estás leyendo...
País

PLAN DE SEGURIDAD CIUDADANA

El Ministerio del Interior presentó a la opinión pública el documento base de una Política Nacional de Seguridad Ciudadana, el cual delinea los ejes de acción del Gobierno a mediano y largo plazo en esta materia, tan importante para la población. Como en tantos otros campos en nuestro país, también en la seguridad ciudadana se trabajó siempre con medidas improvisadas y sin coordinación entre los distintos sectores involucrados. La falta de estrategias basadas en informaciones y datos objetivos extraídos del análisis de la realidad es uno de los problemas centrales de la gestión pública. Por más buenas intenciones que se tengan, las autoridades fracasarán irremediablemente si no disponen de una lectura precisa de las necesidades y una guía que permita realizar cambios eficaces. Es pues un hecho altamente positivo que el Ministerio del Interior haya tomado la decisión de someter a debate público su propuesta de planificación con el fin de reducir los índices de inseguridad.

 

La forma tradicional de abordar el tema de la seguridad ciudadana resulta insuficiente hoy en día. Esta se basaba con exclusividad en la represión de los delincuentes y no incluía, como es inevitable en la actualidad, la perspectiva de la prevención del delito o de la participación de la ciudadanía. Será muy difícil vencer, por ejemplo, al crimen organizado –verdadero flagelo en muchas partes de nuestro país– sin la cooperación entre las fuerzas de seguridad y la población. No se conseguirán muchos avances si la Policía sigue proyectando una imagen negativa ante la ciudadanía. Mucha gente considera a los agentes una amenaza antes que funcionarios encargados de otorgar seguridad. Además de este fundamental cambio que debe operarse en la percepción social acerca de la Policía, se pueden mencionar al menos tres elementos cruciales que un plan de seguridad debe contemplar, al menos en lo que respecta a las fuerzas de seguridad.

En primer lugar, una apuesta estratégica es la formación científica y ética de nuevas camadas de policías. La instrucción técnica que reciben los agentes es deficiente de cara a las tareas que impone el presente. Quizás alcance para el control de maleantes menores, pero los policías carecen de las herramientas intelectuales y profesionales para hacer frente a una delincuencia cada vez más refinada y compleja. Un aumento significativo de la calidad de la formación de los policías es prioritario en un plan de seguridad. En segundo término, lo mismo se aplica a la incorporación de modernas tecnologías en el trabajo de velar la seguridad de la sociedad. En Paraguay aún no fueron debidamente exploradas las amplias posibilidades que ofrecen los últimos avances tecnológicos en el combate a la inseguridad y en la labor de prevenir y desalentar los crímenes.

En tercer lugar cabe mencionar aquí el principal problema de la seguridad ciudadana: la corrupción estructural instalada en las fuerzas policiales. Ni el plan mejor diseñado podrá derrotar la inseguridad si el material humano responsable de llevarlo a la práctica está corrompido. De nada servirán los equipos más avanzados si los funcionarios que los operan aceptan sobornos. Serán inútiles los programas de estudio más modernos si los policías que los cursan se vuelven cómplices de los delincuentes. El plan de seguridad debe integrar mecanismos de combate a la corrupción, de fiscalización interna y de control social en las instituciones responsables de la fuerza pública.

http://anteriores.lanacion.com.py/noticias/noticias.php?not=331845&fecha=2010/10/23

Anuncios

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

Un comentario en “PLAN DE SEGURIDAD CIUDADANA

  1. La Policía puesta a prueba
    DESTACADA
    La Policía tiene el desafío de recuperar la credibilidad y la confianza de la ciudadanía, pero no lo conseguirá si incluso sus jefes persisten en prácticas perniciosas y no toman distancia de elementos indeseables.

    Dos hechos sucedidos el miércoles ponen una vez más a prueba la eficiencia, la solvencia técnica y el alcance de los cambios que el Gobierno dice haber concretado en la Policía Nacional en Asunción y el Área Metropolitana. En primer lugar, el violento asalto a una sucursal bancaria en la mañana y en una zona densamente poblada de la capital. Un grupo de maleantes fuertemente armados redujo sin inconvenientes a los guardias que custodiaban el local y se alzó con uno de los botines más importantes de los últimos años. Sin encontrar el más mínimo obstáculo, los delincuentes salieron raudamente del sitio. Ya en la calle, se cruzaron con un policía que no pudo pedir refuerzos según parece por fallas en el sistema de comunicaciones. Las grabaciones de las cámaras de seguridad permitieron identificar al menos a uno de los ladrones. Un dato más: poco antes había sido asaltada una farmacia también ubicada sobre la transitada avenida Mariscal López.

    El flujo de dinero en los bancos y empresas que manejan grandes sumas comienza a incrementarse a medida que se acerca fin de año. Es indispensable que la Policía adopte medidas para desalentar los robos y otorgar seguridad a empleados y usuarios de estas entidades. La muy escasa confianza que inspira la institución policial es uno de los factores que dificultan el trabajo coordinado entre las fuerzas públicas y las empresas. Existe el temor -que tiene fundamentos sólidos, no es posible negarlo- de que integrantes de las fuerzas de seguridad estén involucrados en las bandas delictivas. Así, muchas firmas prefieren no recurrir a la protección policial. En el asalto referido -como ejemplo de esa desconfianza- los guardias de seguridad se negaron a dejar entrar al local incluso al jefe de la Policía del Área Metropolitana hasta que no estuviera presente el fiscal interviniente.

    Quizás solo estaban cumpliendo el protocolo fijado por la empresa para casos como este, pero de cualquiera manera es un reflejo de la imagen que proyecta la Policía en la sociedad.

    Más tarde, en horas de la noche, la Policía se vio rebasada en Luque, cuando un grupo de inadaptados hinchas del club de esa ciudad protagonizó desmanes y actos vandálicos en las calles. Tras la acción policial, algunos de estos sujetos fueron detenidos y derivados a la comisaría, de donde por poco son rescatados nuevamente por la turba de supuestos aficionados al fútbol. La violencia se apoderó de los barrios de Luque y la ciudadanía quedó completamente desprotegida. No es la intención hoy de esta página analizar la violencia en el fútbol, sus causas y las posibles soluciones. Ese tema es muy importante -sobre el que es urgente reflexionar- y merece un espacio propio. La cuestión ahora es señalar un aspecto llamativo de los acontecimientos referidos y que constituye un síntoma claro de que aún queda mucho trabajo por hacer en la institución policial.

    El subcomisario Fidencio Jacquet acusó de “traidores” a los líderes de la barra brava de Luqueño, quienes además le deben “muchos favores”, según aseguró en medios de prensa. Es inconcebible que un alto oficial de Policía, responsable de la seguridad de la ciudad, entre en acuerdos y pactos con personas reconocidas por su violencia irracional y por mantener en zozobra a la población. La Policía tiene una misión muy clara que no está sujeta a ningún tipo de negociación ni transacción: custodiar la integridad y propiedad de las personas, velar por el estricto cumplimiento de las leyes y capturar a quienes las infrinjan. La Policía tiene el desafío de recuperar la credibilidad y la confianza de la ciudadanía, pero no lo conseguirá si incluso sus jefes persisten en prácticas perniciosas y no toman distancia de elementos indeseables.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 24 octubre, 2010, 8:19 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

fotociclo ✓

La primavera está en el aire

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

5días

A %d blogueros les gusta esto: