estás leyendo...
País

‘DICCIONARIO’ GUARANÍ DE PARAGUAY PARA DESORIENTAR A ESPAÑA

 

Estas son algunas de las palabras del “diccionario futbolístico” guaraní con el que los jugadores de Paraguay podrían darse mensajes sin que sus rivales de cuartos de final del Mundial-2010, los españoles, entiendan el significado el sábado en Johannesburgo.

El guaraní es hablado por alrededor de siete millones de personas. Lo conocen cerca del 85% de paraguayos y el 27% de ellos son monolingües.

El seleccionador de Paraguay, el argentino Gerardo Martino, lentamente se ha ido acostumbrando, en medio de un plantel en que manda esa lengua local.

  • Algunas palabras del ‘diccionario de la Albirroja’:

“Ejopy” (apriétalo)

“Eiké” (avanza)

“Ko’anga” (Ahora)

“Edipará” (corre)

“Ñapu-á, Paraguay” (Arriba, Paraguay)

“Aní ejeyá Xavi pe” (no lo dejes ni por un instante a Xavi)

“Eyopy cheve pepukusho” (apriétalo al gigante ese)

“Jake, ojó ndejeguí” (cuidado, se escapa).

“Embojhasá” (pasa la pelota)

“Eiké” (entrá)

“Eyú” (ven)

“Esé” (sal)

“Epoí” (lanza el centro)

“Ehevipo’é” (tocale el trasero)

“Epyvoí” (patéalo)

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado. Aprendiz de todo, oficial de nada. Un humano más. Acá, allá y acullá. Hurgador de cosas cotidianas y trascendentes.

Comentarios

3 comentarios en “‘DICCIONARIO’ GUARANÍ DE PARAGUAY PARA DESORIENTAR A ESPAÑA

  1. no me ayudo

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 22 abril, 2016, 1:58 pm
  2. bueno no se quien hizo la traducción, hay algunos herrores pero me encanta los paraguayos no solo tenemos la obligación de hablar sino de difundir nuestra lengua que se esfuercen en conocer nuestro idioma nosotros toda la vida nos preocupamos de aprender y entender lengua extranjera así que felicitaciones a los muchachos.

    Me gusta

    Publicado por Anónimo | 21 agosto, 2012, 11:13 am
  3. QUERIDA ALBIRROJA
    Somos un país “en vías de desarrollo”, con un índice de extrema pobreza calculado en

    el 20% de la población; con niños en la calle en alto estado de riesgo; con un funcionariado público consumido por la corrupción y la ineficiencia; con dos hidroeléctricas binacionales monstruosas que no nos aportan lo que debieran.

    Sufrimos en 1870 una guerra sangrienta que nos devastó. Luego vino la Guerra del Chaco, también con demasiadas muertes y dolor, así como la revolución del 47. Padecido 61 años de desgobierno, que nos llevaron casi al abismo; con gobernantes que se enriquecieron a costa del pueblo; con una dictadura de 35 años que sumió en la ignorancia a la población, entre tantos otros males. Con el cambio que llegó el 20 de abril de 2008, la gran mayoría de los paraguayos abrigamos nuevas esperanzas de que el país pueda salir adelante, pero no es mucho lo que ha podido hacer el presidente Lugo. Dentro de todo ese maremagno de eventos, situaciones y realidad negativa que vivimos, surge el fútbol, pasión de multitudes, en forma de selección paraguaya de fútbol: la querida Albirroja nacional. Ese equipo fantástico, de hombres grandiosos que nos hicieron vivir una clasificación al Mundial de fútbol de Sudáfrica de manera majestuosa, con grandes triunfos en todas las canchas, entre ellos, ganando claramente a Argentina y Brasil en el Defensores del Chaco, realmente nos emocionaron cada vez que triunfaron.

    Toda esa mística, esa sangre tricolor que demostraron sentir los 23 elegidos por el querido Tata Martino la trasladaron al evento cumbre del fútbol mundial: las finales de la Copa del Mundo en el continente africano. En los tres partidos de la serie de grupos, los muchachos supieron capear temporales y consiguieron el primer lugar, un hecho histórico e inédito para nuestra selección. Luego, en los octavos de final, en un partido durísimo y no apto para cardiacos, luego de una batalla de 120 minutos, supieron ser héroes y acertar los cinco tiros penales, llevándonos por primera vez a los cuartos de final del evento.

    La algarabía popular fue inconmensurable, antes y después del juego. Impresionaba

    ver a todo el mundo vestido con la albirroja: hombres, niños, mujeres y hasta perros y gatos. El país entero se volcó a las calles llorando de emoción, gritando y agradeciendo a Dios por haber iluminado al sufrido pueblo paraguayo. No se ha visto en la historia reciente un festejo similar. Es obvio que la conquista de la selección no nos debe hacer olvidar de nuestras miserias, de nuestros problemas, de nuestra realidad. No podemos ignorar lo antedicho sobre nuestra situación, pero sí tenemos todo el derecho del mundo de gozar de este triunfo, porque el fútbol es la alegría del pueblo, de un sufrido

    pueblo que tiene tan poco que festejar. Pero, voy a seguir gozando con el gran triunfo de octavos; voy a seguir emocionándome hasta las lágrimas cuando vuelva a ver las imágenes de nuestros jugadores y de nuestra gente; voy a estar feliz hasta el próximo sábado 3 de julio, fecha en que esperaré otra hazaña de nuestra selección. Pero si así no ocurriera, igual estaré emocionado y agradecido por la gran labor realizada por estos leones albirrojos, que defendieron con uñas, dientes y garras el honor de nuestro país.

    Sea cual fuese la fecha del regreso de nuestra delegación al Silvio Pettirossi, todos quienes podamos deberíamos estar allí para demostrar a los muchachos cuánto agradecemos lo que hicieron por nosotros. Sé que nunca nadie olvidará el 29 de junio de 2010.

    Rubén Darío Paredes Escobar

    Me gusta

    Publicado por VIVA PARAGUAY | 2 julio, 2010, 9:05 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

impresos ✓

abcCOLOR

ULTIMA HORA

LA NACIÓN

EXTRA

POPULAR

CRÓNICA

ADN

5días

Peichante-Py en FB ✓

A %d blogueros les gusta esto: