariamente joven, el promedio de edad va en aumento, así como las expectativas de vida. Esto significa que, tal como ocurre en otras naciones del continente y el mundo, en el futuro próximo la proporción de personas de tercera edad con respecto al conjunto de la población tenderá a incrementarse. Vale decir que a mediano plazo este segmento de la sociedad irá en aumento, lo mismo que sus necesidades y requerimientos.

    El Estado debe impulsar desde ya políticas públicas que satisfagan las exigencias actuales de dignidad y atención de las personas de la tercera edad pero también que apunten a cubrir las necesidades futuras. Parte de estas políticas deben ser campañas de concientización y sensibilización dirigidas a la sociedad. Es preciso valorar en su justa medida a las personas de la tercera edad, su experiencia, sus conocimientos adquiridos y, sobre todo, el aporte que aún hoy pueden hacer por ellos mismos y por el resto de la sociedad.

    Una nación que no sepa valorar a sus ancianos es una nación que no aprecia su propia historia y estará condenada a repetir los errores de su pasado. La construcción de una sociedad inclusiva y justa, que integre también a los ancianos, es una tarea primordial en la que deben tomar parte las autoridades y todos los sectores de la sociedad.

    http://www.lanacion.com.py/articulo/178887-politicas-publicas-para-la-tercera-edad.html

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 4 octubre, 2014, 8:16 am
  3. Mayores de edad

    Fastidio, carga, molestia, desgracia… son términos que uno podría asociar a los residuos del hogar o a los impuestos malversados, pero hoy es cada vez más común escuchar referirse así a los ancianos de la casa.

    El otro día mis hijas fueron con unas amigas a pasar la tarde con las abuelas de un “hogar”. No volvieron contentas, sino conmovidas: se encontraron con factores de la realidad que desacomodan y dan que pensar. Justo el 1 de octubre se “celebró” el Día de los Adultos Mayores.

    Es notable, pero la primera pregunta que uno se hace cuando ve a una persona frágil y ya en la última etapa de su vida lejos de la familia, no es si tiene los “servicios básicos” cubiertos, sino ¿por qué no vive con los suyos?

    Relacionarse, pertenecer al equipo de la casa es una necesidad grande para cualquier persona, aunque no sea más que para charlar, discutir, refunfuñar y rememorar los viejos tiempos. Esto es algo que los paraguayos siempre hemos comprendido, por eso los abuelos forman parte de la historia de la mayoría de los hogares, aunque sean pobres de recursos materiales. Pero la mentalidad está cambiando. Hoy se normaliza el desafecto. Se justifica, en muchos casos, una forma sutil de crueldad.

    Es cierto, es difícil humanizar la propia conducta porque ya no somos educados para considerar todos los factores de la realidad: nos estamos alienando y volver a ser nosotros mismos no es cuestión de presionar al Estado o crear más leyes.

    El punto es reconocer la relación directa que existe entre ese “sacrificio” de compartir la vida con los abuelos y nuestra propia felicidad. ¿Cómo es posible que hasta con las mascotas de la casa tengamos más empatía que con los nuestros?

    Algunos abuelos tienen la suerte de seguir llenando por un tiempo los exigentes estándares de sus familiares y consiguen dar la talla por ser “buena onda” y “calidá”. Pero, ¿no debería ser suficiente aquello de “Honra a tu padre y serás feliz en la tierra”?

    El cambio de paradigma es evidente. Antes volverse mayor de edad significaba ser capaces de hacerse cargo, responsables, pero hoy se habla de autonomía absoluta como sinónimo de libertad. Cualquier obstáculo a la vivencia de esta autonomía resulta chocante para la mentalidad dominante, materialista y utilitaria.

    En este paradigma eufemístico es intolerable llamar viejo o ancianito a un “adulto mayor”, sin embargo, no hay problema de conciencia en llevarlo a vivir a un asilo. Nos convertimos en seres desechables y encontramos justificativos hasta ideológicos para ello. Cuidado, porque el tiempo vuela y cuando nos toque a nosotros la experiencia, no creo que sea suficiente que nos celebren un día del año en el albergue. Así nomás es.

    Por Carolina Cuenca

    http://www.ultimahora.com/mayores-edad-n835233.html

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 4 octubre, 2014, 8:15 am
  4. Los adultos mayores claman por un trato social más justo

    Uno de los sectores sociales más descuidados y desprotegidos por el Estado es el de los adultos mayores. Si bien hay leyes que les favorecen para disfrutar de una vejez digna, muchas de ellas duermen en los papeles sin que haya habido voluntad política para cambiar la situación de 500.000 habitantes que se encuentran en la franja de la tercera edad. La proyección estadística adelanta que en el transcurso de los próximos años disminuirá sensiblemente la población joven -que hoy es mayoría-, mientras que la de más de 60 años aumentará de manera acelerada. Ante esta perspectiva, es necesario implementar con urgencia políticas públicas de previsión.

    Los estudios realizados por la Dirección General de Estadística, Encuestas y Censos (Dgeec) dan cuenta de que en la actualidad un poco más del 60 por ciento de la población paraguaya es joven: posee menos de 30 años.

    La estadística revela que hoy existen 7 menores de 20 años por cada persona que tiene o sobrepasó los 60 años. Esta relación, sin embargo, en los próximos 15 años variará. La proporción será de 4 por cada adulto mayor.

    Esa proyección vaticina que en corto tiempo el mapa demográfico presentará un panorama diferente: la población de ancianos del país -que es de alrededor del 5 por ciento- irá en aumento mientras que la cantidad de jóvenes descenderá sensiblemente. En el 2050 la cantidad de adultos mayores superará a la de jóvenes.

    El Día de las Personas de Edad permitió tomar conciencia acerca de una realidad que carece de visibilidad suficiente. La sensibilidad hacia grupos sociales que viven marginados u olvidados, sin embargo, demanda que la ancianidad sea un tema prioritario. Las sociedades muestran su grado de civilización por la forma en que tratan a sus adultos mayores.

    Un amplio porcentaje de las personas que tienen 60 o más años se encuentra hoy en franca desprotección. El 88 por ciento de ellos carece de pensión y jubilación. Los beneficiarios de la Ley de Pensión Alimentaria son escasos. Los obstáculos para acceder a lo que manda son, para muchos, poco menos que insalvables.

    La atención a la salud es el punto más crítico. Los servicios públicos no ofrecen respuestas de calidad a los ancianos que requieren especialistas, cuidados personalizados, medicamentos de altos precios y estudios laboratoriales de gran precisión.

    Por otro lado, la conciencia de respeto hacia los adultos mayores se va perdiendo de manera acelerada. Ello se da a nivel institucional y personal. La falta de consideración hacia quienes ya tienen sus facultades físicas disminuidas por el paso del tiempo muestra la insensibilidad de algunos sectores sociales.

    Ante esto, el Estado y la sociedad civil tienen que sumar esfuerzos para apoyar a los que han superado la etapa de mayor productividad en la vida. El país tiene que darles respuestas satisfactorias que apunten a su bienestar y prepararse para afrontar lo que se avizora ya en el horizonte.

    Una política pública que tenga por objetivo proteger a los adultos mayores en todos los ámbitos es lo que se espera. Esto implicará no solo cumplir las leyes vigentes sino, sobre todo, con creatividad, generar las condiciones para que los adultos mayores sean tratados con justicia.

    http://www.ultimahora.com/notas/565558-Los-adultos-mayores-claman-por-un-trato-social-mas-justo

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 4 octubre, 2012, 6:38 am
  5. 10 de Diciembre de 2010: Existe un futuro de dignidad para todas las personas
    Amnistía Internacional: Hace más de seis décadas las Naciones Unidas adoptó la Declaración Universal de Derechos Humanos, la primera declaración inherente a la dignidad e igualdad de las personas. Hasta hoy, este instrumento es el único punto de referencia importante para debatir sobre valores éticos que transcienden las diferencias nacionales, ideológicas y culturales.

    En el Paraguay, la pobreza sigue siendo la peor crisis de derechos humanos. Aún se encuentra pendiente una agenda de acciones tendientes a superar todo aquello que provoca la pobreza, y sus consecuentes esquemas de discriminación y violencia.

    Con motivo del Día Internacional de los Derechos Humanos, Amnistía Internacional destaca entre los principales y últimos avances en materia de derechos humanos en el Paraguay:

    Se adoptaron medidas con el fin de reforzar el marco institucional para la protección de los derechos humanos en el seno del Poder Ejecutivo, a través de la conformación, por Decreto Presidencial 2290 del 19 de junio del 2009, de la Red de Derechos Humanos, conformada por instituciones del ámbito público.

    Se registraron algunos avances en el enjuiciamiento de destacados responsables de abusos contra los derechos humanos perpetrados durante el gobierno del Gral. Alfredo Stroessner.

    Las autoridades adoptaron algunas medidas para garantizar la prestación de servicios básicos a las comunidades indígenas.

    Las gestiones tendientes a la adopción de un Marco Rector Pedagógico de la Educación en consonancia con los estándares internacionales de derechos humanos.

    A principios del año 2011 la República del Paraguay, rendirá el Examen Periódico Universal, que consideramos será un momento importante para rendir cuentas sobre las acciones tomadas en el marco de los Derechos Humanos.

    Considerando todo lo citado arriba, Amnistía Internacional insta al Estado Paraguayo a que, de manera urgente:
    Elabore un Plan Nacional de Derechos Humanos y adopte e implemente el Plan Nacional de Educación en Derechos Humanos.

    Cumpla las sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos al Estado Paraguayo a favor de las comunidades Yakye Axa, Sawhoyamaxa y Xakmók Kasek.

    Apruebe el Proyecto de Ley contra toda forma de Discriminación.

    Garantice que los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) beneficien a las personas más pobres y se reafirme en su compromiso asumido ante el concierto internacional.

    Impulse medidas tendientes a la reforma agraria integral, poniendo a los derechos humanos en el centro del debate público.

    Incorpore en la legislación nacional las disposiciones del Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional.

    Cumpla con las recomendaciones emanadas del informe final de la Comisión de Verdad y Justicia.

    Implemente plenamente el Protocolo Facultativo de la Convención contra la Tortura y que establezca, a través de una ley específica, el Mecanismo Nacional de Prevención contra la Tortura.

    Se una a la Abolición universal de la pena de muerte, eliminando la pena de muerte contemplada todavía en el Código Penal Militar.

    Reconozca la diligencia debida contra la discriminación y la violencia, incluida la violencia contra las mujeres perpetrada por actores no estatales. En este sentido, es fundamental la aprobación de una Ley Integral contra la Violencia hacia las mujeres.

    Ponga fin a las muertes evitables de las mujeres como consecuencia de las complicaciones derivadas del embarazo, parto y puerperio: garantizando el pleno ejercicio mediante políticas referidas a los derechos sexuales y reproductivos. En este último punto, es crucial la aprobación del Proyecto de Ley sobre Salud Sexual y Reproductiva.

    Reconozca públicamente la importancia del trabajo de los defensores y defensoras de derechos humanos, y prestarles medidas de protección en casos de que reciban amenazas o represalias por su trabajo.

    Este 10 de diciembre de 2010 marca el inicio de la conmemoración de Amnistía Internacional en todo el mundo por sus 50 años de activismo. Asimismo, en el 2011 la organización cumplirá 20 años de presencia en el Paraguay.

    Fabián Forestieri, presidente de la Sección Paraguaya de Amnistía Internacional señala “que abocado en el lema mundial “Cambiemos el mundo”, nuestro movimiento internacional se enfoca hacia un futuro en el que nadie pasa hambre, en el que niños y niñas están escolarizados, en el que se erradica la desigualdad por cualquier motivo y la discriminación, en el que la pena de muerte no existe y ya nadie es torturado”.

    “Amnistía Internacional, a través de los sueños y energías de sus millones de miembros y miembras en más de 150 países del mundo, viene construyendo ese futuro de dignidad de las personas y reafirma su compromiso por la defensa y protección de los Derechos Humanos”, finalizó diciendo.

    Contactos con Angeles Riobóo Vicedirectora de Comunicación Institucional de Amnistía Internacional Paraguay, al teléfono 604 – 329 / 604 – 822 o al correo electrónico: comunicacion@py.amnesty.org

    Enviado a la Agencia SC Noticias por:
    Amnistía Internacional

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 11 diciembre, 2010, 5:30 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

ÑE’ÊNGA ✓

Gracias jakarupa rireguánte.8/12/16

Dejó sin pierna a motociclista y ahora suspenden el proceso

En este país, la Justicia solo trabaja medio día y a veces, ni trabaja.
Moraleja: Si tenés guita no hay problema chera'a. Kore qué injusto!
Justicia paraguaya... Paga 6 millones como "pena" por dejar sin piernas a una persona y casi dejarlo sin vida. Por algo somos la tercer peor justicia del mundo.
Un borracho platudo choca con su autazo a un humilde trabajador, a quien se le amputa su pierna y solo tiene que pagarle 6.000.000 de guaraníes, en cuotitas. Manejas alcoholizado y... Conductor pagará G. 500.000 mensuales tras choque que dejó sin pierna a guardia. Independientemente que haya habido ya un acuerdo con la víctima, qué suaves (¿?) son los castigos para conductores alcoholizados. Después dicen que el dinero no trae la felicidad.

Peichante-Py en FB ✓

Archivos

estadistas ✓

  • 969,661 visitas
Follow PARAGUAY. HA CHE RETÃ ✓ on WordPress.com

Escuche, vi y leí ✓

Banquina llena de botellas plásticas y otros desperdicios arrojados por peregrinantes. Triste realidad! La fe mueve montañas, los peregrinos... Basura #lamentable

La ambición por el poder da amnesia ... 10 años después este es el "nuevo rumbo" de Lugo, los tiempos cambian y los intereses también, jamas los politicos mantienen su palabra empeñada, sencillamente nadie resiste un archivo! Peligro para el país, sólito se está haciendo su tumba, vergüenza me da esta clase de políticos.

En San Lorenzo el cretinismo toma forma de micro que se adelanta en doble línea en pleno cruce... Consuelo: peores cosas hacen con sus chatarras todos los días

Es el primer día del pesebre y el camello ya está harto de todo. (?)

Se le armo el scrache social al borracho Alvarenga. Alto representante legislativo, "de pedo" no mató a nadie. Ndo jerai gueteri, hesa pili'upapeve omoco el guai... por eso que hasta el árbol vio que se le puso en el camino (?) Que imprudente el árbol, imputenlo por exposición al peligro, seguro era un árbol peregrinando! Lo que es la naturaleza, hasta un árbol salió huyendo de un posible accidente. Ha koa la ñande legislador, los primeros en respetarlas las quebrantan... lamentable. Cada idiota que tenemos en el país. Un criminal de raza y harto-peligroso el Diputadete éste, igual a todos los de su camarilla de farsantes y estafadores. Con "chapa cambiable"? En un país serio, estaría preso y sin permiso para conducir de por vida o presentando su renuncia a la Cámara Baja. Es un asesino potencial. Burro, borracho y cobarde. Hombre escombro.

A %d blogueros les gusta esto: