está leyendo...
País

EL GOBIERNO ESTÁ OBLIGADO AHONRAR TANTA LUCHA POR EL IRP

Luego de una larga insistencia, el Paraguay ingresa al círculo de los países que cuentan con uno de los instrumentos impositivos más justos y promotores de la seriedad y la formalidad en el sistema económico: el Impuesto a la Renta Personal (IRP). Hubo muchas concesiones en el sinuoso camino que llevó al Congreso a conceder, por fin, su aprobación a este proyecto nacido en el Poder Ejecutivo.
Pero aun con todo lo que se ha transigido para lograr su sanción, la ley tiene aspectos muy importantes que vale la pena apreciar, como la disposición obligatoria de que lo recaudado por este tributo debe ser destinado únicamente a gastos de capital, a inversiones físicas, con lo cual se apunta a evitar que lo percibido vaya a parar de nuevo a salarios de supernumerarios en la función pública. Se estima que con el IRP el fisco recaudará de manera directa unos 25.000 millones de guaraníes y 200.000 millones de manera indirecta. El Gobierno, como administrador del Estado, tiene que saber utilizar el producto de esta herramienta y justificar por qué se insistió tanto en lograrla.

En medio de tantas incertidumbres que todavía existen en cuanto al futuro de Paraguay, de cara a las consecuencias inciertas de una falta de reconocimiento internacional a la situación creada tras el 22 de junio, el Senado aprobó la ley del IRP, con lo cual se logró un objetivo fundamental: darle al país una herramienta fiscal en la intención de formalizar totalmente la economía nacional.

La historia del IRP está llena de frustraciones. La Ley n.º 248 del año 1971 lo incorporó al sistema tributario, pero pronto otra ley suspendió su aplicación. Esa suspensión duró 20 años, hasta que la Ley n.º 125/91 terminó por derogarla de manera definitiva.

La Ley 2124/04 de Reordenamiento Administrativo y de Adecuación Fiscal, conocida como de la Reforma Tributaria, volvió a incluir el IRP luego de que el Gobierno de Nicanor Duarte Frutos y el sector privado acordaran reducir el impuesto a la renta de las empresas del 30% al 10% como una condición para iniciar las negociaciones. Sin embargo, tras años de conflicto con el Ministerio de Hacienda, el Congreso suspendió la vigencia del IRP hasta el 2013.

Pese a ese revés, el entonces ministro de Hacienda, Dionisio Borda (a quien hay que reconocerle su lucha por este impuesto), no cejó en su empeño y logró, con modificaciones muy importantes, el estudio de un nuevo proyecto.

La norma sancionada ahora introduce modificaciones a la ley vigente y permite deducir el 100% de los gastos, presentando las facturas del Impuesto al Valor Agregado (IVA), frente al 50% como establecía la norma anterior. Además, determina que la evasión de impuestos primero debe dirimirse a nivel administrativo antes que la Fiscalía inicie un proceso penal. Asimismo, elimina la presentación de la declaración jurada patrimonial.

El tributo entrará a regir en agosto -si se mantienen los plazos previstos- y llega a quienes tienen ingresos superiores a G. 16,5 millones al mes (10 salarios mínimos). En este primer año -que solo comprende de agosto a diciembre- alcanzará a unos 6.000 contribuyentes.

La ley establece que lo recaudado por este tributo debe ser destinado únicamente a gastos de capital. Y he aquí un factor esencial. Este Gobierno debe demostrar el valor del IRP en el sistema económico y justificar el porqué se insistió tanto en él.

Un motivo de tantas negativas a la ley fue el temor a que el producto del impuesto engrosara los irritantes gastos de la burocracia gubernamental. El Gobierno de Federico Franco tiene la obligación de honrar tanta lucha y destinar el fruto del IRP única y exclusivamente al desarrollo de nuestro país.

Y el Gobierno que sucederá al de Franco también tendrá que sujetarse a la misma regla, porque tanto esfuerzo para lograr la aprobación del IRP debe servir para beneficiar al pueblo.

http://www.ultimahora.com/notas/543566-El-Gobierno-esta-obligado-ahonrar-tanta-lucha-por-el-IRP

About these ads

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado, buscando el "Yvy Mará Neỹ " ( lo que se podría traducir como “la tierra sin mal” de los guaraníes) acá, allá y acullá... guardando retazos de hechos y protagonistas en esta bitácora virtual, para compartirlas...

Comentarios

11 comentarios en “EL GOBIERNO ESTÁ OBLIGADO AHONRAR TANTA LUCHA POR EL IRP

  1. Declaración jurada e IRP

    Las recientes noticias publicadas acerca del incremento patrimonial del presidente de la República, Federico Franco, así como los debates y opiniones que a propósito se suscitaron posteriormente, vienen a poner sobre el tapete la antigua cuestión de la necesidad de dar efectiva vigencia a la obligación constitucional que tienen los funcionarios públicos de presentar las declaraciones juradas de bienes, y además poner en práctica un sistema eficaz de control para el resto de las personas económicamente activas.

    Por tratarse del Presidente de la República, el reciente episodio mereció la atención general, pero en las decenas de miles de casos de otros funcionarios de menor rango, el tema suele pasar desapercibido o ser apenas comentado de refilón.

    Lo cierto es, como cualquiera sabe, que hay miles y miles de personas que, sin ejercer un oficio o una profesión con sabido éxito económico –es decir, pobretones–, tras ingresar en la función pública se enriquecieron a una velocidad tal que suscita la convicción de que los medios para lograrlo fueron “non sanctus”.

    Fuera de unos cuantos empresarios corruptos que aprovechan –sobre todo en las obras públicas– sus contactos de influencia y contubernios con políticos en la administración pública para quedarse con las licitaciones gordas y robarle al Estado –es decir, al pueblo– todo lo que pueden, por sobrefacturaciones, reprogramaciones, “reajustes” y otras formas de timo bien conocidas, la inmensa mayoría de los súbitos multimillonarios express llegaron a tales ejerciendo funciones públicas o traficando influencia política.

    Si el régimen de declaración obligatoria de bienes patrimoniales tuviera la vigencia e instrumentalidad que debería tener en el ámbito de la Administración Pública, en este momento se podría conocer con certeza cómo fue que Luis González Macchi y Nicanor Duarte Frutos, por ejemplo, salieron de un estado de postración económica y se convirtieron en supermillonarios en pocos años de ejercicio del poder.

    Si el sistema funcionara correctamente y no estuviera permanentemente trabado por la complicidad política de diputados y senadores, en la actualidad no sería un misterio el origen de la cuantiosa fortuna de exfuncionarios y legisladores como Víctor Bernal, Francisco Romero, Víctor Bogado, “Calé” Galaverna, José Chamorro, el ministro de la Corte Suprema Víctor Núñez, entre otros. Se tendrían pruebas documentadas de cómo la corrupción aprovecha las oportunidades que ofrece el ámbito gubernamental, y la justicia misma dispondría de las evidencias indispensables para recuperar siquiera parte del latrocinio y someter finalmente a los bandidos a las leyes, después de tantas décadas de impunidad.

    La declaración jurada es una obligación para todo funcionario público, pero son los que ejercen funciones de recaudación de tributos, de inspectoría y control quienes tienen más posibilidades de traficar influencias, por lo que deben merecer la atención particular de la Contraloría General y de la justicia. Aquí es donde se debe aguzar la vista y mantenerse la vigilancia permanente. Cada director o consejero de ente descentralizado, cada vista de aduana, cada jefe militar que comienza a mostrar signos de opulencia en mansiones, paseos, fiestas, lujos y estilo de vida principesco, debe ser inmediatamente situado en la mira de esas instituciones.

    Si a la exigencia de la declaración jurada se hiciera funcionar paralelamente el Impuesto a la Renta Personal (IRP) con esos mismos principios y mecanismos, tendríamos finalmente todo el abanico social y político sometido a los controles indispensables para combatir con eficacia el infame y antiguo vicio del enriquecimiento ilícito, siempre perpetrado a expensas de los escuálidos recursos de un país como el nuestro y causa principal de su ignorancia y pobreza.

    El IRP y la declaración jurada de bienes son las dos lentes del mismo binocular que la Contraloría General y la justicia deben utilizar en su labor de vigilancia, para resguardo de la legalidad y la licitud en el ámbito económico y político.

    Hasta ahora, sin embargo, privadas de esas lentes, ambas instituciones caminan a ciegas. Las fortunas malhabidas de políticos y empresarios corruptos son como mastodontes que ostentosa e impunemente se pasean por las calles, a la vista y paciencia de la ciudadanía, y que los contralores, los fiscales y jueces no logran ver o no quieren ver.

    Esta penosa realidad es el resultado de que en el Paraguay actual existan poderosos intereses particulares comprometidos con la corrupción, por lo que hasta ahora fueron imposibles de lograr los dos grandes resultados aquí mencionados como meta: que los funcionarios, jefes y políticos influyentes dejen registrados su manifestación de bienes y su proceso de crecimiento para conocer y evaluar su conducta, y también que sean así conocidas las fortunas particulares, la licitud de su origen y de su aumento.

    La reglamentación del artículo constitucional aprobada por los diputados y que volvió a consideración del Senado –donde tiene resistencia para su aprobación– constituiría un avance en el sentido deseado, para evitar, entre otras cosas, que aquellos legisladores cuestionados que llegaron mimetizados en las “listas sábana” dejen de utilizar sus fueros para proteger de la investigación sus fortunas malhabidas.

    http://www.abc.com.py/edicion-impresa/editorial/declaracion-jurada-e-irp-467624.html

    Publicado por jotaefeb | 23/10/2012, 6:02 AM
  2. El Estado debe apostar a las micro y pequeñas empresas

    El primer Censo Económico realizado en Paraguay, cuyos resultados se presentaron la semana pasada, confirmó lo que hace tiempo los analistas de mercado vienen observando: Las micro y pequeñas empresas, también conocidas como mipymes, necesitan un acompañamiento especial de parte del Estado para desarrollarse, hacerse competitivas y así dar batalla en un mercado que permite cada vez menos errores antes de cobrarse a sus víctimas.

    Uno de los pilares de la economía paraguaya, las micro y pequeñas empresas, necesita un acompañamiento especial, que bien podría ser a través de la creación de un Consejo de Pequeñas Empresas que preste asesoramiento técnico en gestión, administración financiera, manejo de presupuesto, marketing, etc., a partir de una alianza público-privada, o bien una instancia específica a nivel gubernamental que oriente a los emprendedores que deciden dar el salto hacia su propio negocio, hacia el éxito empresarial.

    De acuerdo con la Secretaría Técnica de Planificación (STP), son consideradas micro y pequeñas empresas aquellas que emplean entre 1 a 10 personas y cuya facturación anual no supera los G. 300 millones. Hoy, en Paraguay, 248.119 empresas ingresan en esta categoría.

    Las cifras que arrojó la encuesta del Gobierno son elocuentes y dan pie para que tanto el sector público como el privado pongan la lupa sobre los proyectos de este sector, que representa nada más y nada menos que el 91,5% de las unidades productivas del país, pero que concentra solo el 6,2% de los ingresos que son volcados a la economía entre las 271.169 empresas censadas. Por otro lado, las grandes empresas representan el 2,6% de las unidades económicas, pero concentran el 89,8% de los ingresos, es decir, los números dan cuenta de que existe un problema de competitividad en las mipymes que se puede revertir a partir de la capacitación.

    En cuanto a generación de empleos, el aporte de las mipymes tampoco es menor, ya que el 53% de los ocupados en el país están en el sector, es decir, más de 1.700.000 trabajadores, pero en un nivel superlativo de informalidad, visto que solo el 14% de ellos acceden al seguro social. Los costos y la burocracia que implica la formalización de empresas en Paraguay hacen que muchas mipymes permanezcan en negro, lo que a la larga atenta contra ellas mismas porque no pueden acceder a condiciones crediticias ventajosas, por ejemplo, coinciden estudios como Haciendo Negocios, del Banco Mundial.

    Las estadísticas son lapidarias. Hoy por hoy, solo 1 de cada 5 pequeños emprendimientos empresariales sobrevive a los 5 años; la mayoría de los fracasos se da como consecuencia de malas decisiones, como emprender un proyecto a partir de un crédito de consumo, pagando tasas de interés elevadas que hacen que encontrar el punto de equilibrio del negocio lleve más tiempo. Otro error clásico es tener una misma caja para la actividad laboral y personal, es decir, pagar el supermercado de la casa con la caja del negocio. También hay dificultades a la hora de dar a conocer el nuevo negocio, la falta de innovación y el acceso al crédito.

    En fin, son varios los aspectos que se deben tener en cuenta a la hora de crear la propia empresa, de ahí que el Estado debe apostar a la profesionalización del sector, cuya consecuencia será la generación del círculo virtuoso del trabajo, el ahorro y la inversión.

    Hoy este sector es el responsable del 53% de los empleos en el país, pero por falta de profesionalización, solo el 15 por ciento de las mipymes logran superar la barrera de los 5 años de vida. De ahí la importancia de que el Estado habilite un canal permanente para apoyar a los emprendedores que deciden dar el salto hacia su propio negocio.

    http://www.ultimahora.com/notas/559908-El-Estado-debe-apostar-a-las-micro-y–pequenas-empresas

    Publicado por jotaefeb | 15/09/2012, 7:13 AM
  3. IRP: préstamos y financiaciones

    Por Nora Lucía Ruoti Cosp.

    Continuando con el tema del Impuesto a la Renta Personal, una de las principales dudas de la ciudadanía, y también un tema que debe considerarse con mucho cuidado, es el tratamiento que tienen los préstamos y financiaciones que se obtuvieron antes de la vigencia del IRP, así como una vez que se es contribuyente de este impuesto.

    / abc color

    A continuación realizaremos un análisis del tratamiento aplicable a los diferentes casos que se pueden dar con los préstamos.

    Recordemos que, de acuerdo al Art. 10º numeral 3 de la Ley Nº 2421/04, el método de imputación de los gastos en el IRP es el de lo efectivamente pagado dentro del ejercicio fiscal; sin embargo, la reglamentación ha dispuesto un tratamiento especial, tanto de los préstamos financieros obtenidos antes y luego de la vigencia de la Renta Personal, como también de las compras a crédito.

    Al respecto, el Artículo 32º del Decreto Nº 9371/12 establece que en el caso de obtención de préstamos y financiaciones:
    a) Las amortizaciones o pagos de capital por los préstamos obtenidos de terceros no son deducibles ni como gasto ni como inversión.

    En cambio, serán deducibles como gastos los pagos por concepto de intereses, comisiones y otros recargos, siempre que el destino dado al dinero obtenido en préstamo sea un gasto o inversión deducible del IRP.

    b) En las compras a crédito (financiaciones), cuando se traten de créditos otorgados por el propio vendedor del bien o servicio que constituyan gastos o inversiones en el IRP, podrán deducirse como tales los pagos efectivamente realizados a cuenta del bien o servicio; y
    c) Las adquisiciones de bienes o servicios abonados con tarjeta de crédito serán deducibles según el comprobante de venta que respalda dichas operaciones.

    El extracto de la tarjeta de crédito es válido al solo efecto de la deducción de los intereses y demás gastos administrativos cobrados por el ente emisor de la tarjeta.

    Asimismo, el Artículo 36º, inciso h, del Decreto Nº 9371/12 establece que no serán deducibles las cuentas por pagar generadas antes de la vigencia del presente impuesto.

    Pero los intereses por pagar sobre dichas obligaciones serán gastos deducibles.

    No deducibilidad de la amortización del capital
    Con base en las normas mencionadas y el principio general de que no es posible deducir un gasto o una inversión dos veces, las amortizaciones de capital en ningún caso son deducibles, puesto que el préstamo obtenido será utilizado para la compra de un bien o el pago de un servicio, y será en este momento en el que se deducirá el gasto con la factura correspondiente.

    Si se permitiera deducir la amortización del capital de un préstamo, se duplicaría la deducibilidad, pues por un lado se deduce el pago en este concepto y, por otro, el pago que se realiza con el préstamo.

    Para recordar: La obtención de un préstamo no se considera un ingreso gravado por el IRP, salvo que el acreedor declare incobrable el mismo.

    Deducibilidad de los intereses y comisiones
    Ahora bien, son deducibles los intereses y las comisiones que se paguen exclusivamente por préstamos utilizados para compra de bienes y servicios que serán utilizados para gastos e inversiones deducibles en el IRP.

    Es decir, se adopta la teoría de que lo accesorio (intereses y comisiones) sigue la suerte de lo principal (préstamo utilizado para compra de bienes o adquisición de servicios deducibles del IRP).

    Sin embargo, si un contribuyente del IRP obtuvo un préstamo antes de la vigencia de dicho impuesto, no podrá deducir la amortización del capital, pero sí los intereses o comisiones que pague relacionados a este préstamo.

    Si el préstamo se obtuvo siendo contribuyente del IRP y el mismo ha sido utilizado en un gasto deducible del IRP, también lo serán las comisiones o intereses pagados relacionados a este préstamo.

    Compra con tarjetas de crédito o financiadas por el proveedor
    Si en un comercio se utiliza la tarjeta de crédito, a los efectos tributarios, la compra se realiza al contado y el comercio expide la correspondiente factura, la cual debe ser utilizada para deducir el gasto o la inversión.

    El emisor de la tarjeta de crédito es el que financia la compra, cobrando, además, intereses y comisiones. Es por ello que el extracto de la tarjeta de crédito solamente sirve para deducir el interés y la comisión. Esta es una gran novedad en materia de documentación.

    Distinto es el caso de que la compra sea financiada por el propio proveedor del bien o servicio, es decir, el comercio vende un bien financiado o en cuotas.

    En este caso, el mismo expide una factura “a crédito” y por el pago de cada cuota otorga el correspondiente “recibo de dinero”. En estos casos, recién en esta oportunidad (emisión del recibo de dinero por el pago parcial) se considera realizado efectivamente el pago, correspondiendo la deducibilidad de las cuotas que se pagaron en un ejercicio fiscal.

    Publicado por Anónimo | 20/08/2012, 10:34 AM
  4. El IRP y la transparencia en el manejo del dinero público

    La entrada en vigencia del Impuesto a la Renta Personal (IRP), además de significar un oxígeno importante para el Estado en materia de recaudación, permitirá también la formalización de la economía del país. La aplicación eficiente de esta ley tendrá efectos transformadores en diferentes ámbitos. Una novedad interesante es que lo recaudado en este concepto será destinado al financiamiento de las obras de infraestructura.

    Esto puede traer aparejada la dinamización de la economía. Está demostrado que las obras públicas, a la par de generar fuentes de trabajo, contribuyen a dotar al país de construcciones que pueden favorecer al desarrollo. El Paraguay necesita de puentes, caminos y rutas en condiciones para que los productores puedan llegar a los centros de comercialización con el fruto de su sacrificio. Es una ofensa que a estas alturas, numerosas comunidades del país todavía sigan aisladas por la falta de caminos, o por puentes precarios.

    Pero tal vez, el efecto más importante que tendrá en la sociedad en general la aplicación de este impuesto será, a mediano plazo, el fortalecimiento de la participación ciudadana. Nuestro país se caracteriza por su baja carga tributaria. Estamos todos acostumbrados a no pagar los impuestos, a evadirlos y protestar cuando quiere imponérsenos algún tributo. Pero paralelamente a estas quejas, todos los días somos víctimas de los malos servicios en las instituciones públicas, con hospitales sin equipos ni medicamentos, escuelas precarias, rutas mal construidas y puentes maltrechos. Cuando la gente paga sus impuestos, se siente con derecho legítimo de exigir a sus representantes la buena utilización de esos recursos. La corrupción en las instituciones públicas en gran medida goza de buena salud, gracias a la impunidad que consigue, porque los ciudadanos no exigimos transparencia en el manejo de la plata del Estado.

    Por supuesto, al no pagar nuestros impuestos no tenemos autoridad moral para exigir transparencia y todos terminamos siendo víctimas de un círculo vicioso de evasión, corrupción, impunidad y complicidad ciudadana.

    Alguna vez los funcionarios públicos paraguayos deben entender que son servidores públicos, que es la ciudadanía la que les paga el sueldo y que por ese motivo están obligados a brindar un buen servicio, un excelente trato y sobre todo transparencia en el manejo de la plata pública cuya administración les fue confiada. Hasta ahora las instituciones públicas son manejadas como feudos privados, operados por caciques que consideran una ofensa que la ciudadanía les pida rendir cuentas de sus actos.

    http://diariovanguardia.com.py/component/content/article/98-editorial/33557-el-irp-y-la-transparencia-en-el-manejo-del-dinero-publico.html

    Publicado por jotaefeb | 08/08/2012, 6:18 AM
  5. ¿Seré contribuyente del impuesto a la renta personal?

    Por Nora Lucía Ruoti Cosp.

    Evidentemente este es el tema del momento. Hay mucho que aprender, y como siempre recomendamos que estos temas sean considerados personalmente por los posibles afectados, personas físicas.

    Pero este impuesto también afectará a todos los contribuyentes del IVA, propietarios de inmuebles que los dan en alquiler, pequeñas empresas unipersonales, tanto del Imagro como del Iracis, y en general a todos aquellos que desde el año 2006 están obligados a expedir facturas por toda operación cuyo valor sea superior a G. 20.000 y que no han cumplido con esto.

    ¿Quiénes serán contribuyentes? He aquí el primer gran error conceptual. Existen tres categorías de contribuyentes, dos de ellas lo serán desde el primer día de vigencia de la Renta Personal, lo cual puede ocurrir cuando el Poder Ejecutivo lo determine, dentro de los 90 días de promulgada la ley.

    Personas físicas con domicilio en Paraguay Serán contribuyentes si desde el día en que rija el IRP hasta el 31 de diciembre de 2012 obtengan “ingresos gravados” que superen los G. 198.987.840. (Rango incidido)

    Sociedades simples Serán contribuyentes inmediatamente desde que rija el IRP, sin necesidad de llegar al rango incidido.

    Personas físicas no domiciliadas en Paraguay Serán contribuyentes inmediatamente desde que rija el IRP, sin necesidad de llegar al rango incidido.

    ¿Se pagará por lo que suma para el rango incidido?

    Jurídicamente, el rango incidido, terminología utilizada en el derecho tributario brasilero, hace que una persona adquiera la calidad de contribuyente a partir del momento en que sus ingresos lleguen a dicho monto, y estos ingresos se deben considerar para la liquidación del impuesto a la renta personal.

    Al respecto, se podrían dar dos alternativas:

    Alternativa 1: Sumatoria para el rango incidido Por los ingresos que suman para el rango incidido no se paga el IRP.

    Alternativa 2: Sumatoria para ingresos gravados, luego de superado el rango incidido Se paga el IRP por los ingresos que suman para el rango incidido y los demás hasta el 31 de diciembre.

    Cabe advertir que las anteriores reglamentaciones adoptaron el criterio de la alternativa 1.

    Vemos un ejemplo:

    El Poder Ejecutivo decreta que el IRP entrará en vigencia desde el 1 de setiembre de 2012.

    Juan Pérez obtiene ingresos gravados desde el 1 de setiembre al 25 de octubre por G. 198.987.840, con lo cual ha alcanzado al rango incidido y debe inscribirse como contribuyente.

    Posteriormente, a partir del 26 de octubre y hasta al 31 de diciembre tuvo ingresos gravados por G. 80.000.000.

    Si la nueva reglamentación establece que se debe aplicar la alternativa 1, solamente estará gravada por el IRP la suma de G. 80.000.000, a la que se deberán restar todos los gastos deducibles que se generen desde el 26 de octubre.

    Ahora bien, si la nueva reglamentación adopta la alternativa 2, estarán gravados los ingresos que obtuvo Juan Pérez desde el 1 de setiembre al 31 de diciembre, es decir, la suma de G. 198.987.840 y G. 80.000.000, y le servirán como gastos deducibles las facturas que tengan su nombre y cédula de identidad y/o RUC, desde el 1 de setiembre, aún cuando en dicha fecha no era todavía contribuyente.

    Jurídicamente, lo correcto es aplicar la segunda alternativa, por lo tanto, la recomendación es que, como siempre se debió hacer, y es obligación de todo ciudadano paraguayo, se exija la factura o ticket legal con los datos de la persona física, desde ahora.

    ¿Qué se suma para el rango incidido?

    Aquí también hay una gran confusión, puesto que muchas personas físicas dicen: “A mí no me afecta esto porque yo no gano y no voy a ganar más de G. 198.987.840, sin embargo, hay que entender que hay seis categorías de ingresos por los cuales se pagará el IRP, que en forma resumida presentamos a continuación (ver cuadro):

    Por lo tanto, la simple venta de un inmueble o su vehículo u otros ingresos ocasionales pueden hacerle contribuyente este año, por eso le recomendamos que esté siempre atento.

    Hecho generador Ingresos que suman para el rango incidido Renta Bruta

    Renta del trabajo personal Ejercicio de profesiones, artes, oficios, ocupaciones u otros servicios personales dependientes e independientes, incluyendo remuneración de personal superior. El 100% del personal superior, sueldos, salarios, honorarios, dietas, comisiones, otras remuneraciones.

    Renta de participación empresarial El 50% de dividendos, utilidades y excedentes de accionistas y socios de empresas que pagan Iracis o Imagro. El 50% del monto recibido por accionistas de SA, socios de SRL, excedentes recibidos por socios de cooperativas.

    Renta de inmuebles Venta de inmuebles situados en Paraguay. Renta Neta presunta: 30% del valor del bien o diferencia entre el precio de compra y venta, el que fuera menor.

    Renta financiera Intereses, comisiones, rendimientos de capital gravados. Se puede ahorrar el 15% de la ganancia en bancos, cooperativas, financieras.

    Otros ingresos de fuente paraguaya no gravados por el Iracis, Imagro o IRCP y otros Venta de cualquier bien del activo del contribuyente. Si los ingresos superan 30 salarios mínimos anuales (G. 49.746.960).

    Próxima entrega: Otra gran discusión. Dividendos y utilidades del 2011 que deben ser distribuidos en el 2012, ¿estarán gravados?

    Publicado por Anónimo | 15/07/2012, 7:32 AM
  6. ES NECESARIO QUE LA POLÍTICA NO ENTURBIE EL DIRECTORIO DEL BCP

    El Banco Central es un organismo de tal relevancia en la estabilidad económica del país, que no puede estar supeditado a cupos de partidos políticos ansiosos de ocupar cargos, pero no de servir al país, ni continuar funcionando sin la totalidad de los integrantes de su directorio. Postergar la decisión sobre la base de la negociación de cuotas políticas es exponerse a perder, en corto tiempo, los resultados positivos logrados en materia de macroeconomía. Es necesario, sí, llenar cuanto antes las vacancias, para que las decisiones de la banca emisora de monedas y fiscalizadora de las instituciones financieras adquiera carácter de plena legalidad. El Senado tiene que elegir a los más capaces, no a los mediocres que van a ocupar puestos solo para acatar directivas de sus partidos.

    Uno de los grandes desafíos de la difícil coyuntura histórica que vive el país es hacer que las instituciones del Estado funcionen conforme a parámetros de servicio a la República, no de acuerdo con los intereses de los partidos políticos, que se mueven con base en el incremento de espacios de poder.

    El Gobierno de Federico Franco y el Senado tienen una oportunidad para demostrar si se juegan por el cambio o si están dispuestos a hacer concesiones que harán transitar al Paraguay por la misma senda de las perjudiciales componendas políticas de siempre. Se trata de la conformación del directorio del Banco Central del Paraguay (BCP).

    El Banco Central -de acuerdo con la ley que lo rige- es un “organismo de carácter técnico” que cuenta “con autarquía administrativa”. Sus principales objetivos son “preservar y velar por la estabilidad del valor de la moneda y promover la eficacia y estabilidad del sistema financiero”.

    Por lo tanto, la salud económica depende de la sabiduría de las decisiones de sus líderes. Cualquier mal paso puede disparar los índices inflacionarios, reducir drásticamente los niveles de la reserva internacional, desequilibrar el sistema financiero y provocar desastres, cuyo impacto más fulminante y catastrófico recaerá en las mayorías desposeídas o muy endebles.

    Se comprende, entonces, por qué son tan delicadas sus funciones y cuál es la razón por la que necesita, con suma urgencia, llenar los requisitos institucionales de su directorio, sin permitir que la injerencia política incida de manera negativa en su estratégico quehacer.

    Ya se tiene una triste experiencia del costo de la politización del órgano colegiado de dirección después de marzo de 1999. Esa situación, sin embargo, se ha ido revirtiendo hasta llegar, de nuevo, a conformar un equipo de elevada calificación técnica, no atada a compromisos de naturaleza partidaria. Lo ideal es que se perfeccione esa tendencia.

    Actualmente, sin embargo, con tres vacancias en el directorio -solo dos son hoy los que ejercen sus cargos dentro del plazo legal que marca la ley-, se ciernen negros nubarrones sobre la continuidad de ese modelo que hasta ahora, con sus luces y sombras, ha sido exitoso.

    Siendo pragmáticos, es necesario reconocer que en cualquier designación que el Senado haga a propuesta del Ejecutivo, los partidos políticos tendrán que intervenir necesariamente. El tema no es que no participen, sino que sus candidatos sean lo suficientemente calificados como para sumarse a la conducción del BCP, sin rendir cuentas ni pleitesía a quienes los candidataron. El bienestar del país requiere que se obre con ese sentido de responsabilidad.

    La prioridad es regularizar el funcionamiento del directorio del BCP con cinco miembros, y también evitar que el chantaje de algún partido político enturbie un proceso en el que todos los sectores tienen que cooperar para que avance y no para que sobrevenga un estancamiento o, mucho menos, un deplorable retroceso.

    http://www.ultimahora.com/notas/544929-Es-necesario-que-la-politica-no-enturbie-el-directorio-del-BCP

    Publicado por Anónimo | 14/07/2012, 8:43 AM
  7. ABUNDANTES RECURSOS

    En un futuro muy próximo, el Gobierno Nacional contará con ingentes recursos que le permitirán encarar muchos proyectos fundamentales para nuestra sociedad y que se encuentran varados por diversos motivos desde hace mucho tiempo.

    Con la aplicación a partir de agosto del Impuesto a la Renta Personal (IRP), por ejemplo, el Poder Ejecutivo podrá contar en un primer año con US$ 35 millones adicionales. A estos fondos hay que sumarle también el paquete de proyectos económicos por valor de US$ 480 millones que se están en estudio en el Parlamento.
    En este paquete se incluyen préstamos y donaciones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Fonplata y de la Comunidad Andina que deben destinarse a obras de infraestructura, al Ministerio del Interior, a la Agencia Financiera de Desarrollo, a la Secretaría del Ambiente, al Ministerio de Agricultura, al Banco Nacional de Fomento, al Ministerio de Obras Públicas y a la construcción del metrobús.

    El Congreso debe tratar también la ley que crea el organismo que administrará los fondos de Itaipú, los cuales han experimentado un notable crecimiento tras el acuerdo del año pasado con el Brasil por el cual se reajustó el monto de compensación por la energía que nuestro país cede en la hidroeléctrica binacional. Los US$ 240 millones adicionales que nuestro país recibe de Itaipú se distribuirán de la siguientes manera, según el proyecto del Ejecutivo: 60% para la administración central, 30% para los gobiernos departamentales y 10% para un fondo de estabilización económica. Es decir que otros US$ 140 millones –correspondientes a la parte asignada a la administración central– se sumarán a las cifras antes mencionadas.

    Con estos recursos frescos, el Gobierno tendrá una excelente oportunidad para impulsar con energía los planes de infraestructura y de crecimiento económico que espera la ciudadanía. La buena sintonía existente hoy entre el Poder Ejecutivo y el Legislativo abre la posibilidad de acelerar la aprobación de este paquete de fondos que deben orientarse a la solución de los problemas de la población.

    Un trabajo serio y de completa y patriótica dedicación a resolver los problemas que afronta la ciudadanía es el mejor legado que podrá dejar el gobierno del doctor Federico Franco, al que le queda poco más de un año en el Palacio de López.

    Las autoridades deben estar alertas, sin embargo, ante la magnitud de los recursos que se manejan. La corrupción y la venalidad son males que corroen al sector público y están muy lejos de haber sido desterrados. Los últimos cambios en el timón del Ejecutivo no significan ni de lejos que estos gravísimos problemas del Estado paraguayo se hayan resuelto o siquiera se hayan atenuado.

    No faltarán funcionarios que quieran aprovecharse de la situación y llenarse los bolsillos con el dinero público o políticos y candidatos que busquen explotar los recursos del Estado para sus campañas, a escasos meses de las elecciones generales. Por esa razón, es crucial que se mantenga el más férreo control en la gestión de estos proyectos.

    De lo contrario, el castigo que recibirán Franco y su partido en las elecciones del 2013 por parte de la ciudadanía puede ser verdaderamente histórico.

    http://lanacion.com.py/articulo/80258–abundantes-recursos.html

    Publicado por Anónimo | 11/07/2012, 6:12 AM
  8. Papá Estado, solucióname todo, pero no me pidas nada

    Por Nora Lucía Ruoti Cosp.

    Días pasados tuve la oportunidad de participar de una charla debate sobre los recientes acontecimientos, organizada por una cooperativa, en la que disertaron Ricardo Rodríguez Silvero y Pablo Herken.

    Ambos expositores coincidieron en que el nuevo gobierno recibe el país en una condición macroeconómica que no ha tenido precedentes en nuestro país, pues:

    - Tenemos una inflación acumulada del 2,3%.

    - Tenemos reservas internacionales por más de 4.780 millones de dólares estadounidenses.

    - Tenemos una política para controlar la inflación.

    - El Estado hace más de ocho años cuenta con superávit fiscal.

    - Se prevé un crecimiento para el 2013 de por lo menos 4,5%.

    Pero lo que siempre llama la atención es cómo con una macroeconomía tan estable y un crecimiento económico del país considerable, continúe habiendo tanta cantidad de pobres e indigentes, personas desocupadas y subocupadas y, sobre todo, qué hace el Estado para solucionar problemas de salud, educación, infraestructura, seguridad y otros.

    La gran discusión de los asistentes y el reclamo general se centraba en: ¿Qué deben hacer las nuevas autoridades para que eso cambie? ¿Por qué el Estado no hace esto o no hace aquello? “Hay que hacer esto, hay que hacer aquello”. Y, como siempre, yo me preguntaba:

    ¿Por qué siempre esperamos que Papá Estado nos solucione todo? ¿Nosotros no amamos a nuestro país para poner nuestro granito de arena? ¿No debemos ser nosotros quienes ejecutemos el “hay que”?

    Cuando se hablaba de alguna propuesta de pagar más impuestos, de contribuir para un mejor control, peor aún, buscamos todo tipo de excusas: primero dame salud, educación, infraestructura y luego recién exígeme.

    En esta oportunidad, como en muchas otras veces, ratifiqué que la mayoría de los ciudadanos esperamos que el Papá Estado solucione todos los problemas; sin embargo, cuando se nos pide pagar los impuestos que corresponden para poder hacer frente a esos problemas, exigir factura legal, comprar solo de los proveedores documentados, o se nos solicita ayuda para programas educativos, provisión de alimentos a los niños, cooperación en la limpieza de nuestros barrios, entre otras, “no damos nada” o lo hacemos esporádicamente, con lo cual no es posible solucionar el problema. ¿Donde está la responsabilidad civil empresarial y de las cooperativas?

    Si bien es cierto que el Estado no puede delegar las funciones que le son inherentes por mandato constitucional, especialmente en lo relacionado a educación, salud, infraestructura y seguridad, no hablamos de que los ciudadanos, las empresas, cooperativas y otras asociaciones de la sociedad civil sustituyan las labores del mismo, sino que colaboren activamente con él, realizando hechos concretos con planes a largo plazo.

    Basta ya de consultorías, basta ya de la firma de acuerdos de cooperación; lo que nuestro país necesita es, como dice el dicho: “Hechos, no palabras”. Hay algunos proyectos interesantes que han tenido continuidad por parte de la sociedad civil, pero desde mi punto de vista, podemos y debemos hacer mucho más.

    Los atentos socios de la cooperativa que asistían a dicha conferencia manifestaron también su preocupación por la gran cantidad de niños con malnutrición y desnutrición que tiene nuestro país; sin embargo, si bien es obligación del Estado luchar para que ella disminuya, resulta muy cómodo para todos quedarnos a mirar y exigir que ellos solucionen los problemas.

    Y entonces me pregunté: ¿Qué hacen las cooperativas y sus socios para reducir estos problemas? Simplemente, a modo de ejemplo y sin excluir a otros sectores, pensé en voz alta qué pasaría si cada socio de la cooperativa se ocupara de un niño en estado de malnutrición.

    Fijémonos en algunos datos: en nuestro país, al cierre de 2011, existían un total de 938 cooperativas, que nuclean en total a 1.316.523 socios. Los activos de las cooperativas más grandes del país, tipificadas como A, que son 41, crecieron 2,2% durante los primeros tres meses de 2011.

    El volumen de dinero que manejan estas 41 entidades solidarias alcanzó 11,152 billones de guaraníes al 31 de marzo de 2011, superior a los G. 10,914 billones de guaraníes observados a finales de 2010.

    ¿Y las entidades educativas que cuentan con exoneraciones impositivas?

    Las instituciones educativas gozan de inmunidad fiscal, de manera que los alumnos no abonen impuestos ni siquiera en forma indirecta. ¿No sería una forma de demostrar una responsabilidad social efectiva que, por ejemplo, las universidades, sabiendo de la necesidad que tiene nuestro país de contar con personal de mandos medios que no pueden acceder a una educación universitaria, establezcan u ofrezcan en forma gratuita cursos de nivel técnico con rápida salida laboral en zonas del país donde las personas no pueden acceder a ellos?

    Muchas empresas piden que, en lugar de pagar impuestos, se pueda destinar dicho monto para proyectos sociales. Es que esto es imposible cuando la carga impositiva es tan solo del 10% en caso de que no se distribuyan utilidades

    No deseo generalizar, pues hay empresas, empresarios y también ciudadanos responsables que llevan a cabo actos reales y efectivos de responsabilidad social, de ayuda al Papá Estado, pero la tarea debe ser de todos, aun cuando nuestra contribución sea “pedir factura”, dar un vaso de leche, ensenar a un niño a “pescar”, no darle el “pescado”.

    Exijamos al Estado, pero actuemos coherentemente y pensemos: ¿qué acto concreto puedo hacer yo para reducir la pobreza, para generar puestos de trabajo, para educar a los jóvenes, etc., etc., etc., y no simplemente “esperar” qué hacen las nuevas autoridades y las que próximamente asumirán.

    * Asesoría Jurídica Tributaria Integral
    http://www.ruoti.com.py

    Publicado por Anónimo | 09/07/2012, 10:39 AM
  9. LOS “SÍ” Y LOS “NO” EN MATERIA DE CREACIÓN Y ADMINISTRACIÓN DE IMPUESTOS

    Analizando algunos aspectos relevantes que el nuevo gobierno de transición debe tener en cuenta en materia de administración y creación de tributos, no solo para recaudar más y mejor, sino además para lograr que los productos paraguayos puedan ser “competitivos” en los mercados internacionales y nacionales, se puedan crear nuevas fuentes de trabajo y, sobre todo, para cumplir uno de los objetivos primordiales de los impuestos: “La redistribución de las riquezas”, y de esta manera tratar de reducir la pobreza y la desigualdad, ponemos a consideración alguno de ellos.

    Formalización de los informales

    La formalización de los informales es uno de los principales problemas que tienen las Administraciones Fiscales, y más todavía en nuestro país, donde la informalidad y el “así nomás” son la regla.

    Como Ud. sabe, el Impuesto al Valor Agregado (IVA) es el impuesto más injusto que existe, pues se trata de un impuesto al consumo, que es pagado en la misma medida tanto por el que tiene altos ingresos como por aquellos que apenas tienen para sobrevivir. En nuestro país este es el impuesto que más recauda (52% de la recaudación), y es el que mayor índice de evasión tiene debido a la informalidad en la emisión de las facturas y en la declaración tanto de las operaciones de compras como de ventas.

    Por ello resulta fundamental seguir con el proceso de formalización de la economía y contar con un sistema tributario más justo, y ello solo será posible con la implementación del Impuesto a la Renta Personal.

    La necesaria implementación del Impuesto a la Renta Personal
    La aprobación del Impuesto a la Renta Personal es un gran paso dado por el Poder Legislativo. Ahora la GRAN TAREA de la Administración Tributaria será ponerla en vigencia.

    Para ello será necesario que se trabaje “en serio” en la redacción y aprobación de una nueva reglamentación coherente y que cumpla con el principio de seguridad jurídica, tanto para la Administración como para los contribuyentes.

    Esto ha sido una gran falencia de las administraciones anteriores, que no fueron capaces de crear reglas claras. En efecto, todas las reglamentaciones dictadas del IRP eran bastante difusas y poco claras; no se tenía certeza plena de cuáles eran las bases imponibles para algunos ingresos, la deducibilidad de ciertos gastos presentaban incoherencias, lagunas y mucho más. Confiamos en que la nueva Administración será capaz de hacerlo convocando a los mejores técnicos y logrando el apoyo de la ciudadanía en general, de los sectores públicos y privados y respondiendo a todos los “mitos” de la Renta Personal.

    ¡¡¡Basta de facturas sin nombre!!!
    Otra de las cuestiones fundamentales que debe prever la reglamentación del IRP es crear mecanismos de control cruzado de datos de manera que todos los contribuyentes declaren lo que corresponde.

    Una de las formas relativamente fáciles de hacer esto y cuya APLICACIÓN INMEDIATA sugerimos es que todas las facturas identifiquen al adquirente o comprador con su nombre y apellido, o cédula de identidad, y si se trata de empresas, con su denominación social y RUC, tal como lo prescribe expresamente el Artículo 85 de la Ley 125/91.

    El cumplimiento de lo dispuesto “por ley” había dejado de ser exigida por decretos reglamentarios con el fundamento de que esto resultaría bastante difícil, pues la economía estaba muy poco formalizada y muchos de los ciudadanos contaban con cédula de identidad. Esto simplemente fue una excusa.

    Hoy lo que sucede es que un comerciante compra bienes pidiendo facturas sin nombre, puesto que si el proveedor es informante del HECHAUKA, la SET sabrá lo que dicho comerciante compra y podrá cruzar dicha información con lo que vende, o incluso detectar contribuyentes no inscriptos en el RUC.

    ¿Cómo justifica un profesional de cualquier rama que trabaja en forma independiente con oficinas, secretaria y una infraestructura buena que su facturación en concepto de “honorarios profesionales es tan solo G. 3.000.000, si la SET sabe, porque el Sistema Hechauka le brinda dicha información, que en ese mes compró bienes y servicios por valor de G. 10.000.000 en XXX supermercados, XXX farmacia, XXX restaurante, XXX tienda de ropa?

    Si la Dirección General de los Registros Públicos informa a la SET sobre todas las ventas de propiedades inscriptas, y su valor, cruzando datos con catastro, Municipalidades, entre otros, ¿será tan difícil controlar? Y ni qué decir la gran cantidad de personas físicas que se dedican a alquilar inmuebles y no se hallan inscriptas.

    Por ello decimos sí al Impuesto a la Renta Personal y a una reglamentación clara, precisa y dentro del marco de seguridad jurídica. SÍ a la identificación de todos los adquirentes de bienes y servicios, sean o no contribuyentes como instrumento de control.

    Los “no” de la Administración
    Algo que categóricamente es un “no” que debe considerar la SET es la creación de impuestos que graven la exportación de ningún tipo de producto, tales como soja, carne, maíz, algodón, trigo, etc. Cabe resaltar que esta clase de impuestos recaerían finalmente sobre el productor agropecuario y no sobre los exportadores, puesto que serán ellos los afectados. Con esta clase de impuestos no saldremos adelante.

    Si el gobierno desea fomentar la industrialización, lo que debería hacer, y consideramos un “sí”, es la incentivación y promoción no solamente fiscal, sino desde distintos ámbitos, como previsionales, municipales, etc., de la industria. Con esto se conseguirá una mayor recaudación y efecto multiplicador en la economía bastante importante, debido a la inversión privada en infraestructura, la contratación de mano de obra, etc.

    Asimismo, pretender crear impuestos a las transacciones comerciales, tales como al cheque, transferencias bancarias, etc., el otorgar jubilaciones o pensiones sin los correspondientes aportes, etc., es también un “no”.

    Por eso decimos “no” a creación de nuevos impuestos; “sí” a incentivos para la industria; “sí” a concesiones para mejoras de infraestructuras viales, aeroportuarias, etc.; “sí” a los gastos de capital y “no” a los aumentos de los gastos en sueldos y pensiones.

    Por Nora Lucía Ruoti Cosp.

    http://www.abc.com.py/edicion-impresa/opinion/los-si-y-los-no-en-materia-de-creacion-y-administracion-de-impuestos-423318.html

    Publicado por Anónimo | 08/07/2012, 5:49 PM
  10. RECURSOS PARA INVERTIR

    Con la aprobación del Impuesto a la Renta Personal (IRP) por parte de la Cámara de Senadores, después de haber sido rechazado y postergado en varias ocasiones anteriores, el Estado cuenta ahora con un nuevo mecanismo de recaudación que tiene, además, el efecto de favorecer la formalización de la economía.

    De hecho, muchos técnicos opinan que la transparencia y el ordenamiento derivados de su aplicación son más importantes para nuestra economía que los volúmenes a ser recaudados por el fisco. Si bien fueron introducidas muchas modificaciones al proyecto original, la ley finalmente refrendada por los senadores contiene aspectos sumamente positivos. Entre estos cabe mencionar el artículo que obliga a utilizar lo recaudado a través de este impuesto en inversiones de infraestructura.

    En un Estado como el paraguayo, con una burocracia desmesurada y corroída por el prebendarismo y clientelismo, era fundamental preservar estos nuevos recursos para que no fueran empleados en el pago de salarios y beneficios diversos para los funcionarios y nuevos contratados.

    Las medidas dirigidas a aumentar las recaudaciones fiscales deben tener el propósito de acelerar las obras públicas, mejorar los servicios de educación y de salud y combatir la pobreza extrema y el desempleo. Es inaceptable que el aporte de los contribuyentes se siga destinando a sostener el aparato de la administración pública, gigante, pesado y, en la mayoría de los casos, ineficiente para las tareas más elementales.

    Con la aplicación del IRP, que alcanzará a unas 12.000 personas el primer año según cálculos del Ministerio de Hacienda, el Gobierno contará con fondos frescos para afrontar los problemas más urgentes. De acuerdo con las estimaciones de la Subsecretaría de Tributación, el Estado recibirá alrededor de US$ 35 millones en el primer año de aplicación. Su implementación representa además una excelente señal para inversionistas extranjeros, ya que no hay que olvidar que Paraguay era el último país de la región en no contar con este tributo.

    Una economía ordenada y previsible es la mejor garantía que cualquier empresa o inversor necesita. En definitiva, con una administración eficaz y con una visión estratégica en el uso de los recursos, el IRP y los recursos que genere tienen la potencialidad de convertirse en un instrumento de primer orden para dos objetivos económicos cruciales: la generación de puestos de trabajo y la dinamización del mercado interno.

    La implementación del IRP viene a sumarse a otras resoluciones adoptadas por el Poder Legislativo –como el respaldo al proyecto de metrobús o la próxima integración del directorio del Banco Central– que marcan una mejor relación existente en la actualidad con el Poder Ejecutivo. La clase política tiene la oportunidad de reivindicarse ante la sociedad y limpiar su imagen de cara a la ciudadanía aprovechando estos acuerdos para emprender lo antes posibles los proyectos tantas veces postergados y que apuntan a la solución efectiva de los problemas de la gente.

    El buen gobierno, con acciones a favor de la población, es la forma de reconciliar a la ciudadanía con sus instituciones y representantes.

    http://www.lanacion.com.py/articulo/79816-recursos-para-invertir-.html

    Publicado por Anónimo | 08/07/2012, 5:39 PM
  11. Ni populismo nicorporativismo

    Por Alberto Acosta Garbarino Presidente de Desarrollo en Democracia

    La vida y el progreso en democracia solamente son posibles cuando los tres sectores de la sociedad -el Gobierno, el empresariado y la sociedad civil- consiguen trabajar juntos.

    Los empresarios deben generar riquezas por medio de sus empresas, la sociedad civil debe defender causas por medio de sus asociaciones y el Gobierno debe velar por el bien común por medio de sus instituciones.

    Cuando el Gobierno no cumple su función y se asocia exclusivamente con un sector, se producen conflictos que tarde o temprano nos llevan a la inestabilidad e incluso a la violencia.

    Durante la gestión de Fernando Lugo hubo una clara asociación entre el Gobierno y la sociedad civil. Las personas que eran recibidas por el presidente eran los campesinos, los sindicalistas, los ambientalistas y los carperos, dejando de lado a los empresarios, especialmente a los del sector agropecuario.

    Los temas que el Gobierno privilegiaba eran el cuidado al medioambiente, el frenar la biotecnología y el énfasis en la distribución de la tierra, mientras que el crecimiento de la producción y la generación de riquezas eran casi ignorados.

    Esta asociación gobierno-sociedad civil se llama “populismo” y es lo que está destruyendo a varios países de América del Sur y es lo que se había instalado en nuestro país, especialmente en el campo.

    Con la destitución de Fernando Lugo y la ascensión de Federico Franco a la presidencia del Paraguay, se tiene que tener mucho cuidado de no pasar a la otra asociación, tan perversa como la primera.

    La otra asociación es la del Gobierno con los empresarios excluyendo a la sociedad civil. Esta asociación se llama “corporativismo” y en ella a los negocios particulares les va muy bien, pero a la mayoría de la gente de la sociedad le va muy mal.

    Los problemas de desigualdad en el Paraguay, donde un 2,6% de los propietarios son los dueños del 85,5% de las tierras de nuestro país y los problemas de pobreza donde más de 2 millones de personas viven en condiciones inhumanas, son consecuencias del modelo “corporativista” que nos ha gobernado durante gran parte de nuestra vida independiente.

    Me preocupa que la mayoría de las personas recibidas por el nuevo presidente sean solo los empresarios, brillando por su ausencia los campesinos, los sindicalistas y los ambientalistas, por citar algunos.

    Creo que el gobierno de Franco debe cuidarse de no caer en el “corporativismo” perverso, para lo cual tiene que dar señales claras de que quiere incluir a todos los sectores.

    Me parece bien que los empresarios sean recibidos por el presidente, pero se debe hacer el esfuerzo para que también concurran los dirigentes sociales.

    Es probable que ahora mismo los sectores sociales no acepten la invitación a participar y dialogar, porque están dolidos con la forma en que fue destituido Fernando Lugo y no quieren validar con su participación a los sectores que ellos consideran culpables de lo ocurrido.

    Tengo muchos amigos en la sociedad civil y acepto, comprendo y respeto el dolor que sienten por lo que ha ocurrido.

    Pero ese dolor y tristeza lo sentimos todos los paraguayos de bien, primero porque la gestión de Lugo ha estimulado el enfrentamiento, segundo por la manera legal pero probablemente no legítima de destituirlo y tercero, por el manoseo del que es objeto nuestro país en el ámbito internacional

    Creo que todos tenemos que pasar este periodo de duelo antes de intentar volver a la normalidad. Pero para eso tenemos que cuidar mucho, muchísimo las palabras que utilizamos.

    Palabras como golpistas o traidores a la patria debemos desterrarlas de nuestro vocabulario, porque estas dañan, profundizan nuestras heridas y nos pueden llevar a una espiral de violencia y mayor dolor.

    Ojalá que como sociedad aprendamos de este momento de dolor y que el mismo nos una y no nos divida.

    Publicado por Anónimo | 08/07/2012, 5:18 PM

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

ahora

Click for Asunción, Paraguay Forecast

administrador

Desde Asunción/Paraguay: jotaefeb, buscando el “Yvy Mará Neỹ ” (“la tierra sin mal” de los guaraníes) acá, allá y acullá… guardando retazos de hechos y protagonistas en esta bitácora virtual, para compartirlas.
laovejacien@gmail.com

SIC

El próximo viaje de Diputados será a un Congreso en Madrid para "estudiar español".El problema es si van a caber todos en el avión.15/04/14
Chiqui Avalos

cine paraguayo

archivos

estadísticas

  • 510,430 hits

ENTRE LOS 50 MEJORES

.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 51 seguidores

%d personas les gusta esto: