estás leyendo...
País

LA AGRICULTURA Y EL PARAGUAY, UNIDOS EN TODA LA HISTORIA

Dos agriculturas diferentes conviven hoy en el Paraguay. La empresarial que atrae capitales, innovaciones tecnológicas y se integra con fuerza al mercado global; y la campesina que desde los tiempos de la Independencia no pudo despegar a causa de los vaivenes de la política. La historia de la agricultura está marcada por múltiples y destacables acontecimientos en los que intervinieron la decidida acción de hombres y mujeres, inmigrantes, y sobre todo la bondadosa naturaleza que nos privilegia.

La preocupación por mejorar la técnica productiva en la agricultura no es exclusiva de los tiempos actuales. Hace casi 200 años, la Junta Superior Gubernativa  no solo se proponía aumentar la producción agrícola, sino  además dejar de lado el método utilizado en el período colonial, caracterizado por el arado rústico (por lo general, una rama gruesa con vástagos divergentes), una yunta de bueyes y la ausencia de abono.

Sin embargo, este propósito no se concretó ni en aquel entonces ni en la época de Don Carlos Antonio López. En 1847, Juan Andrés Gelly reconocía en un artículo de “El Semanario” que las cosechas “parecen debidas más bien al vigor espontáneo de la naturaleza que al trabajo e industria del hombre”.

Según el Dr. Emiliano Alarcón -experto en temas agrícolas y autor de varios libros  sobre  el sector rural-  durante el periodo que le tocó gobernar al Dr. Gaspar Rodríguez de Francia, la agricultura campesina tomó cierto impulso pero no evolucionó. “En las chacras cada uno producía lo que necesitaba para su consumo porque Francia no permitía la exportación de los productos agrícolas. Si había excedentes, se perdían”, señala.

Alarcón comenta que a inicios del siglo XIX los productos agrícolas principales eran el algodón y el tabaco, seguidos de la mandioca, maíz y el maní. La yerba mate nunca fue un cultivo de los campesinos, estuvo supeditada a los grandes terratenientes que tenían grandes extensiones de montes de donde se la extraía.

Respecto al algodón, el cierre comercial y la imposibilidad de importar telas en la época francista obligaron a un intenso cultivo de este producto para fabricar tejidos con los cuales la población pudiera confeccionar sus vestimentas.

“En cuanto a las hortalizas, si bien entraron con los colonizadores españoles,  la gente del campo no estaba acostumbrada a consumirlas, fenómeno que prácticamente siguió hasta épocas recientes. Sólo se utilizaban la cebolla, ajo, un poco de perejil y el repollo perenne que se  echaba al locro o a los caldos”, indica Alarcón.

Nuevamente la exportación

Con Don Carlos Antonio López la agricultura floreció. El gobierno mostró mucho interés en desarrollar rubros exportables como el tabaco y el algodón.   Documentos de la época dan cuenta que en 1860 se exportaron 5.115.925 libras de tabaco y 6.000.000 de cigarros paraguayos.

“La Guerra contra la Triple Alianza destruyó todo, aunque siempre  se trató de proteger a la agricultura por ser fundamental para la subsistencia. A medida que iban escaseando los hombres, las mujeres se hacían cargo de los cultivos, pero después todos marcharon con el ejército y las chacras quedaron abandonadas. Al terminar la guerra hubo una diáspora, la gente fue transportada  en ferrocarril a sus pueblos y muchos murieron de hambre porque no había nada que comer”, apunta.

Impulso del petit grain

A la guerra siguió un periodo de anarquía política sin que ningún gobierno pensara con seriedad en los agricultores. Así, en el proceso de reconstrucción entran en escena nuevos productos como el  petit grain, un cultivo muy importante para los pequeños productores y que se  desarrolló muy fuerte desde 1870 hasta finales del siglo XIX.

Alarcón dice que en 1896 se puso en funcionamiento la Escuela Nacional de Agricultura, bajo la dirección del sabio Moisés Bertoni. Tuvo una efímera existencia pero de ella egresaron los primeros agrónomos. Uno de ellos fue Juan Aranda Giménez, que puede ser considerado como el padre de la fruticultura en el Paraguay.

Llegada de  inmigrantes

“Paulatinamente comenzó a llegar una importante inmigración de Europa, aunque no todos eligieron la agricultura como actividad. En el 1900 colonos alemanes se instalaron en Hohenau  y luego en la Colonia Obligado en 1912, en Itapúa. Si bien se dedicaron a la agricultura, ellos vivían aislados del país, hablaban su idioma y vestían sus ropas típicas. No hubo integración y tampoco transferencia de sus conocimientos al agricultor paraguayo, por lo menos en forma inmediata. Lo mismo ocurrió con los menonitas, que comenzaron a llegar a finales de la década del 20, y con los japoneses, que se instalaron en el país en 1936 en La Colmena y más tarde en Pirapó”, refiere el Dr. Alarcón.

La naranja paraguaya también tuvo su momento de esplendor. Entre 1910 y hasta 1940 se exportaba principalmente a la Argentina. En el Paraguay había grandes naranjales cuyos frutos eran transportados por mujeres, “las naranjeras”, hasta el puerto de Villeta. De ahí se llevaban en chatas a las ciudades argentinas.

El cultivo a gran escala de hortalizas recién vino en los años 60,  especialmente de la mano de  colonos japoneses y también de algunos agricultores paraguayos.

“En líneas generales el agricultor paraguayo siguió sumido en la pobreza y labrando la tierra con herramientas precarias, en prácticamente todo el siglo XX,  marcado por revoluciones y la Guerra del Chaco”, asegura Alarcón.

Instituciones para el agro

Aires de renovación llegaron a partir de la década del 40 con la creación del Instituto Agronómico Nacional y el Servicio Técnico Interamericano de Cooperación Agrícola, con apoyo de Estados Unidos. Recién con estas instituciones comenzó la asistencia técnica a los campesinos paraguayos.

Al Cnel. Rafael Franco se le debe la creación del Ministerio de Agricultura, uno de sus primeros actos al llegar al poder en 1936. Luego bajo la presidencia de José Félix Estigarribia esta cartera se convierte en Ministerio de Agricultura, Comercio e Industria. En 1950 el Dr. Federico Chaves separó ambos ministerios creando el de Agricultura y Ganadería; y el de Industria y Comercio.

Pese a   estas instituciones -sigue Alarcón-, prácticamente nunca hubo una política seria para el campesinado. Hasta hoy se habla de la reforma agraria y del combate a la pobreza en el sector rural. Cada administración inaugura un plan estratégico, y así  el agricultor campesino siempre estuvo supeditado a los vaivenes de la política.
(continuará…)

A inicios del siglo XIX los productos agrícolas principales eran el algodón y el tabaco, seguidos de la mandioca, maíz y el maní. La yerba mate nunca fue un cultivo de los campesinos, estuvo supeditada a los grandes terratenientes.

La Guerra contra la Triple Alianza destruyó todo, aunque siempre se trató de proteger a la agricultura por ser fundamental para la subsistencia. A medida que iban escaseando los hombres, las mujeres se hacían cargo de los cultivos.

En líneas generales, el agricultor paraguayo siguió sumido en la pobreza y labrando la tierra con herramientas precarias en prácticamente todo el siglo XX, muy marcado por las revoluciones y la contienda del Chaco.

http://www.abc.com.py/nota/la-agricultura-y-el-paraguay-unidos-en-toda-la-historia/

About these ads

Acerca de jotaefeb

Un jubilado, buscando el "Yvy Mará Neỹ " ( lo que se podría traducir como “la tierra sin mal” de los guaraníes) acá, allá y acullá... guardando retazos de hechos y protagonistas en esta bitácora virtual, para compartirlas...

Comentarios

4 comentarios en “LA AGRICULTURA Y EL PARAGUAY, UNIDOS EN TODA LA HISTORIA

  1. El cuento repetido de los ministros de Agricultura

    La agricultura familiar es como el tagua o la rosa del campo a la que cantaba Emiliano R. Fernández: está en vías de extinción. Y si fuéramos más lejos, amo hapópe, también los campesinos minifundiarios —esos que alguna vez tuvieron 10 hectáreas que se fueron achicando en sucesivos repartos a los hijos que no salieron del entorno comunitario— van camino a ser pronto tan solo un recuerdo.

    La desaparición de los cultivos de renta (algodón, naranja agria para la producción de esencia de petit grain, sésamo, tabaco, etc.) debilitó en extremo los de la mera subsistencia (mandioca, maíz, caña dulce y poroto). El resultado es que la vida del kokueséro está cada vez más cerca de la muerte.

    Paralelamente, los animal ogapy (gallinas, patos, chanchos, guineas y pavos) se extinguieron en las ollas y no hubo forma de retener los pequeños hatos de vacas, ovejas y cabras.

    La consecuencia es lo que hoy está a la vista de todos: muchos ya no quieren vivir en el campo, prefieren trasladar su pobreza a las orillas de las ciudades.

    Mientras tanto, no solo con tractores sino con aplanadoras y sierras, la agricultura tecnologizada de los poderosos de la soja y la ganadería avanza a marcha forzada.

    La desolación, el desaliento y la desesperanza de los que piensan que ya no tienen nada que hacer —léase cómo sobrevivir— en sus tierras les son favorables a los que con plata en ristre son voraces tuku que engullen hasta la sombra que encuentran a su paso.

    Los ministros de Agricultura y Ganadería anteriores se han especializado en discursos para el ñemongele’e de los campesi- nos sin remedio. Discurso-pe ohopa. Para las fotografías estuvieron en primera fila; para la acción, en la última.

    El que viene, Jorge Gattini, repite el lugar común al afirmar que les dará prioridad “a los grupos vulnerables de la agricultura familiar”.

    Para fomentar el desarrollo de los pequeños productores, pone énfasis en la organización. En teoría, es el camino adecuado. Pero… ¿y los desorganizados, aquellos que no forman parte de una asociación o de una cooperativa?

    El presidente Cartes habló de oportunidades para todos. Para que eso sea posible, hace falta que, en primer lugar, se recupere la autoestima del pequeño productor. Hoy él está bajo tierra, desalentado en extremo. No ve un horizonte que pueda devolverle al menos algún fragmento de esperanza para seguir anclado en su entorno habitual.

    Para que vuelva a creer que puede sobrevivir y trabajar en el espacio en el que se encuentra perdido, necesita señales concretas del Gobierno.

    La responsabilidad del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) es encontrar cuanto antes la forma de convencer a los que están hartos de ser campesinos por la situación en que se encuentran, para que se queden en su kokue âkâ. Y puedan vivir con dignidad.

    Mario Ruben Alvarez

    http://www.ultimahora.com/el-cuento-repetido-los-ministros-agricultura-n715773.html

    Publicado por jotaefeb | 25/08/2013, 8:01 AM
  2. Otros medios no podian hacerlo mejorGracias

    Publicado por Anónimo | 20/06/2013, 1:23 PM
  3. Me parese muy informatibo para las criaturas

    Publicado por Anónimo | 20/06/2013, 1:19 PM
  4. HECHOS DESTACADOS DEL BICENTENARIO
    La agricultura en el Paraguay (II)

    En esta segunda y última parte de la nota sobre la agricultura en el Paraguay se aborda el desarrollo de esta actividad desde los tiempos de la dictadura de Alfredo Stroessner, el valioso aporte de las misiones técnicas de Taiwán y Japón. Además, un panorama del cultivo empresarial y el desafío que este sector de la economía tiene por delante para seguir creciendo.
    por Nancy Pérez

    Según el Dr. Emiliano Alarcón, ingeniero agrónomo y doctor en genética y estadísticas, durante la dictadura de Alfredo Stroessner, el Ministerio de Agricultura realizó un trabajo técnico muy fuerte. Se salía al campo y el gobierno tenía un programa para el trigo, el algodón, la caña de azúcar, el tabaco, la soja, entre otros rubros.

    “Sostengo que después de 1989, empeoró la situación del campesino porque se cambiaron las reglas de juego. En la época de la dictadura había precios mínimos, los insumos tenían un dólar preferencial más bajo que el dólar del mercado. Esto hacía que el costo de producción disminuyera. Cuando todo esto se suprimió y los costos de producción subieron extraordinariamente, los agricultores se empobrecieron aún más”.

    Cooperación internacional

    En la agricultura paraguaya es de vital importancia la cooperación extranjera. Según datos de la Embajada de Japón, en 1960 la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) adquirió terrenos en el hoy distrito de Pirapó, Itapúa, donde se asentaron 26 familias japonesas, y otras 87.000 hectáreas en Yguazú, Alto Paraná, constituyendo la colonia más grande de inmigrantes japoneses en el país.

    El principal objetivo fue incrementar la producción de soja en el Paraguay. El Gobierno del Japón impulsó la creación del CRIA (Centro Regional de Investigación Agrícola), CEMA (Centro de Mecanización Agrícola) y CEDEFO (Centro de Desarrollo Forestal), en el departamento de Itapúa, con miras a obtener nuevas especies de soja, aptas para el cultivo en el Paraguay, y además ha brindado su asistencia para la construcción de caminos, electrificación y otros numerosos proyectos, para la producción y comercialización de este grano.

    Igualmente en las últimas décadas del siglo XX, la Misión Agrícola de Taiwán –que inició sus actividades en nuestro país en 1971– realizó tareas de apoyo al pequeño productor en las diferentes áreas del país, dando asesoramiento técnico, teórico y práctico, creando más de 30 centros de asistencia técnica en Paraguay. El Gobierno de Taiwán también ha efectuado importantes donaciones para impulsar la agricultura en el país, principalmente para la floricultura y la frutihorticultura.

    Hoy, un sector en crecimiento

    En el año del Bicentenario, todo indica que la agricultura, como sector económico seguirá creciendo. En el 2009, el rubro sufrió una caída del -3,8%; pero de la mano de una exitosa cosecha de soja, en el 2010, este sector se recuperó, llegando a un total de 49,9% en importancia dentro del PIB. Según estimaciones, la cosecha de soja este 2011 será récord.

    Tomando los 13 principales rubros de producción agrícola del país en la actualidad, en la zafra 2009-2010 tuvieron aumento significativo respecto al periodo anterior, la soja, mandioca, trigo, caña de azúcar, poroto, girasol, arroz con riego, sésamo y tártago, mientras que presentaron una reducción, el algodón, el maní, el maíz y el tabaco. Paradójicamente, decrecieron los rubros que fueron los más importantes a inicios de la vida independiente.

    El Marco Estratégico Agrario 2009-2018 del MAG (Ministerio de Agricultura y Ganadería) tiene como premisa y gran desafío que el desarrollo agrario, debe ser diseñado e impulsado, bajo un enfoque que integre el crecimiento del producto interno sectorial, con la dimensión social y ambiental, como concepto central para el desarrollo incluyente y estable del país, superando persistentes asimetrías y exclusiones.

    Dos realidades

    Haciendo un análisis de la situación actual del sector, Alarcón señala hoy dos agriculturas totalmente diferentes en el Paraguay. “Una, la mecanizada que tiene un presente y grandes posibilidades de futuro. La otra es la agricultura campesina que no tiene ni siquiera presente; por lo tanto, no podemos hablar de futuro. ¿Qué haremos cuando haya más campesinos que sigan sin educación, sin alimentación, sin rutas transitables, sin puentes, sin tierra, por la desidia de diferentes gobiernos?”. La agricultura empresarial y tecnificada creció con fuerza por estar en condiciones de utilizar nuevas tecnologías de alta eficiencia. Además –sigue diciendo Alarcón–, la organización en cooperativas de los medianos productores permite comercializar a mejores precios sus productos o comprar insumos más baratos. Incluso, comenzaron a industrializar parte de sus productos dándoles valor agregado.

    Según el experto en Agricultura, el sésamo es el rubro que resulta más rentable al pequeño productor. “El sésamo reemplazó al algodón. Otros campesinos cultivan un poco de todo, pero siguen pasando grandes necesidades. El Gobierno tiene que definir políticas a largo plazo, tiene que invertir en el campo, porque la agricultura en sí no es una solución y puede ser un problema. Teniendo en cuenta que el agricultor tiene muy poco ingreso, hay que reducir el campesinado. En todos los países desarrollados del mundo tienen entre 3 ó 5% de campesinado, el resto está en la industria o en los servicios. En Paraguay, el 40 ó 50% es campesinado”.

    Insiste además en la importancia de diversificar la producción y en entrar fuerte en la agroindustria para transformar los productos del campo y dar ocupación a jóvenes que hoy se ven obligados a emigrar a España, Argentina, Estados Unidos por falta de trabajo: “No evolucionamos. Las instituciones se han creado, pero no han sido fortalecidas, viene un ministro nuevo y cambia todo. La tecnología en la agricultura necesita años de trabajo para ser transferida a los campesinos, pero pareciera que la política es más importante que el conocimiento”, lamenta.

    Pero además, en los últimos años el campesino paraguayo se descompuso a causa del asistencialismo político que llegó a su máxima expresión de la mano de caudillos de cada zona: “Esto es muy perjudicial y ha incorporado factores distorsionantes”.

    Otro gran problema de los últimos años –cuenta– son los dirigentes agrarios que imponen lo que se debe hacer, qué tierra se debe expropiar, a qué agricultores hay que asistir, cuando esas deben ser políticas del gobierno y no de algunos líderes que buscan mejorías y beneficios personales.

    Por otra parte, menciona que la agricultura está caracterizada por su gran aleatoriedad. Hay factores imponderables como las sequías, las plagas, enfermedades, exceso de lluvias o los mercados. El campesino paraguayo no está en condiciones de enfrentar esos problemas, pero aun así, su principal enemigo es la falta de una política de desarrollo rural.

    1- Hoy en el Paraguay conviven dos agriculturas diferentes: La empresarial, que atrae capitales y tecnología, y la campesina, relegada desde hace 200 años a causa de los vaivenes de la política.

    2- Las hortalizas fueron introducidas por los colonizadores españoles; sin embargo, la gente del campo no estaba acostumbrada a consumirlas. Solo se utilizaban cebolla, ajo, perejil y repollo.

    3- De la mano de la soja, la agricultura como sector económico volverá a tener un crecimiento importante en el año del Bicentenario y es uno de los principales renglones de la exportación.

    Publicado por jotaefeb | 11/04/2011, 8:18 AM

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Click for Asunción, Paraguay Forecast

archivos

estadísticas

  • 599,580 hits

Como dijo… (SIC)

Hugo Biedermann M ‏@Hugobie Detesto a la gente que denuncian para su provecho político. Y luego se convierten en encubridores de quienes denuncian al no oficializar. Detesto a diputadas que saben quienes son colegas narcos.Así lo declararon rimbombantemente. Y a la hora de la verdad, sho no se nada viste!

Chiqui Avalos ‏@chiqui_avalos 1- Dir.de SENAVITAT Soledad Gómez se ofendió cuando le preguntaron cuantas casas se construirán este año. Abandonó la conf.de prensa. Piré pererí... 2- Quienes debían ser suspendidos son los genios que "crearon" las tareas para el safari del INTER. Autores morales de potenciales delitos. PREGUNTA INOCENTE:Las empresas que auspiciaron el safari no sabían las reglas?.Nadie las nombra,pero son cómplices de incitar al delito. Si los sponsors no conocian las reglas contra la ley es desidia o complicidad. Si conocian,peor.Asi cuidan sus clientes? 3-No hay fecha para nueva reunión en Yacyreta.Sin remesas y falta de pago crea crisis.Cancillería "espera destrabe",pero no reclama.Al 2015? 4- Ministro de la pobreza Jorge Baruja compra via directa provisiones a precios mayores q en plaza,contra decreto que pretendia bajar costos. 5- Hay una ley sobre los saldos promulgada por el ejecutivo que la CONATEL no impone por oposición de las operadoras.Complicidad o desidia? ESTAFA.Las operadoras se oponen a la resolución de la Conatel, que obliga a acumular datos de los usuarios, por lo que no aplican la medida. 6- ANR se resiste a desprenderse de afiliados con vínculos en el tráfico de drogas.Un cargamento del ex policia Aguedo Lezcano cayó el jueves. Acusaciones llegan hasta Min. Victor Nuñez ( Corte) que dijo no conocer a Acosta,pero lo liberó mediante una sentencia.Negros antecedentes. Nuñez fue carcelero de Tacumbú,Juez de Paz,entró en politica de la mano de W.Ascendió hasta la Corte y amasó gran fortuna.No resiste archivo. 7- Dip. Villalba acusado de defender narcos: "la profesión de abogado tiene 3.000 años" Agregamos: es la 2da. del mundo,pero se parece mucho a la 1ra.

Vladimir Jara (Vlad) ‏@Vlad_Jara No podemos ponerle freno a la actitud de violencia en nuestros niños y jóvenes: bullying, golpizas a niños más indefensos, safaris salvajes. Chicos destrozando un aula en Luque festejando fin de curso; safari animalesco en el Inter. Ahora: un chico con revólver en la mochila.

víctor raúl benitez ‏@victoraulb Neneco mata y es suspendido en registro de la ANR, Ibáñez roba y recibe permiso: consecuencias q reciben practicantes del crimen en Paraguay. Con estas puniciones podemos esperar ¿más o menos crímenes en el país?

Felipe Goroso S. ‏@FelipeGoroso El acceso a la información pública del Ejecutivo pasa por publicar nombres y salarios pero no pasa por informar cuántas casas se entregarán.Vayamos poniendo la gotita al eje discursivo.

Ignacio Martinez: Las vacaciones de Ibáñez. La narco política El archivo del desbloqueo. La insuficiencia de Samaniego. Los cortes de la Ande. Ni la lluvia ni todo ambiente toxico bajaran las ganas por aportar ese granito en pro de dias mejores. ¡Así como es un derecho exigir calidad de vida, es una obligación poner ese granito de esfuerzo personal para hacerla realidad nacional. ¿Ayepa?

Diego R. Ll. #27124 ‏@diegorll Si a tu hijo le expulsan del colegio por malas notas o conducta le tenes q enseñar a aceptar el resultado de sus actos. No se acaba el mundo. Qué tipo de ejemplos lo que dan esos padres a sus hijos que por cualquier cosa ya se van al colegio con abogados? Siempre luego me reventó esa onda de que los hijos hacen lo que quieren y después encima los papas meten un amparo. Pasaba en el San José.

Luis Bareiro ‏@LuisBareiro Parece que hoy si cometes un delito no es necesario contratar abogado para defenderte, basta con el diezmo y un pastor influyente

Hugo Biedermann M ‏@Hugobie La critica a Teleton no es por su obra. Es por la forma que algunos figuretis se aprovechan de la misma.
La obra es brillante.
Así entiendo

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 51 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: