estás leyendo...
País

URGE QUE LA ECONOMÍA PASE DE UN MODELO AGROEXPORTADOR A OTRO QUE PRIORICE LA INDUSTRIA

 

El Paraguay tiene un sistema económico basado históricamente en la producción rural, que ha ido variando en algunos aspectos, pero que no ha sobrepasado el estadio de producción primaria y de agroexportación. No hubo un proceso real para superar etapas y pasar a otro perfil económico que sustente el desarrollo. Hoy existe un notorio crecimiento del sector industrial. El tema es cómo hacer para aprovechar este crecimiento y caminar hacia la industrialización verdadera.

En su discurso por el Día de la Industria, el presidente de la Unión Industrial Paraguaya (UIP), Gustavo Volpe, manifestaba su esperanza de que el “cre- cimiento del sector industrial sea sustentable y permanezca en el tiempo, para ir cambiando la matriz económica de nuestro país”. Se refería al cre- cimiento del sector en un 12,9%, el mayor en 14 años, en el último trimestre del 2009, y en un 8,1% en el primer trimestre del 2010.

Esta es una visión clave para progresar de una vez por todas en el camino del crecimiento sustentable que lleve al desarrollo verdadero del país. El mo- delo casi monopólico de producción rural primaria y de agroexportación ha llegado a un límite ya difícil de superar. Con todo lo que se expandió, no fue capaz de vencer la pobreza.

Por ello hay que ir pensando en una conjunción de los sectores público y privado para incentivar la industria, comenzando con la agroindustria para aprovechar la producción de la materia prima que existe.

Este proceso exige inversiones importantes tanto del Estado como del empresariado, pero no hay otra forma de encarar el futuro si se quiere pensar en un país que encuentre las condiciones para prosperar.

El Paraguay cuenta con una ley sumamente ventajosa, la 60/90 De Pro- moción de Inversiones para el Desarrollo Económico, en cuyo marco en el 2010 ya se aprobaron 75 solicitudes de proyectos de inversión por un total de 547.297.305.312 guaraníes (US$ 115,22 millones).

Con la ley citada se pretende la utilización de materias primas y recursos energéticos nacionales; la creación de fuentes de trabajo; el incremento en la producción de bienes y servicios; el aumento de las exportaciones; la sustitución de importaciones; la incorporación de tecnología moderna; el incremento de la eficiencia en la producción.

La mayoría de los proyectos de inversión aprobados este año se relacionan con pequeñas industrias y servicios. Esto significa que ahí, sobre todo en las denominadas pequeñas y medianas industrias (pymes), existe un potencial prometedor en la idea de un cambio de perfil en la producción económica nacional.

El ministro de Industria y Comercio, Francisco Rivas, ratificó reciente- mente el compromiso del Gobierno de dar condiciones para el desarrollo del sector privado, pero con inclusión social, y habló de la necesidad de revalorizar a las microempresas.

Todo el contexto señalado indica que existe conciencia, tanto pública como privada, de que el auge económico actual del país hay que canalizarlo hacia un cambio de perfil productivo. La producción rural debe convertirse, finalmente, en insumo para la industria local como medio inherente para poder aspirar a ganarle definitivamente la puja a la pobreza.

http://www.ultimahora.com/notas/363435-Urge-que-la-economia-pase-de-un-modelo-agroexportador-a-otro-que-priorice-la-industria

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

3 comentarios en “URGE QUE LA ECONOMÍA PASE DE UN MODELO AGROEXPORTADOR A OTRO QUE PRIORICE LA INDUSTRIA

  1. La agronomía y sus días

    Por Caio Scavone

    El Día del Ingeniero Agrónomo se recuerda en un día como hoy, 20 de setiembre y el día del agrónomo cada 18 de agosto. El Ministerio de Agricultura y Ganadería oficializó el 5 de mayo del año 1972 como Día del Agrónomo al recordarse que en un día como ese, el 18 de agosto –pero de 1940– se iniciaron las clases en la Escuela Nacional de Agronomía “Mcal. Estigarribia” (Ename) en la ciudad de San Lorenzo.

    La agronomía tiene una larga y rica historia que se engrandece desde el año 1886 cuando el Dr. Moisés Santiago Bertoni es nombrado director de la Escuela de Agronomía y comienza el sector productivo a funcionar y a tener las razones técnicas en el hoy Jardín Botánico de Asunción. Durante el gobierno de Bernardino Caballero, en el año 1887, determina la formación de la Escuela de Agricultura para que los jóvenes y agricultores paraguayos tengan la capacidad formativa y técnica de la ciencia agrícola. El 29 de junio de 1897 el Banco Agrícola de esa época comenzó a administrar la Escuela de Agricultura.

    Luego de 20 años de trabajo, en 1905 renuncia Moisés Bertoni como director y lo reemplazó el Ing. Ludovico Dufour y bajo su dirección la escuela fracasó y se cerró. En 1915 se creó la Escuela Agrícola de Ypacaraí con el Ing. Agr. Anastacio Fernández y fue clausurada en 1918. En el año 1925 tuvo reapertura la Escuela llamada de Agropecuaria en el Jardín Botánico que funcionó hasta el año 1932. Luego, y hasta 1936, la institución pasó a llamarse Escuela Superior de Agricultura.

    La Escuela fue trasladada a San Lorenzo en 1940 durante el Gobierno del Mcal. Estigarribia y el 18 de agosto de ese año la Escuela, ya acostumbrada y educada para el cambio constante de nombre, pasó a llamarse Colegio Nacional de Agronomía.

    El decreto Ley Nº 29 del 25 de marzo de 1954 hizo crear la escuela Superior de Agronomía y Veterinaria que otorgaba el título de ingeniero agrónomo y médico veterinario. El 20 de noviembre de 1954 el Ministerio de Educación y la Asociación de Agrónomos del Paraguay (Asapa) estudian la creación de la Facultad de Agronomía en donde el Ing. Agr. Luis Alberto Álvarez tuvo destacada participación.

    Desde el 1 de enero de 1956, por Ley 242, la Escuela Superior pasó a denominarse Facultad de Agronomía y Veterinaria, dependiente de la Universidad Nacional de Asunción (UNA) y en la década del 60 el Colegio Nacional de Agronomía fue cerrado pero el Ministerio del ramo (MAG) dio apertura a varias Escuelas Agrícolas en el país y que hoy, la mayoría de ellas, se encuentra vegetando y sin una enseñanza que sirva para los jóvenes e hijos de productores campesinos del Paraguay. El MAG se quedó prácticamente con dos ramas: las escuelas agrícolas que no tienen la incidencia para el cambio científico para el productor paraguayo y la Dirección de Extensión Agraria y Ganadera (Deag) que más se asemeja a una dirección de extinción e intención que gasta millones y el resultado se sintetiza en una debilitada a mísera asistencia técnica.

    Cada día como hoy se celebra el Día del Ingeniero Agrónomo en conmemoración al día de la primavera y se argumenta que por esta época reverdece la flora y relucen las flores, pero el porqué fundamental sería que en fecha 20 de setiembre del año 1945 se realizó la primera fundación de la Asociación de Ingenieros Agrónomos del Paraguay (AIAP), pero recién en 1957 se precisaron los documentos y hoy la AIAP cumple sus 59 años de edad. Un estudio del Programa Mundial de Alimentos señala que tan solo se necesitan 25 centavos de dólar (G. 1.400) para dar de comer a un niño hambriento paraguayo y para siempre cambiar su vida. No es por culpa de un ingeniero agrónomo sino de los muchos gobiernos y ministros de Agricultura mediocres y corruptos que siguen desfilando en el Paraguay…

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 20 septiembre, 2016, 7:46 am
  2. Sobre el crecimiento y su futuro

    Últimamente el tema económico ha sido el importante crecimiento que va a tener nuestra economía en 2010. Si bien nosotros venimos hablando desde hace rato de tasas del 8% o más, el problema no es la tasa, que para este fin de año ya está claro que será elevada. Los problemas son cómo hacemos para sostener una tasa alta en el largo plazo y cómo hacemos para incluir a amplios sectores de la población en los beneficios del crecimiento.

    Mucha gente dirá, y con razón, que lo que queremos es desarrollo y no meramente crecimiento, pero no se ha verificado ningún caso de desarrollo sin crecimiento. El crecimiento es condición sine qua non para el desarrollo.

    El crecimiento económico siempre tendrá su origen en una de tres causas: la existencia de retornos elevados a la acumulación, la apropiabilidad de dichos retornos y el costo de financiar dicha acumulación. Los retornos elevados garantizan que existirán incentivos para seguir invirtiendo. Los recursos resultantes deben ser apropiables por aquellos quienes han invertido, de lo contrario desaparecerían los incentivos para seguir invirtiendo. Finalmente, tanto una intervención del Estado para gravar los retornos resultantes como las tasas de interés para financiar la obtención de dichos retornos deben estar limitadas por el impacto que generen en quienes inviertan.

    Una economía no adquiere sola la capacidad de generar crecimiento. El crecimiento es y ha sido el producto de reformas profundas a los sistemas económicos. Existe gran coincidencia, tanto entre académicos como practicantes y tecnócratas, en que la política económica ha tenido fallas garrafales en su desempeño. América Latina, que ha sido posiblemente la mejor alumna en la implementación de políticas de reforma, ha tenido un pobre desempeño, no solamente en comparación con otras zonas emergentes, sino incluso en función de sus propios estándares. En el marco de tales reformas, Paraguay, a pesar de ser el “rebelde” del grupo latinoamericano por las limitadas reformas, tampoco ha sobresalido por sobre los promedios de la región.

    No hemos hecho reformas, pero tampoco hemos podido consolidar nuestro crecimiento. Si miramos lo que ha ocurrido desde 2003, desde donde se nota un crecimiento importante (la excepción es el año pasado que ha sido catastrófico no solo en Paraguay sino en todo el mundo), notamos que el sostén principal es la agricultura. Sin embargo, sobre crecimientos récord, como los que se han dado este año, es poco esperable que el crecimiento sea nuevamente importante, ya que es fácil crecer sobre un mal año pero mucho más difícil hacerlo sobre uno bueno. Uno de los problemas de un crecimiento meramente basado en el sector agropecuario es que el clima subtropical que afecta a esta parte del mundo hace que exista una alta volatilidad en sus resultados. Para que en 2011 la agricultura sea nuevamente la impulsora del crecimiento, haría falta el área sembrada se expandiera en más de 20%. Pero si es difícil sembrar, cosechar o te invaden el campo, difícilmente los productores se animen a hacerlo como para alcanzar esos niveles. No podemos seguir esperando que la fuente del crecimiento de nuestra economía sea exclusivamente este sector.

    ¿Qué se puede hacer entonces? Es hora de que el Estado entre a jugar decididamente el partido del crecimiento. Se debe generar inversión pública en infraestructura, en educación, en salud. Hay que salir a vender el país afuera. Tenemos que ganarnos nuestro espacio en el mercado agregado que significa Mercosur. El Estado debe regular los mercados de manera a hacerlos competitivos, seguros y que los mismos asignen recursos de manera óptima.

    Mientras el Estado no se meta, seguiremos condenados a los años de vacas flacas y de vacas gordas a que nos tiene acostumbrados nuestra economía.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 1 octubre, 2010, 10:33 am
  3. Martes, 28 de Septiembre de 2010
    En San Pedro empieza unproyecto que ataca las raíces de la pobreza campesina

    Ante la ausencia de una política de Estado eficaz para combatir la pobreza en el departamento de San Pedro, algunos gremios de productores han puesto en marcha un proyecto con 720 familias campesinas. Con apoyo técnico, capacitación, semillas y mercado, busca que los agricultores se organicen, tengan ingresos seguros, ganen autoestima, superen viejos prejuicios y sean útiles a su comunidad. La experiencia puede servir como modelo a tener en cuenta.

    San Pedro, con 20 mil kilómetros cuadrados de superficie, es el departamento más grande de la Región Oriental. Con 350 mil habitantes, es el más carenciado de todo el país, ya que el 70 por ciento es pobre; y de este porcentaje, el 40 por ciento vive en la miseria.

    En ese contexto, la pobreza es la que ha hecho emerger al grupo armado autodenominado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP). Las largas postergaciones traducidas en una vida sin esperanzas son las que empujaron a algunos a adoptar una determinación extremista y sin posibilidades de triunfar.

    Es obvio que, de persistir las inequidades sociales, más marginados se sumarán -por la desesperación- a una aventura al margen de la legalidad.

    Ante esa situación, corresponde atacar también las causas que han llevado a los jóvenes a involucrarse en una capacitación guerrillera, de secuestros y de enfrentamientos con las fuerzas del orden. Si ello no se hiciere, lo que hoy es un pequeño núcleo que intenta afianzarse, irá creciendo peligrosamente.

    La posición de atacar las causas de la pobreza en sus mismas raíces, para evitar que se expanda con sus nefastas consecuencias -no solo en lo social, sino también en lo político-, es el camino correcto.

    El Gobierno -ampliando un mecanismo que comenzó ya en la anterior Administración de la República-, con el programa Tekoporã, que contempla las Transferencias Monetarias Condicionadas a las familias muy pobres, da una respuesta que está más cerca del asistencialismo que de una promoción humana que conlleve comportamientos sustentables en el tiempo.

    Paralelamente, como una iniciativa que sí apunta al remanido pero siempre actual “enseñar a pescar”, algunos gremios de productores pusieron en marcha en la zona de General Resquín, del segundo departamento, un proyecto que apunta a la inserción campesina al circuito de la comercialización.

    La tarea no apunta solo a la siembra de maíz y soja. Implica toda una labor educativa que comienza con un cambio de mentalidad y una toma de conciencia de lo que se hace hasta la adopción de modalidades de trabajo desconocidas, dejando de lado prejuicios de larga data.

    El proyecto está en su fase inicial. Dado que tiene un buen cimiento, lo más probable es que funcione y muestre en los hechos una forma eficaz en que se puede combatir la pobreza campesina.

    Me gusta

    Publicado por jotaefeb | 1 octubre, 2010, 10:31 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

ADN

5días

Peichante-Py en FB ✓

A %d blogueros les gusta esto: