está leyendo...
País

Paraguay : “Melodías de la basura”

Se llama así porque jóvenes músicos de zonas marginales y de alto riesgo han aprendido a tocar instrumentos construidos con materiales recuperados de la basura, que ellos mismos han creado.

Un digno ejemplo a replicar es el programa Sonidos de la Tierra, dirigido por el director de orquesta Luis Szarán, quién forma a jóvenes músicos en zonas marginales y de alto riesgo con instrumentos construidos con materiales recuperados de la basura con los que realiza “Melodías de la basura”.

Sonidos de la Tierra, es un programa que promueve proyectos de educación musical en zonas marginales y de alto riesgo de Asunción en Paraguay. La idea de hacer instrumentos con materiales reciclados de la basura nació de un padre de familia que al no tener dinero decidió construir un violín con una vieja cacerola usando todo lo que encontraba en la basura y en el se inspiró Szarán para seguir creando este tipo de instrumentos junto a jóvenes muchos de ellos ex pandillleros.

Ahora se encuentran en gira por Europa con sus instrumentos reciclados, con motivo del Bicentenario de Paraguay junto a miembros de la Orquesta Sinfónica de su ciudad y la Orquesta Sinfónica del Paraguay, según información de BBC Mundo.

Esto es Sonidos de la Tierra, alegres “melodías de la basura” desde Paraguay.

BBC

About these ads

Acerca de jotaefeb

Un arquitecto jubilado, buscando el "Yvy Mará Neỹ " ( lo que se podría traducir como “la tierra sin mal” de los guaraníes) acá, allá y acullá... guardando retazos de hechos y protagonistas en esta bitácora virtual, para compartirlas...

Comentarios

Un comentario en “Paraguay : “Melodías de la basura”

  1. El arte como aprendizaje integral

    La noticia llega de la castigada España, inmersa en una crisis dolorosa que afecta a las familias de clase media y baja con una brutalidad feroz. En medio de tantas malas nuevas, uno de los diarios de mayor circulación de ese país rescata una historia diferente: en un colegio, al tocar el timbre de salida, los alumnos dejan los libros de lado y se ponen a trabajar en el proyecto “Lóva”, que les involucra a todos en la creación de una compañía de ópera en la que ellos son los protagonistas.
    Es como un trabajo práctico de largo alcance, un camino que los obliga a acercarse y conocerse mejor, descubrir sus propios talentos como los de sus compañeros para construir juntos la obra que será presentada ante los otros alumnos del colegio.

    Ellos hacen todo lo que tiene que ver con la puesta en escena de una ópera, que siempre implica la participación de numerosos artistas, cantantes, actores y componentes de la parte técnica y de producción. El proyecto “Lóva” (La ópera como vehículo de aprendizaje en el aula) convierte a todos los componentes del aula en protagonistas de una historia que ellos mismos construyen con su propio talento. Guiados por docentes, aprenden sobre todo a trabajar en equipo y a tomar decisiones que beneficien a todos; aprenden a conocerse y respetarse y sobre todo cada uno de esos alumnos ganará la posibilidad de crecer en todo sentido.

    Este proyecto inclusivo recuerda a la experiencia de “Sonidos de la Tierra”, que tanto éxito tiene en nuestro país. Niños y adolescentes de distintas comunidades encuentran en la música un nuevo camino; una oportunidad maravillosa para crecer y aprender en el marco ideal que es la expresión artística. El sistema, nacido en 1975 en Venezuela, cuando el maestro José Antonio Abreu empezó a trabajar para hacer realidad su sueño de formar una orquesta que permitiera a los estudiantes de música llevar a cabo prácticas en conjunto, la experiencia exitosa se ha replicado en muchos países del mundo, como el nuestro. Bajo el pensamiento de Abreu, que siguen personalidades como nuestro maestro Szarán, enseñarles música a niños y niñas de comunidades más pobres económicamente, les beneficia enormemente.

    Los chicos aumentan su autoestima; aprenden a compartir y conocer ; “los niños y adolescentes que tienen un instrumento musical en las manos nunca las usarán para empuñar un arma”, afirman los maestros que dedican sus esfuerzos a la enseñanza.

    En nuestro país, la ya famosa Orquesta con instrumentos reciclados de Cateura, nacida como parte del proyecto Sonidos de la Tierra, es un punto de inflexión hacia la inclusión social a través del arte. Quienes hemos presenciado alguna vez uno de sus conciertos, bajo la batuta de su entusiasta y joven director Fabio Chávez, podemos dar fe de esa maravillosa transformación. Niños y adolescentes de todas las edades, pertenecientes a una comunidad que jamás antes fue asociada con lo positivo encontraron un lugar en el mundo gracias a la música, aunque tuvieran que tocarla con ingeniosos instrumentos realizados con todo tipo de desechos.

    Hoy, luego de trascender fronteras con su arte y entrega, estos chicos hasta se “dan el lujo” de recibir en su centro comunitario del Bañado a los artistas de grupos internacionales que quieren conocerlos, que admiran ese trabajo. También reciben donaciones de instrumentos “de verdad”, con la ilusión de sonar como las orquestas de todo el mundo que sus maestros les mostraron, abriéndoles un camino maravilloso ante sus ojos que comenzaron a recorrer poco a poco y hoy saben que no tiene límites.

    La búsqueda del crecimiento personal a través del arte es una materia que debería estar a la altura de otros proyectos de educación en el futuro próximo. Basta con que los que deben pensar cómo mejorar el nivel de formación de los chicos de este país y alejarlos de las calles y las drogas que tanto daño les hacen a ellos y a la sociedad, se acerquen a conocer y valorar el trabajo de los que llevan tiempo y esfuerzo en esa enseñanza.

    No se trata de tener una población infantil de “músicos” o artistas de otras disciplinas solamente, sino de entender que a través de ese tipo de aprendizaje los chicos incorporan destrezas que los ayudan a mejorar en matemáticas, ciencias, lenguaje; les aportan autoestima y capacidad de integración social, convivencia y respeto.

    Algo que, como país, no podemos darnos el lujo de despreciar.

    http://www.lanacion.com.py/articulo/126180-el-arte-como-aprendizaje-integral.html

    Publicado por jotaefeb | 21/05/2013, 3:16 PM

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

ahora

Click for Asunción, Paraguay Forecast

administrador

Desde Asunción/Paraguay: jotaefeb, buscando el “Yvy Mará Neỹ ” (“la tierra sin mal” de los guaraníes) acá, allá y acullá… guardando retazos de hechos y protagonistas en esta bitácora virtual, para compartirlas.
laovejacien@gmail.com

SIC

He estado revisando y el gasto público ha crecido en % muy por encima del crec del PIB. Con tanta ineficiencia pública esto es inadmisible.24/04/14
Víctor Raul Benitez

cine paraguayo

archivos

estadísticas

  • 512,914 hits

ENTRE LOS 50 MEJORES

.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 51 seguidores

%d personas les gusta esto: